Economía y Empresas > OPERACIÓN

ANCAP tenía una deuda en dólares: ¿qué hizo para mejorarla?

No realizó cobertura cambiaria, lo que hubiera mejorado el resultado del ente petrolero

Tiempo de lectura: -'

03 de julio de 2015 a las 05:00

Darle vueltas y buscarle soluciones al balance contable de ANCAP se ha convertido en uno de los ejercicios favoritos de políticos y opinólogos uruguayos. La estatal, que tiene el monopolio de la venta de combustible entre otros negocios, como el de cemento Pórtland y alcoholes, cerró 2014 con un déficit de US$ 324 millones.

Aproximadamente US$ 150 millones de ese déficit respondió al perjuicio que le provocó una suba del tipo de cambio de 13% en 2014. ANCAP tiene deudas por US$ 2 .170 millones, pero alrededor de 60% está nominado en la divisa estadounidense. Ese descalce de monedas ya la había provocado un perjuicio de US$ 100 millones en 2013 cuando el rojo de su balance fue de US$ 169 millones. Ese endeudamiento ha sido causa de los principales males de la empresa, que vende sus productos en pesos. Esa situación lo obliga a estar a merced de la evolución del tipo de cambio. El ente elevó su pasivo producto de un agresivo plan de inversiones que ejecutó durante los último quinquenio, pero no tomó ninguna medida para reducir el peso del dólar entre sus obligaciones. ANCAP vende en pesos sus combustibles y cuando tiene un vencimiento de un pago de los préstamos en dólares o intereses, la suba del tipo de cambio juega en su contra.

Alternativa

El mercado de derivados financieros, coberturas, futuros, forwards, más allá de ser fuente de especulación, ayudan a empresas de todo el mundo y de Uruguay –que pagan o se endeudan en dólares–, a sufrir menos con las incertidumbres del mercado de divisas. Los futuros son el instrumento por excelencia para llevar adelante este tipo de operación y consisten básicamente en asegurarse que en determinado momento que va a demandar dólares, estos valgan un precio determinado.

A comienzos de 2014, los analistas de todo el mundo advertían el mejoramiento de la economía estadounidense y por ende el aumento sostenido del dólar. En la primera encuesta de expectativas del Banco Central de ese año, los expertos consultados señalaban que el dólar subiría. El 15 de enero estaba a $ 21,463, y esperaban que cerrara el año a $ 23,40. Con el paso del tiempo, las consultas se acercaron más al valor de cierre del dólar en 2014: $24,33. En marzo, los analistas consultados por el regulador pronosticaron un dólar a $ 23,8 a fin de año.

Con la economía estadounidense creciendo, la expectativa de la suba de tasas de interés, y ahora con la crisis griega que lleva a los agentes a resguardarse en el billete verde y empujarlo al alza, cada peso que sube el dólar encarecerá en millones de esa divisa la deuda de ANCAP. Parece evidente que en el contexto macroeconómico actual, no es buen negocio mantener un descalce tan importante.

¿Es una buena estrategia usar derivados como los futuros? En Uruguay, la venta de futuros no es muy conocida pero de acuerdo a los representantes de los bancos de plaza va ganando cada vez más adeptos. Enrique Goyetche, gerente de Mercados Globales y Tesorería del HSBC, señaló que las bondades de los forwards no vienen solamente por asegurarse un tipo de cambio más barato, algo que puede darse o no, sino que hace predecible los flujos de las empresas y le permite fijar sus costos independientemente del precio de la divisa en el futuro.

"El tomador del instrumento tiene previsibilidad en su balance evitándose los vaivenes o volatilidades de las monedas", explicó Goyetche.

En la misma línea se expresó Gonzalo Bava, gerente financiero del Banco Santander. Dijo que los futuros permiten que el empresario se enfoque en su negocio, sea cual sea este, y no en estar cuidando las distintas fluctuaciones en el mercado de cambio.

Desde la dirección Financiera y de Riesgos del BBVA explicaron que como criterio general, es crucial intentar endeudarse en la moneda en la que se percibirán los ingresos, pero si esto no puede hacerse, ahí surge la posibilidad de contratar coberturas. "Es una muy buena herramienta para aquellos que no quieren correr riesgos cambiarios", destacó.

Varios analistas financieros contactados por El Observador señalaron que a nivel global las empresas expuestas a los riesgos del tipo de cambio suelen usar futuros.

En tanto, el hoy director por el Partido Nacional en ANCAP, Diego Labat, cuando era gerente financiero del Santander había enfatizado en 2014 –durante un evento del que era su banco– las bondades de los forwards. "Asegurarse la cotización futura de monedas como el dólar, el euro, el real, la libra o el yen es una modalidad muy difundida entre las multinacionales, que poco a poco está comenzando a extenderse en las firmas locales", comentó Labat.

Con el diario del lunes

En un ejercicio simple y demostrativo, puesto que el mercado de forwards es más dinámico, si ANCAP hubiese concretado una operación a futuro el 31 de diciembre de 2013 para asegurarse un precio del dólar a un año, hubiera perdido dinero.

Considerando que la tasa nominal a un año en pesos en el momento de compra era 14,79%, que la Libor a un año estaba en 0,68%, y que el tipo de cambio se ubicó en $ 21,389, se habría asegurado un dólar para el cierre de 2014 a $ 24,40. Ese año el billete verde se ubicó el 31 de diciembre en $ 24,33. Es decir que, con todas las salvedades que implica este ejercicio, se puede decir que a ANCAP una cobertura no le habría salvado el enorme déficit.

Eso explica que el resultado del ente esté vinculado más al tamaño de su deuda en dólares y su descalce de monedas, que en la variación del tipo de cambio. El propio Labat dijo a El Observador días atrás que es "realmente preocupante" el deterioro de su patrimonio respecto a su pasivo. Si a esto se le suma un descalce de US$ 1.150 millones, la dependencia del dólar representa más de la mitad de la deuda, el problema es aún mayor.

Mientras que el gobierno central aplicó en la última década una agresiva política de desdolarización de la deuda pública para reducir el riesgo cambiario, el ente, en cambio, caminó hacia una esperada suba del dólar sin tomar recaudos.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...