Economía y Empresas > Seguridad Social

BPS contratará 60 becarios para asesorar a cincuentones

El Poder Ejecutivo trabaja en la reglamentación de la ley que estará vigente desde abril

Tiempo de lectura: -'

27 de febrero de 2018 a las 05:00

El Banco de Previsión Social (BPS) espera que el Poder Ejecutivo termine de redactar el decreto reglamentario de la llamada ley de cincuentones, por la que se habilita a ese colectivo a abandonar el sistema mixto de seguridad social y retornar al régimen de reparto.

En paralelo ajusta detalles de logística para ofrecer el servicio de asesoramiento a quienes estén interesados. Para esa tarea el BPS contratará a 60 becarios por espacio de un año, de los cuales 10 se desempeñarán en el área de call center, otros 23 prestarán atención personalizada en Montevideo y el resto cumplirá la misma tarea en las sucursales del banco en el interior del país

Consultado por El Observador, el representante de los trabajadores en el directorio del BPS, Ramón Ruiz explicó que es "trabajo extra" que se le agrega al banco y que si se destinaran funcionarios que ya están en plantilla se retrasarían otros trámite habituales, como jubilaciones, pensiones y seguro de paro.

"El BPS ha mantenido la cantidad de funcionarios y hemos ayudado al Mides, a la DGI, al Fonasa. Con el mismo personal se trabaja más. Somos uno de los pocos que podemos decir con total propiedad que sin haber aumentado el número de personal trabajamos más que antes", dijo Ruiz. Añadió que esos 60 becarios probablemente no serán suficientes, por lo que personal del BPS deberá dar apoyo. Los recursos para esas contrataciones vendrán de rentas generales, por lo que se cuenta con el aval del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

El BPS realizó en 2017 un concurso para becarios y se elaboró luego una lista de prelación. Ahora se está contactando a los seleccionados y se les brindará una capacitación especial para que empiecen a prestar funciones.

La plantilla del BPS tenía en 2016 3.934 trabajadores, entre presupuestados (3.464) y con contrato permanente de función pública (470). Y otros 350, entre becarios, pasantes y eventuales, según los últimos datos publicados por la Oficina Nacional de Servicio Civil.

La ley empezará a implementarse en abril y para eso el Poder Ejecutivo trabaja en la reglamentación. En principio el BPS prevé comenzar a informar sobre los alcances de la ley en marzo, en abril empezaría a agendar a los interesados y en mayo se iniciaría el asesoramiento personal.

La nueva ley abarca a todas las personas que tenían 50 años o más al 1° de abril de 2016, quienes podrán elegir si quieren desafiliarse del régimen de AFAP, aportar solo por el BPS y luego cobrar una jubilación única del organismo estatal. En una primera instancia, que irá desde la fecha de vigencia de la ley hasta un año más tarde, podrán presentarse aquellas personas que tenían 56 años o más al 1° de abril de 2016. Una segunda tanda, una vez trascurrido un año desde la entrada en vigencia, incluirá a las personas que tenían entre 53 y 55 años a esa fecha. Por último, las personas que tenían entre 50 y 52 años a abril de 2016 podrán optar cuando se cumplan dos años desde la entrada en vigencia de la ley.

La desafiliación tendrá carácter irrevocable y se formalizará ante el BPS. Para acceder a ella, el interesado deberá contar con el previo asesoramiento del BPS, que revisará la historia laboral del trabajador y calculará una proyección estimativa de las eventuales prestaciones por uno y otro régimen. Para tales efectos, la ley obliga a las AFAP a remitir al BPS la información del fondo acumulado por el afiliado.

En la ley también se contempla a las personas que ya se jubilaron por el régimen mixto y que tendrán los mismos derechos de los llamados cincuentones. Las AFAP privadas habían estimado que unos 80 mil trabajadores podrían dejar el régimen mixto de seguridad social.

El texto acordado en diciembre pasado cuesta 35% menos que el proyecto original remitido por el Poder Ejecutivo en julio. De US$ 3.700 millones se pasó a un mecanismo que costará unos US$ 2.400 millones, según cálculos de Economía.

Fideicomiso

También se deberá reglamentar el fideicomiso que administrará los fondos de los trabajadores desafiliados. Fuentes del Poder Ejecutivo informaron a El Observador que el gobierno será muy celoso y estricto con la reglamentación del fideicomiso de los cincuentones. Esto porque se pretende evitar que durante la próxima discusión de la Rendición de Cuentas (la última que puede elevar el gasto) se utilicen parte de esos recursos para atender algún compromiso o prioridad que la bancada de gobierno pretende impulsar. Explicaron que esto se debe a que esos ingresos, se darán por única vez, y además en una proyección de largo plazo, serán "insuficientes" para cumplir con el costo proyectado que tendrá la ley de los cincuentones.

