Cargando...
Scarlett Johansson se despide del personaje que interpreta desde 2010

Espectáculos y Cultura > ESTRENO EN CINE Y STREAMING

Black Widow: vuelve Marvel con guiños al cine de espías y la despedida de un personaje ninguneado

Scarlett Johansson protagoniza la despedida de su personaje de la saga, la primera película de Marvel desde el inicio de la pandemia

Tiempo de lectura: -'

11 de julio de 2021 a las 05:02

Si será asunto serio el covid-19, que hasta los superhéroes optaron por quedarse encerrados durante lo que va de pandemia. Por primera vez en una década, la saga más exitosa del cine actual, el Universo Cinematográfico de Marvel, no tuvo estrenos durante un año calendario.

El cierre casi global de las salas de cine y el freno temporal de los rodajes y las producciones hizo que 2020 fuera un año vacío para esta franquicia. Por contraposición, este 2021 vino cargado e incluyó el debut de sus primeras series en la plataforma Disney+ —que agregó una nueva rama a esta colección de historias interconectadas— y un total de cuatro películas que se estrenarán en los seis meses que quedan de este año.

La encargada del retorno de los personajes de Marvel a la pantalla es Black Widow. Centrada en Natasha Romanoff, la espía rusa devenida en integrante de los Avengers que interpreta desde 2010 Scarlett Johansson, y que recién ahora tendrá su propia historia en pantalla, esta película es un proyecto en el que la propia actriz tuvo peso creativo —ejerce como productora ejecutiva y fue quien eligió a la directora Cate Shortland— y funciona tanto como una despedida de su personaje, como la reparación de esa deuda narrativa. Además, Black Widow significa una incursión de Marvel en el cine de acción y espionaje en la línea de la saga Bourne o Misión Imposible.

La película, que podrá verse en cines una vez abiertos y que está disponible en la plataforma Disney+ desde el viernes 9 bajo el régimen de acceso premium —hay que pagar US$ 17 para verla—, tiene la particularidad de que se trata de la primera precuela de la saga de Marvel. Ambientada entre Capitán América: Civil War y Avengers: Infinity War, el filme se mete con el pasado de su protagonista, que funciona como el verdadero villano de la historia, aunque también hay unos malos de carne y hueso a quienes trompear repetidamente.

Black Widow nos muestra, primero, un episodio de la infancia de Romanoff, como una niña residente en Estados Unidos junto a su familia, al mejor estilo The Americans: son todos espías rusos. De ahí salta a su adultez, fugitiva de las autoridades internacionales luego de los sucesos de Civil War, en la que buena parte de los superhéroes se convierten en proscritos luego de negarse a someterse al control de la ONU. Pronto, su paso a la clandestinidad se ve interrumpido con la aparición de una serie de figuras asociadas a su período como asesina del gobierno ruso, que la obligan a confrontar su traumático pasado y a la propia organización secreta en la que fue formada y que la controlaba, la Habitación Roja.

Así lo resumió Johansson en una conferencia de prensa internacional en la que participó El Observador: “Natasha al principio de esta película está sola de verdad por primera vez. Siempre fue parte de algo, ya sea por las circunstancias en las que se encontraba o porque no tenía elección, como cuando era víctima de la Habitación Roja. Y luego, obviamente, cuando se une a la organización de espionaje Shield y después a los Avengers. De repente se encuentra flotando en este espacio vacío y queda sin reacción. Y se da cuenta que tiene todas estas posibilidades enfrente y es realmente sofocante. Y de la nada aparece esta persona que viene de su pasado, y que es una complicación, y que está llena de energía, de vida, y que la necesita, y no sabe cómo reaccionar. Fue genial verla así, llena de dudas”.

