Cargando...

Nacional > patricia medina

Caso Astesiano: imputada tildó de “manipulador” a su pareja el escribano pero fiscal aseguró que ella daba “órdenes”

La mujer se plantea como una víctima de su pareja, pero fiscal aseguró que su rol en la organización "no es menor"

Tiempo de lectura: -'

24 de noviembre de 2022 a las 05:04

El nuevo abogado de Patricia Medina, pareja del escribano Álvaro Fernández desde hace más de 10 años, dijo ante el juez Alejandro Asteggiante que la participación de la mujer en la causa era colateral y que sus intervenciones se debía al "demagogo" y "manipulador" de Fernández. Así, intentó que el juez le diera la excarcelación, que finalmente le fue negada, según consta en el registro de la audiencia a la que accedió El Observador

Todos ellos están señalados como cómplices del excustodio presidencial Alejandro Astesiano en la banda que adulteraba pasaportes para ciudadanos rusos. La fiscal del caso, Gabriela Fossati, pidió que la mujer permaneciera presa, tal y como lo había dispuesto el juez Marcelo Souto a mitad de octubre.

Para argumentarlo, la fiscal leyó la sentencia del tribunal de apelaciones que a principios de noviembre confirmó la medida de prisión y expresó: "Resulta dudoso que efectivamente estuviéramos ante un manipulador tan evidente y una persona tan inocente frente a ese avasallamiento manipulador porque los mensajes fueron muy contundentes".

En la audiencia en la que pidió su formalización, Fossati había dicho que el rol de Medina en la organización "no es menor" y para ilustrarlo leyó algunos de los chats entre ella y su pareja. Resaltó que los obtuvieron a raíz del teléfono de él, dado que ella borró todos sus mensajes y ahora Policía Científica deberá intentar recuperarlos. Después de eso, la mujer fue conducida para volver a declarar a fiscalía. 

Aunque el abogado de Medina, Sergio de Souza, intentó reducir su rol al de una testigo colateral, en la entrevista que le realizaron en Fiscalía el 14 de octubre de este año la fiscal adjunta Gloria Nicolini le señaló su intervención directa. 

En esa oportunidad –de acuerdo al registro al que accedió El Observador– indicó que Fernández trabajaba con "partidas, cédulas, todas esas cosas". "Él decía que tenía que sacar la cédula, que tenía que sacar esto, que tenía que sacar lo otro y yo lo alentaba", señaló sobre su rol. 

Sin embargo, Nicolini le leyó dos extractos de chats que ella había tenido con el escribano, que ilustraban lo contrario. "Y al otro que presiona primero habla con el gordo. El otro que presiona que tanto presiona que si se hace la reunión, que vayan ahí. Una cosa que dice bueno, mirá sabés una cosa... El otro que presiona porque también es inteligente. No es ningún estúpido. La cosa es así, se devuelve el dinero y listo. Tenemos otra persona para darlo. Lo que vos vas a recibir hay otros ahí en la fila para darlo también ¿entendés? a fin de cuenta hay que hacer la misma jugada. La misma jugada que él te hace a vos hay que hacerla al revés. ¿Sabés una cosa? Mirá, yo voy a hablar y devolvemos el dinero. Esto así no sale nada. Te devolvemos el dinero y ta. Otra persona va a recibir lo que vos no querés recibir. Ahora yo que sé... tenés que jugar. ¿Mirás tanto la tele? Jugá (sic)", le dijo Medina al escribano el 18 de mayo según leyó Nicolini. 

En otro momento, la mujer también le dijo a Fernández: "Mirá, veo lo que siento. Está complicado porque desde ahí adentro están cagados. Yo siento que están cagados porque no es cuál la serie. ¿Qué es lo que necesitan? Qué serie. ¿Por qué no lo hizo antes? ¿Por qué mandó a buscar al hombre? Quien hubiera dicho. Esto sale en una semana, que venga ese día, a esa hora. Dos días se comió ahí adentro, no entiendo cuáles son los días". 

Si bien el contexto de los mensajes no queda claro, y así se lo dijo Nicolini a Medina en el interrogatorio, sí queda de manifiesto que ella le daba órdenes. Consultada por esto, Medina respondió: "Yo hice hasta sexto de escuela y no entiendo de leyes ni de nada (...) Lo que él me hablaba yo le contestaba". 

Dos apartamentos y una indagatoria por lavado 

La fiscal Fossati relató en la audiencia en la que se imputó a la mujer, que ella figuraba como "adquirente" de un apartamento en la calle Cerrito, que "habría adquirido" del ciudadano ruso Alexey Slivaev y su esposa. Fernández había dicho en fiscalía que lo había adquirido en cuotas a Slivaev, luego en una segunda versión dijo que le había pedido dinero a su madrastra para comprarlo y que se lo había comprado a su pareja Patricia Medina. También hubo otro apartamento, también ubicado en la calle Cerrito, que lo había comprado a nombre de la hija de Medina.
"No tiene otra explicación que no sea el origen ilícito del dinero que se obtenía de los actos", advirtió la fiscal sobre estos movimientos. Fernández no tiene bienes propios y tiene una deuda de 45 mil dólares con la Suprema Corte de Justicia, razón por la que tiene suspendido el ejercicio de la profesión. 
Por otra parte, Fossati señaló que Medina y Fernández fueron los testigos para que la esposa de Slivaev obtuviera la residencia legal en el 2013. Sin embargo, en la entrevista del 14 de octubre en fiscalía, Medina reconoció saber de la compra de uno de ellos. 
"Yo le estaba por comprar una propiedad a Alexey con plata de los dos pero la que compraba era yo. Juntábamos plata. Le íbamos a comprar un apartamento en calle Cerrito", dijo ante la fiscal Nicolini en ese entonces. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...