Mundo > Contagio

Bolsonaro tuvo contacto con centenares de personas en los últimos 14 días

El mandatario apretó manos, posó para fotos, interactuó en grupos grandes y pequeños y casi siempre sin tapabocas y sin guardar la distancia aconsejada

Tiempo de lectura: -'

08 de julio de 2020 a las 12:39

En las dos semanas previas a dar positivo por coronavirus, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, sin usar barbijo la mayoría de las veces ni tampoco mantener la distancia, estuvo con centenares de personas, incluidos políticos, empresarios, diplomáticos, otras personalidades y gente con la que participó en aglomeraciones, estrechó sus manos y conversó.

Esos 14 días son el lapso estimado de incubación del virus, cuyo positivo se confirmó el martes.

Un recuento del diario Folha de San Pablo señala que durante esos días el mandatario brasileño realizó cuatro viajes —a Ceará, Santa Catarina, Minas Gerais y Goias—, participó en ocho ceremonias y en tres reuniones colectivas.

El diario paulista refiere que, al menos, 66 políticos, empresarios y otras personalidades estuvieron cara a cara con Bolsonaro durante el período indicado. Fotos oficiales de la profusa actividad del mandatario lo muestran en medio de aglomeraciones y en grupos de conversación sin cuidar las normas de distanciamiento para evitar el contagio

El presidente participó el 21 de junio en la ceremonia inaugural de la Semana Nacional de Políticas sobre Drogas, realizada en Brasilia. Folha apunta que en algunos momentos Bolsonaro llevó puesto el tapabocas pero en otros no. No faltaron los apretones de manos, las interacciones con grupos sin la distancia requerida.

Al día siguiente, otra ceremonia: la creación del Centro de Operaciones Especiales. En esta ocasión, Bolsonaro se mantuvo con la protección facial pero no esquivó los apretones de manos ni evitó las aglomeraciones.

El 24 de junio en el Palacio de Planalto, Bolsonaro se reunió durante un café de la mañana con 13 parlamentarios. Ninguno de los presentes usó el tapabocas.

Una foto del día siguiente se ve al presidente en la firma de la designación de Carlos Alberto Dacotelli como nuevo ministro de Educación. Ambos sonrientes miran a la cámara que los registra sin que lleven puesto el barbijo, uno muy cerca del otro. Dacotelli renunciaría antes de asumir por las falsedades consignadas en su CV.

El 26 de junio, el presidente brasileño viajó al estado de Ceará para la inaugurar una obra en el río San Francisco donde se produjeron aglomeraciones. Bolsonaro se sacó el tapabocas en varias ocasiones para posar en fotos con sus seguidores. Folha añade que ese día el mandatario subió a su Facebook una foto conversando sin tapabocas con un señor mayor que, a su vez, tenía el tapabocas bajado.

Algo similar ocurrió el día 27 al realizar una visita al batallón ferroviario del ejército en el Triángulo Mineiro. Nuevas aglomeraciones y Bolsonaro sin barbijo.

Durante esos días Bolsonaro realizó encuentros con asesores y ministros. Folha refiere que 33 nombres aparecen en la agenda oficial del período. Entre otros, Paulo Guedes (Economía), Braga Netto (Casa Civil), Jorge Oliveira (Secretaría General), Luiz Eduardo Ramos (Secretaría de Gobierno), Augusto Heleno (Gabinete de Seguridad Institucional) y José Levi (Abogacía General de la Unión). También los presidentes de las cámaras parlamentarias, Rodrigo Maia (Diputados) y Davi Alcolumbre (Senado), el ministro del Supremo Tribunal Federal (STF) Gilmar Mendes y el gobernador del Distrito Federal Ibaneis Rocha.

El 28 de junio, Bolsonaro recibió al presidente del club Palmeiras, Mauricio Galiotte, junto con una comitiva. Los visitantes llevaban tapabocas pero no el presidente ni el secretario ejecutivo de la secretaría de Comunicación, Fabio Wajngarten. 

En otra reunión con ministros y empresarios llevados al Palacio de Planalto por el presidente de la Federación de Industrias de San Pablo, Paulo Skaf, nadie llevaba tapabocas. 

Folha también refiere una historia doméstica. La esposa del mandatario, Michelle, adoptó un cachorro que halló en las inmediaciones del Palacio de la Alvorada, residencia  oficial de la presidencia brasileña, que luego devolvieron al identificar a su propietario. Bolsonaro aparece apretando la mano del dueño del animal de nombre Zeus, que ya la pareja presidencial había bautizado como Augusto.

El 4 de julio, Bolsonaro visitó zonas de Santa Catarina para inspeccionar los daños causados por un ciclón en la que se repitieron las aglomeraciones y apretones de mano. De regreso a Brasilia, asistió a la sede de la embajada de Estados Unidos donde también se le vio sin barbijo. La sede diplomática informó el martes por Twiter que el embajador Todd Chapman y su esposa se realizaron las pruebas, al conocerse el examen de Bolsonaro, y dieron negativo. Sin embargo, harán cuarentena.

Bolsonaro se sintió cansado la noche del sábado y al día siguiente comenzaron a desarrollarse los síntomas —fiebre alta, malestar, tos— que lo llevaron a hacerse la prueba diagnóstico el lunes. Y el martes se confirmó el positivo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...