Asesinato político con balas de la Policía subleva a una Río bajo control militar

La muerte de Marielle Franco abrió un debate sobre los abusos de policías y soldados

Tiempo de lectura: -'

17 de marzo de 2018 a las 05:00

El impacto internacional y nacional por la ejecución de la concejala carioca Marielle Franco y su chofer, el miércoles de noche, aumentan la presión para que se identifique con rapidez a los responsables de un sanguinario caso que pone en cuestión la política de seguridad militarizada de Río de Janeiro, decretada hace un poco más de un mes por el presidente Michel Temer para combatir el crimen en el tercer estado de Brasil.

Al mismo tiempo, las críticas y la indignación popular toma temperatura en contra de las autoridades y de las fuerzas de seguridad debido a que no solo persiste la violencia en Río, sino que además se están sumando denuncias de abusos contra policías y soldados.

Además, un dato que caldeó más los ánimos este viernes fue el resultado de una pericia forense que determinó que la munición con la que mataron a la concejala hacía parte de lotes vendidos a la Policía Federal de Brasilia en 2006, informó el canal de televisión RJTV.

De acuerdo con el informe de la División de Homicidios, la investigación que realizaron el jueves los peritos señala que la Policía Federal de Brasilia compró estas municiones a la empresa brasileña CBC el 29 de diciembre de 2006, con las notas fiscales número 220-821 y 220-822.

Muy consciente de la delicada situación política, el gobierno admitió que es necesario mostrar resultados rápidamente y consideró clave las primeras 48 horas del crimen para evitar una crisis aún mayor para el gobierno federal.

Sin embargo, desde el Palacio del Planalto dicen que se debe "seguir actuando para mostrar" que se está "combatiendo el crimen" y que no habrá cambios en ese sentido.

Por las características del ataque, cuatro disparos en la cabeza que recibió Franco –a las 21.30 (hora local)–, cuando se dirigía a su casa, y tres tiros en la espalda contra el conductor del auto, la hipótesis principal es que se trató de una premeditada ejecución.

La Policía estima que los atacantes utilizaron armas de fuego de municiones calibre 9 milímetros que no se venden a la población en general y que solo acceden coleccionistas, tiradores deportivos y fuerzas de seguridad, aunque se sabe que existe un mercado negro que se origina en Paraguay.

Investigadores, fiscales e incluso líderes de bandas de narcotraficantes dijeron que el asesinato de Franco, de 38 años y una estrella en ascenso del izquierdista Partido Socialismo y Libertad (PSOL), parecía ser un asesinato político.

"Es demasiado pronto para afirmarlo, pero obviamente estamos viendo esto como un asesinato en respuesta a su trabajo político, esa es la teoría principal", dijo un fiscal de Río de Janeiro, que habló a condición de que no se mencionara su nombre, ya que no estaba autorizado a discutir el caso.

Un investigador de la policía coincide con esa hipótesis de la Fiscalía estadual. Rivaldo Barbosa, jefe de la Policía Civil de Río, dijo a los periodistas: "Una de las posibilidades en el análisis es, sí, una ejecución". No especificó quién pudo haber sido el responsable.

La cruzada de la concejala Franco en contra de la política de seguridad de Temer en Río de Janeiro han amentado las suspicacias sobre sus presuntos asesinos. Ella, como relatora de una comisión de la Cámara Municipal que vigilaba la actuación de los cuerpos de seguridad de Río, había denunciado un incremento de violencia policial además de oponerse a la presencia militar.

El 10 de marzo, por ejemplo, cuestionó en las redes sociales una operación policial en la favela de Acarí. "El 41 Batallón de la Policía Militar está aterrorizando y violentando a los habitantes de Acarí (...) Es algo que ocurre desde siempre y con la intervención es peor", escribió.

Un día antes de que se la asesinaran, Franco publicó un nuevo mensaje en Twitter: "Otro homicidio de un joven que puede entrar en la cuenta de la Policía. Matheus Melo estaba saliendo de la iglesia. ¿Cuántos más tienen que morir para que esta guerra acabe?"

Soldados en favelas

El mes pasado, el presidente Temer decretó la intervención del área de seguridad de Río, confiando a los militares la lucha contra el crimen organizado en un estado confrontado a una espiral de violencia desde el fin de los Juegos Olímpicos de 2016.

El gobierno federal también ha profundizado el despliegue militar por una llamada Garantía de la Ley y el Orden (GLO), que desde julio del año pasado envió a 8.500 soldados a Río para apoyar a las fuerzas policiales.

La presencia de soldados en tareas que no son solo de apoyo a la policía marcan un cambio de fondo de la política de seguridad y hasta ahora han tenido un gran apoyo popular: la intervención de Río tuvo más de 83% de aprobación en la población del estado.

Pero la muerte de la política carioca podría marcar un punto de inflexión en el avance militar en asuntos de seguridad interna, según aseguran analistas, pese a la versión contraria del gobierno de Temer.

El ministro de Justicia de Brasil, Torquato Jardim, aseguró este jueves que el asesinato de Franco no "pone en jaque" la "eficacia" de la intervención federal en el área de seguridad que el gobierno decretó hace casi un mes en ese estado.

"Una mujer negra de la favela"

Mujer, joven, negra de favela. Marielle Franco hizo de esa difícil combinación de factores su motor de lucha y, desde la calle o más recientemente como concejal, nunca se cansó de elevar su voz contra el racismo, el machismo y los abusos policiales en Rio de Janeiro.

Nacida y criada en la Maré, uno de los complejos de favelas más violentos de Rio, Marielle estudió duro en cursillos comunitarios para ganar una beca y graduarse en Sociología en la universidad privada más prestigiosa de Rio, la PUC.

"Mi perspectiva cuando llegué ahí era la de una mujer negra de la favela, perteneciente a la Maré. Y había una disputa... sobre si mi cuerpo estaría en ese lugar de enseñanza de calidad, porque soy favelada", recordó el miércoles en la noche en un acto con otras mujeres negras, minutos antes de ser asesinada mientras volvía con su chofer a su casa.

Incombustible y sonriente, Marielle podía estar bajo el sol inclemente de Carnaval repartiendo abanicos contra el asedio a la multitud disfrazada, envolviendo su pelo crespo con una diadema colorida que decía "No es No", como días después podía denunciar con solemnidad ante la Cámara Municipal de Rio los atropellos de la policía en una favela.

"Era una mujer fuerte, segura, coherente, con los pies en el suelo. Miraba a los ojos de las personas y nunca se dejó deslumbrar. Ella sabía que era un cuerpo extraño en el lugar donde ocupaba", dijo a la AFP la productora cultural Marcela Lisboa, que conoció a Marielle cuando empezaba a militar en el Partido Socialismo y Libertad (PSOL, izquierda).

La muerte de una amiga por una bala perdida fue la que lanzó a la joven carioca a la lucha por los derechos humanos, centrándose especialmente en las minorías silenciosas de las favelas.
En esas comunidades empobrecidas Marielle empezó su larga carrera de activista, pasando por organizaciones como la Brasil Foundation o el Centro de Acciones Solidarias de la Maré.

Marielle se convirtió en su asesora y fue con el PSOL que acabó convirtiéndose en la quinta concejal más votada de Rio en 2016, con 46 mil votos.

Feminista, lesbiana y madre de una joven de 19 años, la defensa de los derechos de las mujeres -especialmente de las negras y faveladas- fue otro de los ejes principales de su lucha.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...