Mundo > ARGENTINA

Bolsonaro y Alberto Fernández cruzan ataques y anticipan una relación complicada

"Celebro que Bolsonaro hable mal de mí. Es un misógino, un racista y violento", dijo el candidato argentino sobre el presidente de Brasil

Tiempo de lectura: -'

13 de agosto de 2019 a las 17:53

La victoria del candidato por el Frente de Todos, Alberto Fernández, provocó que el líder ultraderechista Jair Bolsonaro, y el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva se pronunciaran y salieran a felicitar o repudiar su victoria en las elecciones primarias, anticipadas, simultáneas y obligatorias (PASO).

Con el 47,65% de los votos, frente al 32,08% que obtuvo la fórmula que encabeza el actual mandatario Mauricio Macri, el kichernista ganó las PASO por 15 puntos de diferencia, una cantidad difícil de revertir en las elecciones generales de octubre por parte del oficialismo de Juntos por el Cambio.

“La elección en octubre va a ser una buena oportunidad de mostrar que el cambio continúa. Vamos a hacer una buena elección para ir a la segunda vuelta”, dijo el actual mandatario en conferencia de prensa. Macri se encontraba acompañado de su candidato a la vicepresidencia, Miguel Ángel Pichetto, quien también se pronunció sobre las elecciones generales: “Vamos a revertir la elección”.

El mandatario ultraderechista brasileño, Jair Bolsonaro, acostumbrado a no callar su repudio a la izquierda política, expresó en un acto en Río Grande do Sul que un eventual triunfo en las elecciones generales de octubre en Argentina del candidato peronista Fernández, que tiene como compañera de fórmula a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, podría provocar un éxodo de ciudadanos argentinos. Bolsonaro lo relacionó al “éxodo” que ocurre en Venezuela, a raíz de la crisis política y humanitaria que vive el país caribeño.

El presidente brasileño además alertó que "la pandilla de Cristina Kirchner" es la misma que la de la expresidenta brasileña Dilma Rousseff; del actual mandatario venezolano, Nicolás Maduro; y de los fallecidos gobernantes de Venezuela y Cuba, Hugo Chávez y Fidel Castro, respectivamente. "¡Pueblo gaúcho! Si esa izquierda vuelve a Argentina, podemos tener sí, en Río Grande do Sul, un nuevo estado de Roraima (ubicado en el norte de Brasil y fronterizo con Venezuela) y no queremos eso, hermanos argentinos huyendo para aquí", expresó Bolsonaro.

El mandatario ultraderechista hizo alusión a la dramática situación que vive el estado de Roraima, uno de los lugares más pobres de Brasil y puerta de entrada en los últimos años de miles de venezolanos que han huido de la crisis económica, política y social que atraviesa la nación petrolera bajo el gobierno del socialista Nicolás Maduro.

En mayo, durante una de sus transmisiones en directo de los jueves a través de las redes sociales, Bolsonaro ya se había pronunciado sobre esta posible situación: "Con la vuelta de Cristina Kirchner -pido a Dios que no suceda- nuestra querida Argentina se convertirá en una Venezuela”.

Por su parte, el exmandatario brasileño Lula Da Silva, quien enfrenta una condena de más de 8 años por corrupción tras un polémico proceso judicial conocido como Lava Jato, felicitó a Alberto Fernández por su victoria electoral en las PASO. El expresidente brasileño destacó el "significativo resultado" que consiguió el argentino, cuya candidata a la vicepresidencia para los comicios del próximo 27 de octubre es la exmandataria Cristina Fernández (2007-2015), a quien también incluyó en la felicitación.

El candidato presidencial del Frente de Todos respondió, a través de su cuenta de Twitter, el mensaje de su colega de izquierda y le dio el agradecimiento al exmandatario brasileño. "Muchas gracias, querido amigo Lula. Como bien decís, debemos darle esperanza a nuestro pueblo y cuidar de quienes más lo necesitan. Te mando un fuerte abrazo que espero poder darte pronto", escribió Fernández como respuesta al mensaje previo del exjefe de Estado de Brasil.

Fernández ratificó las palabras de Lula de que hay que cuidar "de quien más lo necesita", y el brasileño destacó que es necesario "traer días mejores". 

El ganador de las PASO también se refirió a Bolsonaro, a quien tildó de "misógino", "racista" y "violento" y estimó que el presidente brasileño es simplemente una "coyuntura en la vida de Brasil" como también lo es, según él, el actual mandatario, Mauricio Macri, en Argentina. "Con Bolsonaro no tengo problema en tener problemas", replicó Fernández a los dichos del brasileño en una entrevista en televisión.

"Celebro que Bolsonaro hable mal de mí. Es un misógino, un racista y violento", indicó Fernández al solicitar al brasileño "que deje a Lula (da Silva) en libertad" y que se someta a elecciones con el exmandatario libre. "Con Brasil nos vamos a llevar espléndido, Brasil va a ser siempre nuestro principal socio, Bolsonaro es una coyuntura en la vida de Brasil como Macri es una coyuntura en la vida de Argentina", añadió el líder de Frente de Todos.

El mandatario boliviano Evo Morales también se pronunció por el revés electoral del presidente de Argentina frente al kirchnerismo. Es una "rebelión" contra el modelo económico del FMI, estimó preocupado por las repercusiones sobre la economía de su país. "Yo puedo entender que es una rebelión del pueblo argentino contra el modelo económico del Fondo Monetario Internacional", señaló en rueda de prensa el gobernante boliviano, estrecho aliado de los exmandatarios Néstor y Cristina Kirchner.

El jefe de Estado de Bolivia ha sido reiteradamente crítico a los acuerdos de la administración de Macri con el FMI para salir de una recesión desde 2018, traducido en un préstamo de emergencia de más de US$ 56.000 millones, a cambio de un plan de austeridad. Morales, aliado de Cuba y Venezuela, puso en diversas ocasiones como ejemplo que su país logra estabilidad y crecimiento económico, sin pactos con el FMI.

"El dolar subió lo que subió y eso demuestra que el mundo no le confía al kirchnerismo lo que van a hacer", dijo Macri en conferencia de prensa luego de perder las PASO. "Lamentablemente hemos tenido un día muy malo. Estamos más pobres que antes de las PASO. El dólar de vuelta volvió a subir y sabemos lo que eso significa", agregó. El mandatario insistió que "la duda que vino es porque ellos (los kichernistas) no despiertan confianza". A su vez, dijo que le pidió al equipo económico que preparen medidas para que "el proceso electoral no castigue a todos los argentinos". Pichetto agregó que no le echan "la culpa a la gente de cómo ha votado, pero sin duda son interesantes los efectos y consecuencias de ese voto".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...