Nacional > Costo de vida

Refugiado volvió a Siria: "Uruguay, muy caro, imposible vivir"

Uno de los refugiados que vino en el marco del plan impulsado por Mujica, volvió a su país

Tiempo de lectura: -'

06 de septiembre de 2018 a las 12:46

Maher Addis, uno de los refugiados sirios que llegó a Uruguay en 2014, decidió volver a su país en guerra porque, según dijo, es imposible vivir con el costo de vida que tiene. El sirio volvió a su país junto con su hijo nacido en Uruguay hace un mes y no considera volver. 

"Allá en Uruguay, un kilo de pan dos dólar. Acá, un dólar, quince kilo de pan. Y mucho más rico", le dijo Addis al diario El País y aseguró que está feliz en su país a pesar de la guerra. 

Addis integra una de las cinco familias que decidió venir a Uruguay, a partir de un plan impulsado por el gobierno del expresidente José Mujica y la Agencia de la ONU para los refugiados (Acnur).

Lea también: Refugiados sirios: quiénes son y por qué se quieren ir de Uruguay

El refugiado sirio es muy crítico con el programa que lo trajo a Uruguay y aseguró que en ningún momento se tuvo en cuenta sus preocupaciones seriamente. "Acá estoy en Siria. Bajo la guerra. Muy bien acá. Muy feliz. Tú sabes: Uruguay, imposible vivir allá, muy difícil, muy caro. Los comerciantes son Alí Babá y los cuarenta ladrones", recalcó, y aseguró que no habló con nadie del gobierno antes de regresar a su país. 

Addis repitió una y otra vez el problema de los costos. “No se puede vivir”, dijo una vez más "Acá en Siria, con un dólar tengo 10 kilos tomate", ilustró.

Lea también: Refugiados sirios abandonaron plaza Independencia y vuelven a Salto

"Hampiones (sic) por cinco dólares. ¿Quiere originales? Diez dólares. Todo barato acá. Vivir muy bien. Ahora acá en mi país estoy mucho más libre. Más que en Uruguay. Casi que se terminó guerra. El problema es a veces no trabajar, pero vivir bien. En Uruguay no tenía para el desayuno. A veces la guerra se hace complicada. Solo a veces. Pero se está terminando", agregó en conversación con el diario. 

El pasaporte uruguayo de su hijo le generó algunas complicaciones para salir de Brasil rumbo a Siria pero finalmente pudo resolverlo. El joven sirio contó que tiene varios amigos en Montevideo con los que todavía habla y les manda videos de su ciudad para mostrarles que allí está todo bien. 

"Nos dijeron otra cosa. El pan es muy caro. Muy. Y tú sabes, a los árabes nos gusta mucho pan para la comida. Allá para vivir bien hay que tener 50 dólares por día. Imposible. Eso acá es ser rico. El programa todo mal. Poca ayuda", explicó.
 

Comentarios