Cargando...
OTAN. Fotografía de archivo

Mundo > La guerra

Alemania se negó a entregarle a Ucrania misiles Patriot por ser “sólo para países de la OTAN”

Polonia le pidió a Alemania que los misiles de defensa antiaérea Patriot que iba a recibir se los enviara a Ucrania, pero Berlín se negó aduciendo que ese sistema es solamente para los socios de la Alianza Atlántica

Tiempo de lectura: -'

26 de noviembre de 2022 a las 15:26

El ministro de Defensa polaco, Mariusz Blaszczak, le pidió al gobierno alemán que le entregue a Ucrania los misiles Patriot originalmente destinados a equipar la defensa antiaérea polaca.

El ministro lo anunció en su cuenta de Twitter: “le pedí a Alemania que transfiera las baterías Patriot polacas propuestas a Ucrania y las despliegue en la frontera occidental”, pero Berlín denegó la solicitud alegando que los misiles Patriot son para desplegarse únicamente en los países de la OTAN.

Alemania le había ofrecido a Polonia, vecino y socio de la OTAN, el sistema de defensa de misiles tierra-aire (SAM) fabricado en Estados Unidos después de que un cohete extraviado de fabricación rusa, pero perteneciente a la defensa antiaérea ucraniana, cayera sobre una aldea polaca a seis kilómetros de la frontera con Ucrania la semana pasada, matando a dos personas.

Tras el tuit de Blaszczak, Berlín dijo que los misiles están estrictamente destinados a Polonia, y la ministra de Defensa alemana, Christine Lambrecht, enfatizó que "los Patriot son parte de la defensa aérea integrada de la OTAN, lo que significa que están destinados a ser desplegados en territorio de la OTAN".

"Cualquier uso fuera del territorio de la OTAN", dijo Lambrecht, "requeriría conversaciones previas en el seno de la alianza y con los aliados".

Alemania, que posee 12 baterías de Patriots, tiene dos unidades desplegadas en Eslovaquia y ofreció a Varsovia otra en un esfuerzo por intensificar la protección aérea allí.

Ucrania, aunque aspira a unirse a la OTAN, actualmente no es miembro de la alianza militar.

En una entrevista con DW, el ministro de Defensa de Estonia, Hanno Pevkur, sostuvo que todos los miembros de la OTAN deben llegar a una solución conjunta sobre el tema.

El ministro Pevkur estuvo de acuerdo con la ministra Lambrecht e hizo un llamado a la unidad entre los miembros de la OTAN, argumentando que "Rusia quiere dividirnos".

Cuando se le preguntó si el reciente accidente de un misil en Polonia fue una llamada de atención, dijo: "No necesitamos una llamada de atención. Ya estamos despiertos".

Pevkur también elogió la entrega que Alemania hizo a Ucrania sistema de defensa antiaérea Iris-T a Ucrania, un sistema que ni “los alemanes tienen”.

El sistema de misiles Patriot está fabricado por el gigante de la industria armamentística norteamericana Raytheon, que continuará actualizando el sistema -que cuenta con casi 40 años de existencia- al menos hasta 2048.

El sistema se basa en una colección de radares, unidades de comando y control y varios interceptores de misiles que cubren el área a proteger. Su radar puede rastrear hasta 50 objetivos y atacar cinco de ellos a la vez. Dependiendo de la versión en uso, los misiles interceptores pueden alcanzar una altitud de más de dos kilómetros y alcanzar objetivos a una distancia de hasta 160 kilómetros.

Cada unidad requiere alrededor de 90 soldados para operar, según el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales y pueden detectar e interceptar misiles balísticos tácticos, misiles de crucero, drones, aviones y "otras amenazas" según Raytheon.

El Patriot ha sido probado varias veces en combate real. Su primer uso en la vida real fue en 1991, cuando defendía a las tropas estadounidenses y de la coalición, así como a las áreas pobladas de Israel, contra los misiles Scud iraquíes durante la Operación Tormenta del Desierto. Investigaciones posteriores sobre el desempeño del sistema arrojaron dudas sobre su eficacia. Debido a varias fallas de intercepción. En la más mortífera, un misil Scud mató a 28 soldados estadounidenses en sus cuarteles en Arabia Saudita sin que los Patriot lo pudieran detener.

Las actualizaciones posteriores han mejorado la utilidad del sistema. Se desplegó, con mayor eficacia en Irak en 2003 durante la invasión liderada por Estados Unidos. Varios lanzamientos de prueba desde entonces han resultado en intercepciones exitosas, aunque a menudo se necesitan múltiples interceptores Patriot para detener una sola amenaza entrante.

El mayor desafío para el Patriot puede no ser mantenerse al día con la tecnología enemiga, sino el costo de hacerlo. Se informó que la primera adquisición de Patriot de Polonia costó $ US$ 4.75 mil millones, más de una cuarta parte del presupuesto de defensa propuesto por el país para 2023. Una sola prueba de interceptor, según RAND, un grupo de investigación de defensa con sede en EE. UU., puede costar hasta US$ 100 millones.

Rusia, sin embargo, ha utilizado cada vez más drones iraníes baratos que son mucho más difíciles de detectar e interceptar para el Patriot, por su tamaño, escasa reflectividad a los radares y vuelo a baja altura.

La ministra de Defensa de Alemania declaró sobre la entrega de Patriot que Berlín quiere prestarle el sistema a Varsovia porque "Polonia es nuestro amigo, nuestro aliado y, como vecino de Ucrania, está especialmente expuesto".

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...