Cargando...
El exprimer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu

Mundo > Israel

Benjamín Netanyahu avanza en una alianza con la ultraderecha para formar gobierno

Negocia con Poder Judío y Sionismo Religioso, agrupaciones con las que el líder del Likud consolidaría una bancada de 65 miembros en el Parlamento que le permitiría asumir por tercera vez como primer ministro

Tiempo de lectura: -'

08 de noviembre de 2022 a las 09:25

Luego de obtener un claro triunfo en las elecciones legislativas de la semana pasada, el exprimer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, se reunió en Tel Aviv con el ultraderechista líder del partido Poder Judío (Otzmá Yehudit) y miembro del parlamento, Itamar Ben Gvir, en un intento por formar una coalición de gobierno que sus aliados anticiparon que será “totalmente de derecha”. 

Netanyahu, que recibió felicitaciones del gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden por la victoria en las urnas, afirmó después del encuentro Ben Gvir que las negociaciones para concretar una alianza están "en el buen camino" y destacó el "buen ambiente" de la cita, según informaron las agencia internacionales de noticias.

Luego de la elección del martes pasado, el bloque que forma el ex primer ministro junto a sus aliados religiosos y de extrema derecha, que obtuvo 65 bancas de las 120 del parlamento, quedó en condiciones de reunir las voluntades necesarias para alcanzar el cargo de primer ministro por tercera vez.

Poder Judío concurrió a las últimas elecciones junto a Sionismo Religioso, liderado por Bezalel Smotrich. Según los resultados informados por la Comisión Electoral, ambas fuerzas en coalición obtuvieron 14 asientos en el parlamento, un hecho inédito en la historia de la extrema derecha. A partir de ese momento, Gvir puso como condición para entrar en el futuro gobierno ocupar la cartera de Seguridad Pública, según informó el diario The Times of Israel.

El nuevo Ejecutivo "protegerá a los soldados del Ejército, mirará a los ojos de la gente que tiene miedo de caminar por el Neguev y Galilea y les devolverá una sensación de seguridad, de control", subrayó Gvir, conocido por defender a judíos radicales, a los colonos de los territorios ocupados y reclamar la expulsión de los ciudadanos árabes de Israel.

Según los analistas locales, la llegada de Gvir al Ministerio de Seguridad Pública podría generar una escalada en la ya tensa situación que se registra en Cisjordania, en donde el Ejército israelí ha redoblados las redadas y los operativos desde principios de año con un creciente saldo de palestinos muertos, heridos y detenidos.

La reunión entre Netanyahu y Gvir se concretó luego que el exmandatario, que reunió 32 escaños en los comicios, evitó fotografiarse con el líder de Poder Judío durante toda la campaña electoral, llegando incluso a protagonizar varios encontronazos. Gvir es discípulo del rabino racista Meir Kahane, expulsado del parlamento y cuyo partido ultranacionalista Kach fue calificado de "grupo terrorista" por Washington antes de ser asesinado en Nueva York en 1990.

Netanyahu, además, se reunió ayer por separado con Smotrich, en Jerusalén, en una estrategia que apunta a formar una alianza a tres puntas. Ambos encuentros de Netanyahu se produjeron tras la negativa del ministro de Finanzas del país y líder del partido laico y ultraderechista Nuestra Casa es Israel (Israel Beitenu), Avigdor Lieberman.

Lieberman, que fue aliado de Netanyahu al inicio de su carrera, se distanció del ex primer ministro en los últimos años y se negó a sumar sus fuerzas al Likud y a otros partidos ultraortodoxos, los que en 2018 se opusieron a un proyecto de ley que instauraba el reclutamiento de miembros de las comunidades religiosas para servir en las Fuerzas Armadas.

En paralelo, Biden llamó a Netanyahu para felicitarlo por su victoria en las elecciones. La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, informó que el mandatario, además, "reafirmó la firmeza de la asociación bilateral” entre Tel Aviv y Washington, subrayó el “apoyo inquebrantable a la seguridad israelí" y que “la Casa Blanca sigue de cerca el proceso de formación de gobierno”, según la agencia de noticias AFP.

Netanyahu, por su parte, dijo haber agradecido a Biden por su amistad y el apoyo a Israel de larga data. "Le dije que podíamos conseguir más acuerdos de paz, y también lidiar con la amenaza de una agresión iraní", aseguró el futuro primer ministro.

Por lo pronto, el proceso para formar gobierno, que puede extenderse hasta 42 días después de la elección, parece encaminarse hacia una resolución satisfactoria para las agrupaciones de la ultranacionalistas y de la extrema derecha religiosa, y también para Netanyahu, que con varias causas judiciales pendientes por corrupción, volverá al cargo que ya ostentó entre 1996 y 1999 y entre 2009 y 2021.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...