Cargando...
El sector agropecuario comparte la sugerencia del gobierno y propone adelantar alza salarial.

Economía y Empresas > Por la suba de la inflación

La ARU mejora propuesta del gobierno, adelanta aumento salarial y se desmarca del comercio y la industria

La gremial del agro plantea adelantar para abril el ajuste previsto para julio y luego dar el correctivo definitivo una vez que se conozca la inflación al cierre del primer semestre 

Tiempo de lectura: -'

28 de abril de 2022 a las 05:01

La Asociación Rural del Uruguay (ARU) informó este miércoles que respalda la sugerencia realizada por el Poder Ejecutivo de que se adelante el pago del correctivo salarial por inflación para julio próximo. Este sector de actividad es uno de los rubros cuyos convenios colectivos originalmente tienen planificada esa actualización recién para mitad de 2023 al final del acuerdo vigente.

Asimismo, la principal gremial agropecuaria del país dio un paso más y sugirió adelantar —a cuenta del ajuste salarial previsto para el segundo semestre— la suba de salario para los trabajadores rurales desde este mes, mejorando la sugerencia realizada por el Poder Ejecutivo para mitigar la pérdida de poder de compra de los trabajadores por la escalada inflacionaria. 

Esa postura de la principal gremial del campo se desmarca de la actitud de mayor cautela e incluso de las críticas que despertó ese pedido del gobierno en otras gremiales de peso como la Cámara de Comercio o la Cámara de Industrias.

¿Cómo sería en la práctica?

Los acuerdos salariales vigentes en el sector agropecuario establecen que necesariamente deberá realizarse un ajuste del 3,6% (2% por inflación esperada y 1,6% de recuperación salarial) a partir del 1º de julio próximo.

En ese sentido se propone a los productores rurales —en función de las posibilidades de su rubro y realidad productiva— incluir a partir de la próxima liquidación de haberes correspondiente al mes en curso – abril 2022– una partida que surja de la aplicación del ajuste del 3,6% sobre los salarios vigentes como adelanto a cuenta de la indexación final, cuyo valor se conocerá en julio con el dato anualizado de inflación a junio.

“Recomendamos asesorarse en la liquidación salarial, reconociendo en la misma la condición de adelanto a cuenta por separado del salario nominal vigente a la fecha”, señaló la ARU en un comunicado. 

Entre cautela y críticas 

Desde otros sectores de actividad como la industria manufacturera y el comercio y los servicios se ha expresado sorpresa ante la sugerencia realizada por el gobierno y se ha señalado que la realidad de sectores y empresas es muy dispar para atender ese pedido de adelantar los correctivos por inflación. 

Las gremiales empresariales ya señalaron en los últimos días que habrá rubros en condiciones de otorgar el correctivo, y otros en que las empresas intentarán mantener lo acordado el año pasado, es decir pagar el correctivo recién a mitad de 2023 como se pactó originalmente.

El asesor legal de la Cámara de Comercio, Juan Mailhos, dijo este miércoles a radio El Espectador que son sectores que tienen acuerdos en ejecución que se celebraron en base a las pautas que estableció el Ejecutivo.

“Con convenios firmados y vigentes viene esta exhortación, que en realidad es como si yo le exhortara al arrendador a que se reúna con su inquilino con contrato vigente y que le haga una rebaja de 20% de alquiler. Esa es la exhortación que se hace”, cuestionó. La Cámara de Comercio convocará a 29 mesas que están abarcadas por la sugerencia del Ejecutivo para debatir el tema y tomar posición.

El presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay, Alfredo Antía, también había expresado públicamente su sorpresa por la sugerencia del gobierno. "Esta noticia nos sorprende en cuanto estamos con convenios vigentes. Y en un momento complejo donde mientras nos piden que cuidemos precios, en paralelo nos piden corrijamos salarios por inflación. Y todo signado por un dólar bajo que, si bien no es un problema para algunos sectores de exportación que tienen muy buenos precios, sí lo es para otros donde el dólar planchado afecta seriamente su competitividad y por cierto también afecta a la industria nacional que produce para el mercado interno y que compite con productos importados”, afirmó. 

El industrial consideró que otro elemento que se podría resaltar es “que si bien es una sugerencia, no deja de ser un lineamiento oficial que será discutido en mesas donde se resuelve la suerte de empresas muy distintas”, y donde “unas podrán acceder y otras se verán obligadas a hacer lo que allí se resuelva”.

Los correctivos y los que negocian 

Factiblemente los correctivos que se pagarán a mitad de año estarán mayormente entre 2% y 3%. El adelanto del pago deberá negociarse en unas 80 mesas que involucra a unos 300 mil trabajadores, entre los que están empresas de limpieza, estaciones de servicio, inmobiliarias, transporte de bebidas, talleres mecánicos, casas de cambio, industria del cuero, vestimenta y  plantas de procesamiento de pescado, entre otras.

Como informó El Observador, el Consejo Superior Tripartito del sector privado se reunió el viernes pasado. Allí el Poder Ejecutivo presentó oficialmente la sugerencia: que empleadores y trabajadores negocien el pago en julio de un correctivo por inflación en aquellos sectores que no lo tienen incorporado en los convenios vigentes.

Se trata de una sugerencia que realiza el gobierno y la incorporación de esa cláusula queda librada a lo que decidan las partes cómo resultado de un acuerdo. La idea del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social es que las mesas de negociación se instalen y discutan este punto en los próximos días para buscar consensos. A diferencia de las instancias habituales de los consejos de salarios, el Poder Ejecutivo no tendrá voto en esas negociaciones.

Por otro lado, hay otro grupo de mesas que ya tienen incorporado un primer correctivo por inflación pasada para julio, porque en la negociación de 2021 no se plegaron al lineamiento oficial y acordaron por fuera. El haberse apartado de la pauta implica además que en algunos casos hay establecidos porcentajes de recuperación salarial hasta 2023 mayores al 1,6% que planteó el gobierno. Aquí hay  sectores del comercio como tiendas y  supermercados, trabajadoras de servicio doméstico, molinos, bebida, metalúrgicos y enseñanza privada, por ejemplo.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...