Ese personaje al que refirió Johansson es Yelena Belova, interpretada por Florence Pugh, otra espía fugitiva de la Habitación Roja y que fue la “hermana” de Natasha en su misión infantil en Estados Unidos. Luego de una accidentada reunión —que, como contó Pugh en la conferencia, fue lo primero que filmaron juntas: “no hay mejor forma de romper el hielo que revolear a Scarlet Johansson por un cuarto”— las dos comienzan una huida internacional que las lleva a reunirse con el resto de su “familia” para intentar acabar de una vez con la Habitación Roja y su ejército de mujeres espías asesinas.

La primera mitad de Black Widow se acerca más a los thrillers de espionaje que han poblado Hollywood en las últimas dos décadas, con personajes saltando de un país a otro, protagonizando peleas —un poco más accidentadas y “humanas” que las de otras películas de Marvel—, persecuciones vehiculares y tiroteos, para luego pasar a asuntos narrativos y visuales más similares a los de otras entregas de la franquicia.

Lo más novedoso e interesante, entonces, está en esa primera parte, así como en los momentos en los que los héroes frenan las corridas para charlar sobre sus traumas pasados, y compartir momentos con notoria influencia de los dramas familiares. Esto sucede, sobre todo, cuando entran en escena las figuras paternas de Natasha: la científica y exagente secreta Melina (interpretada por Rachel Weisz) y Alexei (David Harbour, conocido por su rol como el sheriff Hopper en Stranger Things), otro espía que además fue en su juventud el Guardián Rojo, el equivalente soviético al Capitán América, a quien envidia y con quien intenta equipararse todo el tiempo, lo que genera un personaje patético pero con corazón y que, a la vez, es el más gracioso de todo el elenco.

Black Widow juega con las dinámicas familiares

Ese aspecto se resume en una escena que se ha visto en buena parte de los avances de la película: los cuatro se sientan a una mesa para cenar y generan una dinámica que parece sacada de otro tipo de cine. “Tenés esta situación que parece sacada de una obra de Norman Rockwell, con el padre que llega último y se sienta en la cabecera, mientras la hija mayor se sienta ahí, y la madre y la hija bebé se sientan por acá. Y nos encontré cayendo en esos roles tradicionales, de cliché. Y jugando a partir de eso. Eso fue muy divertido y satisfactorio”, comentó Harbour en la conferencia.

Black Widow se iba a estrenar originalmente en mayo de 2020, una década después del debut de Johansson en el papel —fue en Iron Man 2, estrenada en 2010—, y luego de otros tantos años de idas y vueltas con respecto a una película propia para el personaje, que con el paso de las películas fue ganando fanáticos como una de las contadas mujeres entre el plantel de superhéroes cinematográficos.

Ya en 2014 había planes firmes para esta historia en solitario, pero el responsable máximo de las películas de Marvel en ese momento, Ike Perlmutter, se negaba a aprobarla. Perlmutter también rechazaba que hubiera juguetes de los personajes femeninos de Marvel señalando que “no se vendían”, lo que generó varias polémicas a lo largo de sus años al mando de la empresa, hasta que Disney —dueña de Marvel—, lo echó en 2015, lo que inició una etapa de mayor diversidad en los elencos y de mayor variedad en las influencias cinematográficas de las películas.

¿Cambio de mando? Johansson y Florence Pugh, su potencial sucesora como Black Widow en el Universo Marvel

Esta película tiene, entonces, sabor a compensación para su protagonista, que además aplaudió que su personaje “no esté sexualizado” como ocurrió en algunas de sus primeras apariciones cinematográficas, y que tiene en su trama un subtexto de abuso y trata de mujeres. Y es además su despedida formal del Universo Cinematográfico de Marvel. “Pasé una buena parte de mi adultez interpretando a este personaje, y ciertamente tengo menos miedo de algunas cosas ahora que hace 10 años atrás. Siento que ha sido una progresión positiva en mi vida”, resumió Johansson. “No lo digo a nivel físico; físicamente estoy más asustada que antes, pero me siento más cómoda tomando riesgos y saltando a cosas que no sé para donde van a ir”, resumió.

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...