Nacional > ATRASOS

Antel Arena: otra obra uruguaya que se termina a contrarreloj

Los obreros están trabajando incluso en el día de la inauguración

Tiempo de lectura: -'

12 de noviembre de 2018 a las 18:34

En la noche de este lunes el Antel Arena va a recibir 10 mil personas en su noche inaugural que contará con la presencia del presidente Tabaré Vázquez y la ministra de Industria Carolina Cosse pero la estrella de la noche será el edificio. A pocas horas de la inauguración los obreros siguen trabajando para dejar la construcción, y sus inmediaciones, de la forma más prolija posible. 

No es la primera vez que obras públicas tienen problemas en sus etapas finales. El Auditorio Nacional del Sodre, el Centro de Convenciones de Punta del Este y el Teatro Solís también sufrieron atrasos y debieron culminar sus trabajos a las apuradas o inaugurar con partes de sus construcciones sin terminar.

“El plazo inicial que propuso Antel era ya muy justo y desafiante. En el medio recordarás que hubo una suspensión de como seis meses. Por otro lado, es un proyecto multidisciplinario con muchos suministros del exterior, modernos e incluso novedosos. Se logró conjugar todo, pese a que no sobró tiempo”, dijo a El Observador una fuente de Teyma, la empresa que se encarga de la construcción del polideportivo. 

Mariano Arana, arquitecto y exintendente de Montevideo, dijo a El Observador que los atrasos en el Antel Arena “no son nada sorprendentes” y que “esto pasa a veces hasta con las viviendas individuales”. Arana se mostró entusiasmado con el evento de este lunes, en el que estará presente. Contó que recorrió el interior del estadio dos dos veces, en distintas etapas de la obra, y quedó fascinado con la modernidad del Antel Arena. 

Pese a que no conoce el Antel Arena, Alejandro Ruibal, director comercial de Saceem, explicó los motivos por los que se suelen retrasar las obras en Uruguay. “En general los atrasos dependen de la planificación que se hace y de qué empresa ejecuta los trabajos. Siempre las terminaciones de obras son complejas porque aparecen inconvenientes de último momento. Cada obra tiene una historia. Se cambian cosas sobre la marcha, hay modificaciones, el cliente te pide que hagas cambios, aparecen conflictos que atrasan obras”, dijo Ruibal. 

El Presidente de la Sociedad de Arquitectos del Uruguay, Fernando Pereira,  reconoció que trabajar en una obra pública trae complejidades extra. “Con las obras públicas hay elementos administrativos que hacen que las obras se atrasen. En general se hace más lento administrativamente trabajar para los organismos del gobierno”, dijo Pereira. 

“La obra del Antel Arena es muy compleja. (...) Creo que fue una decisión política de que se abre tal día y tal día se venden las entradas, no hay forma de que se pase un día más. Con este tipo de eventos hay relaciones contractuales de otra índole. Empiezan a correr los contratos de quienes hacen el espectáculo”, explicó el arquitecto. 

Héctor Abad, dirigente del Sunca, expresó la semana pasada su preocupación por cómo los atrasos en la construcción del Antel Arena condicionan a los trabajadores. Según dijo, se está trabajando con apuro y eso lleva a que no se priorice la seguridad. 

“Lamentablemente en todas las obras donde hay plazos marcados se trabaja en jornadas largas. Se pasa por arriba sin darse cuenta a los propios trabajadores o a quien tiene la responsabilidad de la obra, y muchas veces trabajan en condiciones que no son las adecuadas. El cansancio puede incidir en los descuidos”, dijo Abad a El Observador a raíz de un accidente que sufrió el capataz de la obra. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...