La ley también topea las comisiones que pueden cobrar las administradoras de fondos de pensión del régimen mixto de seguridad social, donde la más alta no podrá superar el 50% de la más baja del mercado.

Reforma

La necesidad de reformar el sistema de seguridad social antes de 2030, para evitar su colapso es un tema que genera consensos tanto a nivel de gobierno como de la oposición. El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori ha dicho que "imprescindible" implementar cambios, dado la importante mochila que arrastra el Estado en materia de erogaciones por jubilaciones.

Para el presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara los parámetros actuales del sistema de seguridad social "son insostenibles", según alertó este lunes en entrevista con El Observador. "La esperanza de vida de la gente está creciendo sistemáticamente. En los últimos 20 años los uruguayos que llegamos a jubilarnos vivimos dos años más y en los próximos diez años se va a seguir potenciando. Cuando se mira el mundo ya no son muchos los países que tienen los 60 como edad mínima jubilatoria. Están yendo todos al orden de los 65 años y más", añadió Bergara.

Apenas 5.400 traspasos de afiliados de AFAP en 2017

Al cierre del año pasado, las Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional en Uruguay contaban en Uruguay con 1.382.135 afiliados. Sin embargo, apenas un 0,4% optó por cambiar de empresa en 2017. El año pasado, el Banco Central (BCU) registró 5.403 traspasos de afiliados con una amplio predominio de la empresa estatal. Si se considera los movimientos netos (ingresos menos egresos), República AFAP elevó su número de afiliados en 5.181 personas, según se desprende de la memoria trimestral del cuarto trimestre del BCU que divulgó este lunes el Banco Central (BCU).

En tanto, en el cuarto trimestre de 2017, las transferencias de aportes del Banco de Previsión Social (BPS) a las AFAP totalizaron $ 8.202 millones (unos US$ 288 millones) , que se distribuyeron de la siguiente forma: República AFAP 52,8%, Sura 18,3%, Unión Capital 16,9% e Integración 12%..

La transferencia promedio mensual por aportante, en dicho trimestre, se ubicó en el orden de $ 3.291, correspondiendo a República AFAP la mayor cifra promedio con $ 3.869, mientras que en el otro extremo se ubica la correspondiente a Integración AFAP que promedió $ 2.739 por aportante.

Rentabilidad

La rentabilidad bruta real anual en Unidades Reajustables (UR) se ubicó en diciembre de 2017 en 5,1% y 3,9% para el subfondo de acumulación y subfondo de retiro (que se crea con los afiliados mayores de 55 años), respectivamente.

A nivel de cada institución, la rentabilidad bruta real en UR fue la siguiente: AFAP Sura: 5,1% y 4,2%, Integración AFAP: 4,8% y 4,2%, República AFAP: 5,2% y 3,9%, y Unión Capital AFAP: 4,9% y 4,1%.

La rentabilidad real neta anual proyectada para el fondo de ahorro previsional total surge de descontar de las rentabilidades brutas históricas obtenidas en los últimos tres y cinco años los costos por comisiones de administración y de custodia.

En la medida que el cargo de comisión por administración se cobra por única vez en el momento del aporte del trabajador, debe definirse el período en que se amortizará a los efectos de anualizar dicho costo, para lo que se supone un horizonte de treinta y cinco años.

En términos de la rentabilidad real neta anual proyectada calculada en base a la rentabilidad bruta de los últimos treinta y seis meses, el fondo de ahorro previsional total administrado por República AFAP presenta a diciembre de 2017 el mejor desempeño de los cuatro, con un rendimiento del 4,7%. Cuando dicha rentabilidad se calcula en base a la rentabilidad bruta promedio de los últimos cinco años, Unión Capital registra el mejor desempeño, con un nivel de 1,3%, según el BCU.

Cabe señalarse que la UR tuvo en promedio en los últimos tres años incremento de 10,9%, mientras que en los últimos cinco años a diciembre de 2017 presentó un incremento de 13,6%.

Al cierre de diciembre de 2017, las AFAP administraban fondos por $ 456.570 millones (unos US$ 16.020 millones). Del total de los fondos administrados, República AFAP concentra el 57,2%, seguido por AFAP Sura 17,6%, Unión Capital AFAP 16,1%, e Integración AFAP 9,1%.


Jubilaciones

A diciembre de 2017, el total de casos de prestaciones servidas por el nuevo sistema de ahorro previsional ascendió a 42.886, de los cuales un 34% corresponde a jubilaciones comunes, 30% a jubilaciones por incapacidad total, 25% a fallecimiento del afiliado en actividad o en goce del subsidio transitorio, 8% a subsidios transitorios por incapacidad parcial y 4% a prestaciones por fallecimiento de jubilados.





Comentarios