19 de junio 2024
Dólar
Compra 38,10 Venta 40,60
24 de marzo 2023 - 17:11hs

El secretario de Defensa de los Estados Unidos, Lloyd Austin, ordenó ataques aéreos en territorio de Siria. El resultado de la operación, llevada a cabo en la noche del jueves, costó la vida de catorce personas. Según informes del Pentágono, las víctimas fatales son “combatientes pro-iraníes afiliados a los Guardianes de la Revolución”.

El gobierno del presidente sirio Bashar al Assad cuenta con el apoyo de fuerzas militares asociadas a Moscú y a Teherán. A su vez, los Estados Unidos cuenta con bases militares en territorio sirio y también de Irak. El argumento de Washington es que deben proteger los pozos petroleros de ese país en el que el Estado Islámico hace incursiones para “robar crudo”.

Siria vive un conflicto armado que lleva 12 años y, si bien es considerada una guerra civil, los opositores al gobierno dominan territorios donde están instaladas bases militares de los Estados Unidos desde hace años.

Más noticias

Austin anunció que la Casa Blanca autorizó “ataques de precisión” en Siria, luego de que un dron golpeó una base militar estadounidense en suelo sirio en la que murió “un contratista”, como llaman al personal militar de empresas militares privadas integradas a las fuerzas militares estadounidenses en territorios extranjeros.

El informe del secretario de Defensa se dio a conocer este viernes y refiere a los ataques aéreos que dejaron 14 víctimas fatales. La explicación oficial del Pentágono es que la incursión de los cazabombarderos fue en represalia a que un dron –al que el Pentágono dice ser de “origen iraní”– impactara en una base estadounidense donde murió un contratista, mientras que otro contratista y cinco soldados norteamericanos resultaron heridos.

El comunicado dice que se trató de "un vehículo aéreo no tripulado” que impactó en “una instalación de mantenimiento en la base Coalición, cerca de Hasakah, en el noreste de Siria".

Austin dijo que Washington autorizó ese ataque el jueves por la noche en el este de Siria “contra instalaciones usadas por grupos afiliados a los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán" (IRGC).

El comunicado dice que “el UAV (Vehículo Aéreo No Tripulado) es de origen iraní".

Cientos de efectivos militares estadounidenses están en Siria como parte de una coalición que justifica su accionar por la presencia de milicianos del Estado Islámico y por “el respaldo” a las tropas de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), integradas por separatistas kurdos y contingentes de mercenarios o contratistas de distintos orígenes.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), una ONG con sede en Reino Unido y dotada de una amplia red de informantes en Siria, informó que 14 personas murieron por los bombardeos estadounidenses, incluido nueve sirios: "Los ataques estadounidenses tuvieron como objetivo un depósito de armas en la ciudad de Deir Ezzor, y mataron a seis combatientes proiraníes". Rami Abdel Rahman, director de la ONG, añadió que “otros dos combatientes murieron en ataques contra posiciones en el desierto de Al Mayadin, y otros seis cerca de Al Bukamal".

Washington informó que dos soldados heridos el jueves fueron tratados en el mismo sitio, mientras que los otros tres y el contratista norteamericano fueron evacuados en una misión médica hacia Irak.

Austin dijo que, "como lo dejó claro el presidente Joe Biden, tomaremos todas las medidas necesarias para defender a nuestra gente y siempre responderemos en el tiempo y lugar que escojamos".

Cuando se conoció el ataque del dron, Biden se encontraba en Canadá reunido con el primer ministro Justin Trudeau. Cabe consignar que, en agosto del año pasado, Biden ordenó ataques de represalia similares en la provincia petrolera siria de Deir Ezzor, como retaliación de acciones con drones a un puesto militar estadounidense que no había causado víctimas.

Aquel ataque de 2022 se produjo el mismo día en que se informó que un general de la Guardia Revolucionaria de Irán había sido asesinado cuando estaba "en una misión en Siria como asesor militar".

En enero de este año, los Estados Unidos intensificó su presencia militar en el este y el noreste de Siria, según alega el Departamento de Defensa, “con el objetivo de resguardar los campos petroleros ante los ataques terroristas del Estado Islámico”.

A principios de año, cerca de 100 vehículos militares estadounidenses cruzaron por la frontera irakí a la ciudad siria de Al-Hasaka, donde hay una base de los separatistas kurdos y fuerzas militares estadounidenses. Las fuerzas militares de Washington también están estacionadas en las localidades sirias de Rumeylan, Sheddadi y Tel Beyder. Desde octubre de 2019, Washington dio prioridad a la localización en las proximidades de los campos de petróleo.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos