Nacional > cruces por guardia republicana

Bonomi, sobre la Republicana en cárceles: los que critican “han leído muchos libros pero conocen poco de cómo funcionan las cosas”

Respondió a sectores del FA y dijo que comisionado parlamentario quiere “redireccionar el gasto a personas que no se adaptan a nada"

Tiempo de lectura: -'

05 de junio de 2019 a las 13:30

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, contraatacó ante las críticas desde la interna del Frente Amplio por el pasaje de la Guardia Republicana a las cárceles.

Entrevistado por Panorama 1410 (de La República), el jerarca dijo que se trata de “una resolución evidente que había que tomar” y que “los que critican” la medida “han leído muchos libros pero conocen poco de cómo funcionan las cosas”. 

“Veníamos de un proceso de mejora de la situación de cárceles. Por lejos somos el país que está mejor en la región, pese a todo lo que se dice, aunque no significa que está todo bien”, agregó. 

El viernes pasado, el ministerio anunció que la Guardia Republicana se hará cargo de la seguridad "dentro y fuera del perímetro". En un comunicado, la cartera explicó que el cuerpo especializado "asumirá las funciones de seguridad penitenciaria brindado apoyo al Instituto Nacional de Rehabilitación para asegurar el trabajo de los funcionarios penitenciarios y garantizar la integridad física" tanto de trabajadores como de las personas privadas de libertad y de las personas que van como visitantes.

"Los policías del subescalafón ejecutivo que prestan servicios en el INR en tareas de seguridad o en funciones que asistan a la seguridad pasarán en comisión de servicio a la Guardia Republicana", agregó la cartera.

Una vez comunicada la decisión, algunos sectores del Frente Amplio expresaron su disconformidad. Casa Grande, sector liderado por la senadora Constanza Moreira, fue el más enfático en los cuestionamientos, y expresó su “profunda preocupación” por “el paso de la responsabilidad de la seguridad de las unidades a un cuerpo policial altamente entrenado para tareas de represión y que ya ha recibido denuncias de abuso de poder”.

Rafael Paternain –sociólogo, senador suplente y referente en seguridad de la agrupación– dijo que "el retroceso no puede ser más completo” y que “apelar a la Guardia Republicana para la seguridad en las cárceles es el síntoma más elocuente de un fracaso”. "Lo menos que podemos esperar, lo mínimo que debemos exigir, es un nuevo gobierno de izquierda dispuesto a replantearse en serio el camino”, agregó.

En otros sectores como el Ir y el Partido Socialista también causó malestar la medida, según supo El Observador

Este martes, el precandidato del FA Daniel Martínez –apoyado por esos tres sectores– dijo que se contactó con autoridades del ministerio para tener mejor información y afirmó que "hay debates que a veces se dan mal".

"El planteo no es que sea la Guardia Republicana la que se encargue. Según me dijeron, las personas que hoy trabajan en el sistema de vigilancia ayudando a las personas que se encargan de la rehabilitación pasarán a integrar un área especifica de la republicana, que van a tener su especialización que no es la misma que la de la republicana tradicional", señaló. Sobre los pronunciamientos de los sectores, afirmó: "Si fuera la Guardia Republicana con su perfil, que no está preparada para ello, creo que no está bien. Pero no se está hablando de eso".

Bonomi, en tanto, dijo que lo que se "plantea" es que "los funcionarios que están en cárceles pasen a depender de la Republicana, con sus criterios y su disciplina". "Esto significa ordenar el sistema penitenciario, que permita mayores estadías fuera de la celda, más deporte, más patio, más estudio, pero con garantías", agregó en Panorama 1410.  

Contra Petit

El ministro también cargó las tintas contra el comisionado parlamentario Juan Miguel Petit, quien ha denunciado “carencias graves” en los centros carcelarios y que pidió el cierre de algunos módulos del Comcar. Bonomi dijo que “Petit quiere redireccionar recursos hacia aquellos que no se quieren adaptar a nada, a la vida social, y siguen una carrera delictiva en lo interno”. 

"La gente que Petit quiere cambiar de lugar estaba en un módulo y lo rompieron. Se los cambió a otro y también lo rompieron y generaron esas condiciones que él dice son malas. Rompieron las canillas, los servicios higiénicos. Cuando interviene Petit eso está roto, pero no son las condiciones permanentes sino las que crearon", dijo.

En ese sentido, Bonomi cuestionó que los que rompen las instalaciones no tengan consecuencias penales. "Nosotros gastamos el arreglo y hacemos la denuncia penal. Y no hay una que haya sido tomada y les cueste algo. Los que hacen esto son los que van a estar pocos meses. .Rompen por romper, porque son depredadores y no tienen sanción penal", afirmó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...