Estilo de vida > ExpoCannabis 2019

Cannabis, la planta milenaria que es mucho más que porro y se afianza en Uruguay

Este fin de semana se realizará la sexta edición de la ExpoCannabis en Montevideo con foco en la medicina y la industria

Tiempo de lectura: -'

05 de diciembre de 2019 a las 05:01

Hay un periodista e historiador mexicano que suele escribir en sus columnas de opinión que el tabú tiene los oídos duros. Entonces es difícil hablarle claro porque se cierra y también es difícil hablarle con cautela porque no oye o elige no oír.

Esta reflexión bien podría aplicar al tabú con el que convive el cannabis. Incluso en sociedades como la uruguaya donde su regulación ya lleva marchando un tiempo considerable. “Sigue existiendo un estigma muy grande sobre la marihuana a pesar de que es una de las drogas más blandas y que genera menos toxicidad”, dice Mercedes Ponce de León, directora de ExpoCannabis Uruguay y miembro de la comisión directiva de la Cámara de Empresas de Cannabis Medicinal (CECAM).

La ExpoCannabis –que se realizará en el Latu de Montevideo el 6, 7 y 8 de diciembre– es precisamente un evento para reunir y repartir información respecto a esta planta que es mucho más que porros y viajes piscoactivos. Es una materia prima que la ciencia viene analizando de cerca hace ya varios años y que en cada edición de la ExpoCannabis arroja una nueva posible salida o línea de investigación en la medicina, la gastronomía, la industria y otro montón de ramas de la actividad humana. Sin embargo, dice Ponce de León, todavía es un tema controversial y que “genera mucha puja”.

Para la especialista, el 2019 fue un año con grandes avances en materia de regulación de la marihuana recreativa en adultos y también en el campo de la medicina. En 2018, el gobierno uruguayo anunció que autorizaría tres nuevas licencias para la producción de cannabis para venta en farmacias. Esto significó que durante 2019 nuevas empresas comenzaron a trabajar en la producción y el año que entra los vinculados al sector podrán festejar un aumento del más del 50% de la producción de marihuana nacional, que se producirá de a 10 toneladas anuales. Esto significa que a las 17 farmacias habilitadas para la venta hoy en todo el territorio, se sumarán nuevos puntos de venta que hoy están en lista de espera por falta de suministro.

Ponce de León lo resume así: “Es uno de los grandes avances de este año. Es importante considerar que el 70% de los usuarios registrados acceden al cannabis mediante la farmacia, o sea que es la vía de acceso más usada”. El otro 30% está registrado para auto cultivo o compra en clubes de membresía.

Pero dejando las cifras a un lado por un momento: ¿cuál es el verdadero potencial del cannabis más allá de sus efectos psicoactivos?

Una planta milenaria

Diversos estudios científicos demostraron que la marihuana se consume hace más de 2.500 años. “Las perspectivas modernas sobre el cannabis varían mucho entre culturas, pero está claro que la planta tiene un largo historial de consumo humano, medicinal, ritual y recreativo a lo largo de miles de años”, dice el alemán Robert Spengler, arqueo botánico del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana, en una entrevista con The New York Times.

Spengler fue quien lideró uno de los últimos estudios sobre el tema y rotula al cannabis como una planta que ya fue aprovechada a nivel industrial por las primeras civilizaciones humanas y más allá de como una droga recreativa. Incluso, algunas investigaciones de alto perfil apuntan a que hace casi cuatro mil años que los humanos utilizan fibras de cáñamo –que se extrae del tallo de la planta de cannabis– para fabricar cuerdas, lonas de navegación y vestimenta.

El cáñamo es uno de los componentes de la planta que en esta sexta edición de la ExpoCannabis los productores y organizadores buscarán revalorizar porque “es parte del conjunto de elementos del cannabis que no tienen nada que ver con el consumo y sin embargo cae dentro del paradigma prohibicionista moral, sin fundamentos científicos y sin base teórica”, explica Ponce de León.

La fibra de cáñamo es una materia prima en tendencia en otras partes del mundo donde la producción de cannabis está regulada y no quieren desaprovechar el resto de la planta. Vale recordar que son solo las flores las que tienen una alta concentración de THC y, por ende, las únicas que se consumen con fines recreativos. El resto de la planta está ahí para explorarla.

El cáñamo es parte de esos restos. Al no tener propiedades psicoactivas no le interesa al narcotráfico, pero sigue teniendo mucho valor. Más de 25.000 productos en todo el mundo la utilizan para su fabricación. En la industria textil, por ejemplo, el cáñamo es la base de una de las telas con más resistencia y durabilidad. Además, según datos publicados en The Guardian, es una fibra biodegradable que requiere menos de un tercio del agua necesaria para producir algodón y da como resultado un 220% más de fibra.

La industria gastronómica también está aprovechando el cáñamo en la producción de alimentos veganos como aceite y leche ya que tiene altos niveles de proteína. “Acá solo tenemos la yerba, que ni siquiera es un alimento”, dice Ponce de León. Y agrega: “Igual este año en la expo vamos a mostrar que la industria en Uruguay viene creciendo y se posicionó con 30 licencias para producción de cáñamo industrial”. En algunos lugares, el cáñamo se utiliza hasta para elaborar materiales de construcción.  

La otra pata fuerte de la ExpoCannabis vendrá, una vez más, por el lado de la medicina. Existe en Uruguay un proyecto de ley que ya tiene media sanción y propone mayor accesibilidad al cannabis medicinal. También promueve una mayor investigación en el área. A su vez, la ley, en caso de ser aprobada en el senado que sesionó ayer de forma extraordinaria, permitirá a pacientes y médicos agruparse en organizaciones civiles para empezar a producir productos medicinales. Con esa base, y considerando los altos índices de aceptación que tiene el cannabis medicinal en Uruguay (por arriba del 90%), desde la organización tienen previstas varias instancias para dialogar sobre estos temas.

Entrega de premios y cine cannábico

Durante el evento se realizará la entrega de premios Daniel Vidart. Una movida que los organizadores de la expo tienen en alianza con la Intendencia Municipal de Montevideo y premiará a investigadores que vienen trabajando en proyectos vinculados a la planta. Los trabajos reconocidos serán tres: un libro sobre el cannabis, un proyecto que promueve la producción orgánica de pequeños emprendedores y una investigación que propone utilizar CBD –uno de los componentes medicinales de la planta– para tratar adicciones a drogas duras. 
Durante los tres días que dura la expo también se celebrará el Festival Internacional de Cine Cannábico, una oportunidad para conocer más acerca de la planta a través del relato audiovisual. 
Las entradas están a la venta en www.ticketuno.com y el evento es exclusivo para mayores de 18 años. 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...