Economía y Empresas > CONFERENCIA

Ceres: “Uruguay es cada vez más vulnerable a un régimen populista”

Su nuevo director ejecutivo, Guillermo Tolosa, dijo que la alta deserción que presenta el sistema educativo es un “caldo de cultivo” para estos movimientos

Tiempo de lectura: -'

01 de noviembre de 2018 a las 16:07

Uruguay acumula debilidades que, de no ser atendidas pueden derivar en regímenes de corte rupturista y autoritarios en el mediano plazo. Ese fue uno de los mensajes principales que dejó este jueves el nuevo director ejecutivo del Centro de Estudios  de la Realidad Económica y Social (Ceres), Guillermo Tolosa.

El experto apuntó a que en la medida que los logros educativos del país no mejoran se están debilitando las bases para el crecimiento económico, pero también las bases de apoyo a la democracia  y a políticas públicas de calidad en el futuro.

Durante la conferencia titulada “El orden mundial en transición, desafíos para Uruguay”, Tolosa  repasó los cambios que se están sucediendo tanto en la economía como en la política.

Según explicó, hasta ahora el orden económico mundial surgido tras la Segunda Guerra Mundial fue clave para que el mundo tenga los mayores niveles de ingreso medio, esperanza de vida, educación y menores niveles de violencia en la historia de la humanidad. Pero en la medida en que se ese camino comience a desandarse, el crecimiento mundial sufrirá significativamente.

El orden mundial está herido de bala, pero no está herido de muerte. Sin embargo, parece muy vulnerable. (…) El mundo que está emergiendo es un desorden y eso es lo peor que le puede pasar al país”

En ese contexto, también existen crecientes riesgos de naturaleza política. Tolosa afirmó que la “frustración” de expectativas económicas que se han generado por bajo crecimiento, junto con las disrrupciones que la tecnología ha causado en la vida de los menos educados y una creciente manipulación posibilitada por las redes sociales han hecho que muchos votantes opten por regímenes rupturistas y autoritarios que fomentan la división y el odio; y cuya seña de identidad son políticas cortoplacistas y dañinas para el crecimiento de largo plazo.

“Siempre fuimos conscientes del riesgo populista en países que estaban  con un menor nivel de ingresos que nosotros (por Uruguay). Ahora hay nuevas fuerzas que hacen que haya riesgo populista y régimen populista con mayor nivel de ingreso”, dijo. 

Tolosa  definió el populismo como un “relato de odio” donde  el pueblo aparece confrontado con un enemigo y en donde el diagnóstico está basado en que los males de una economía están dados por la intencionalidad de daño de ese enemigo.

Según dijo, la experiencia muestra que hay populistas que están a la izquierda del régimen político de Uruguay y  otros a la derecha del régimen político de Uruguay. “Estamos rodeados de populistas”, apuntó.

“A pesar de que el mundo va  mejor que nunca, el populista nos convence del relato fatalista que involucra patear el tablero y cambiar todo (...) En un mundo en donde parece que tenemos una epidemia populista, Uruguay tiene las defensas cada vez más bajas”.

 

¿Qué riesgo tiene Uruguay?

“¿Es posible imaginarse un Uruguay populista?”, se preguntó el experto. Y de inmediato respondió que la amenaza y los riesgos han crecido.

Para Tolosa Uruguay está cada vez más vulnerable a un régimen de este tipo. Entre otras cosas, porque la alta deserción que presenta el sistema educativo está  generado el “caldo de cultivo” para el populismo. Según afirmó, la experiencia internacional demuestra que el populismo es mayormente apoyado por individuos con bajo nivel educativo.

“En Uruguay estamos generando gente que va a tener problemas de adopción de la tecnología. Gente que está perdiendo o nunca tuvo la cultura del trabajo, que está siendo educada en la conflictividad. (…) Eso ya no lo arreglamos con una reforma educativa. Es un problema social que tenemos que empezar a pensar”, dijo Tolosa.

El director de Ceres saludó la necesidad de una reforma educativa para frenar el abandono en educación secundaria, pero apuntó a que hay un “problema de stock” dado por “años y años en donde se han generado desertores sin el liceo terminado”.También afirmó que hay un riesgo de contagio directo y puso como ejemplo el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos.

En otra parte de su presentación, también puntualizó que la confianza en el gobierno “está cayendo precipitadamente”, al igual que la confianza en los partidos políticos y en la democracia misma. “La tendencia es preocupante”, señaló.

Complacencia y fatalismo

Tolosa explicó que mientras Uruguay es uno de los que tiene el ingreso per cápita más alto de América Latina, es también uno de los mayor deserción del sistema educativo en las nuevas cohortes demográficas.

Y al mismo tiempo que es uno de los países menos corruptos del mundo, muestra tener un clima de negocios “muy complejo”. Además, es uno de los países que experimenta uno de  los crecimientos más altos de homicidios en el mundo.

“Se puede discutir, pero lo que dicen los rankings es una señal. Estamos muy bien en algunas cosas y muy mal en otras”, dijo.

En virtud  de esos contrastes, para Tolosa es natural que pueda haber tendencias a la complacencia o al fatalismo, capaces de sentar las bases  de la polarización que es el entorno “fértil” para el desarrollo del populismo.

“Es una cuestión de tiempo que vamos a tener la fuerza laboral menos educada de toda América Latina y va a ser insostenible tener  los grados de avance económico, democrático y morales que tenemos ahora”.

Otras claves

*El entorno financiero global se ha deteriorado en 2018 y continuará siendo desfavorable.

*También se deteriora el comercio mundial por la aplicación de aranceles de Estados Unidos a China.

*La región agrava las expectativas comerciales para Uruguay. Brasil y Argentina se embarcarán en políticas de austeridad que generarán debilidad económica y menores importaciones desde esos países.

*La probabilidad de que la situación económica tenga un deterioro adicional en 2019 es considerable.  De todas formas  un marco macroeconómico robusto permite enfrentar el escenario externo sin mayores sobresaltos.

*Los riesgos de un escenario externo materialmente más adverso han crecido sustancialmente ante una potencial escalda de las guerras comerciales.

*Uruguay realiza el 75% de su comercio por fuera de acuerdos comerciales. Por ello es vulnerable al deterioro del ámbito multilateral de comercio que hoy está en jaque.

Perfil
Guillermo Tolosa es doctor en Economía por la Universidad de California, Los Ángeles. Entre 2010 y 2016 gerenció las representaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) en países de Europa del Este. También se desempeñó como economista en el departamento de Estrategia del FMI. En los últimos dos años trabajó como asesor de la consultora macroeconómica global Oxford Economics y como profesor titular de grado y posgrado en la Universidad de Montevideo.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...