Espectáculos y Cultura > Crónica de una noche anunciada

Anodinos, lavados y con poco amor para Roma y Netflix: así fueron los Oscar, la gran gala de Hollywood

Green Book se llevó el premio mayor y Alfonso Cuarón se debió contentar con el premio a mejor director y mejor película de habla no inglesa

Tiempo de lectura: -'

25 de febrero de 2019 a las 05:00

"Felicitaciones a todos los ganadores y buenas noches a la madre de Bradley Cooper y a mis hijos. Gracias por estar". La actriz Julia Roberts cerró la 91º ceremonia de los premios de la Academia de la misma forma que transcurrió el resto de la noche: de forma descolocada, anodina y aburrida. Y parece mentira, pero no hay con que darle: hagan el esfuerzo que hagan sus organizadores, cada ceremonia parece más lenta y torpe que la anterior. En este caso, la previa había anunciado que no habría presentador, que las tandas y los discursos serían breves y la noche no se alargaría más de tres horas; las novedades no pudieron, sin embargo, contrarrestar el efecto somnífero de la ceremonia y el resultado fue una noche con pocas sorpresas en la que los premios siguieron la ya tradicional línea de lo políticamente correcto. El ejemplo máximo fue el galardón a la mejor película, que se lo llevó Green Book: una amistad sin fronteras, una película tan desapasionada como el discurso que dieron sus productores al final para agradecer las estatuillas.

Además del reconocimiento a Green Book como la gran obra cinematográfica del año –también se llevó el de mejor guion original y el de mejor actor de reparto–, la gala podría resumirse en apenas un puñado –puñadito– de momentos destacables: el abrazo de Guillermo del Toro con su "cuate" Alfonso Cuarón al momento de entregarle el premio a mejor director por Roma, las miradas cruzadas de Lady Gaga y Bradley Cooper interpretando Shallow –y el meme que ocasionó el momento–, los discursos de Rami Malek y Regina King, el dilatado Oscar a Spike Lee que al fin llegó (mejor guion adaptado por El infiltrado del KKKlan) y la emotiva sorpresa de Olivia Colman llevándose el premio a mejor actriz por La favorita por encima de, justamente, la favorita Glenn Close. Y no mucho más.

En general, los premios estuvieron bastante repartidos. Todas las nominadas a mejor película se fueron a casa con algún galardón. Entre ellas, Roma, que era la gran favorita con 10 nominaciones, se llevó tres (director, fotografía y película de habla no inglesa); Bohemian Rhapsody cuatro (actor, edición y mezcla de sonido, edición); Green Book los tres mencionados anteriormente y tres, también, logró Pantera Negra (banda sonora, vestuario, diseño de producción). 

Tal vez el golpe más grande de la noche, uno que pasó casi desapercibido, fue el que le dio Hollywood a Netflix. La compañía tenía por primera vez 14 nominaciones en distintas categorías y con Roma se perfilaba a llevarse unos cuantos premios con facilidad. Sin embargo, apenas logró tres para Roma y sus otras dos producciones nominadas –La balada de Buster Scruggs y el corto End game– se fueron con las manos vacías. A pesar de los ríos de tinta que se escribieron sobre la creciente influencia de la plataforma de streaming en la industria, Hollywood aprovechó el momento para "poner en su lugar" a la empresa de entretenimiento on demand y también para mandar un mensaje claro al resto del mundo del cine de que su batalla contra la tecnología todavía no está perdida. Que para ellos sigue pesando el pensar las películas para la pantalla grande. Habrá que ver cuánto más aguanta en sucumbir, pero por lo pronto en 2019 logró frenar la avalancha de la N roja y ese estandarte llamado Roma que parecía destinado a llevarse todo y terminó bastante cabizbajo. 

Por fuera de estas cuestiones, hay otros puntos que destacar. Por ejemplo que en los últimos seis años, cinco premios a mejor director fueron para mexicanos, lo que demuestra un predominio claro del trío Iñárritu-Del Toro-Cuarón en este rubro y en estos premios. Todo un logro para un país ignorado por su vecino con asiduidad.También, que para la Academia la problemática racial sigue siendo un tema a preponderar: es, por ejemplo, la primera vez que más de una mujer negra gana un Oscar en diferentes categorías (Regina King, Ruth Carter, Hannah Beachler); Mahershala Ali, en tanto, es el primer actor negro que repite Oscar en la misma categoría (lo ganó en 2017 por Luz de luna). 

Para terminar, también vale destacar que ni siquiera el tono político fue demasiado marcado en esta edición. Casi pareció ir al compás de la tibieza general de la ceremonia. Apenas hubo algunas menciones solapadas al #MeToo, al muro de la frontera EEUU-México y a Donald Trump. El más significativo, quizás, fue el de Spike Lee, que recordó que en 2020 habrá elecciones y que se debería "hacer lo correcto" a la hora de votar, en una clara referencia a su clásica película Do the right thing, que fue injustamente ignorada por la Academia en la ceremonia de 1990.

¿Qué se recordará de esta ceremonia en algunos años? Poca cosa. Tal vez la emoción merecida de Olivia Colman, una actriz enorme que seguro comenzará a tener muchísimo más protagonismo del que ya tiene. O la justicia tardía para con el cine de Spike Lee, el segundo Oscar para Cuarón como director, el despegue de Rami Malek. Quizás. 

Lo que seguro no se recordará será a esta ceremonia lavada y tibia, y es muy posible que tampoco se recuerde su final, con Peter Farrelly y el resto de los responsables de Green Book agradeciendo como quien agradece cuando alguien levanta un plato sucio de la mesa por vos. A lo sumo alguien se preguntará por qué Julia Roberts despidió a Gloria, la madre de Bradley Cooper, antes de cerrar la transmisión. Eso si que es un misterio para recordar. Al menos hasta el año que viene. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...