Nacional > EN ESCUELAS

Campaña de vacunación no llega al 95% y preocupa a las autoridades

Expertos advierten que, de no revertirse la tendencia, podría haber un rebrote de sarampión

Tiempo de lectura: -'

03 de abril de 2018 a las 05:00

La campaña de vacunación en escuelas impulsada por el Ministerio de Salud Pública (MSP) comenzó este lunes. Seis equipos de vacunadores recorrieron 12 centros educativos en Montevideo y suministraron dos vacunas a los estudiantes de sexto año: la triplebacteriana –que protege contra tétano, difteria y tos convulsa– y la que inmuniza contra el virus del papiloma humano (VPH), que fue suministrada solo a las niñas. Según un relevamiento realizado por El Observador, el 73% de los niños presentó la autorización firmada por los padres para que los vacunaran.

Sin embargo, estos datos preliminares no son para nada auspiciosos. El profesor de Infectología de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, Eduardo Savio, dijo a El Observador que los niveles aceptables de vacunación se ubican en 95%. Por lo tanto, salvo que la tendencia se revierta con los días, los datos no parecen alentadores. "Es una señal horrible la que estamos dando, sobre todo porque Uruguay siempre fue un país con muy buenas cifras de vacunación", sostuvo.


Una alta tasa de cobertura permite que enfermedades que fueron erradicadas en el país no reaparezcan, algo que ya ocurrió en Europa. En ese sentido, que un niño reciba la vacuna no significa que esté inmunizado, ya que en algunos casos la inoculación no hace efecto y lo que realmente lo protege es que todas las personas que lo rodean también hayan recibido la dosis. Ese beneficio colectivo es conocido como "efecto rebaño" y para que funcione tiene que haber más del 95% de la población vacunada.

El Observador relevó las 12 escuelas que estaban agendadas para este lunes, pero recabó datos de nueve. Hubo un centro educativo que no quiso brindar información, uno que no contestó la llamada y otro que no recibió la visita de los vacunadores. En las nueve escuelas que sí dieron datos había 297 estudiantes en planilla, pero solo 209 fueron vacunados. Los directores explicaron que en algunos casos los padres se olvidaron de firmar la autorización, pero en otros no recibieron la inoculación porque sus familias no estaban de acuerdo.

Los centros educativos con peores índices de vacunación fueron la escuela Egipto del Cerro (13%), el colegio Gabriela Mistral de Malvín (56%) y la escuela Checoslovaquia del Cerro (60%). En contrapartida, en la escuela Japón del Buceo y en la escuela Melchora Cuenca del Cerro se inmunizó a todos los estudiantes.


Los directores explicaron también que la vacuna contra el VPH generó más resistencia entre los padres que la triplebacteriana, que es obligatoria. En el colegio Gabriela Mistral, por ejemplo, ninguna niña recibió la inmunización que protege contra el virus que produce cáncer de cuello de útero. Esa dosis generó polémica en los últimos días, ya que un colectivo de 13.300 personas creó un grupo en Facebook en el que alienta a las familias a no permitir que les den esa vacuna a sus hijas a raíz de las complicaciones que se le asocian.

Savio destacó la importancia de vacunar a los bebés y a los niños pequeños, porque en "tres o cuatro años" podrían reaparecer enfermedades que se consideran erradicadas en Uruguay, como el sarampión. Si la población no está inmunizada, las patologías podrían encontrar el hueco y volver a enfermar. "Esta actitud de negarse a las vacunas esenciales es muy perjudicial para la salud personal y de la comunidad", afirmó.

Comentarios