Economía y Empresas > RÉGIMEN IMPOSITIVO

Chau descuento: trabajadores de zonas francas pasaron a pagar IVA por su almuerzo

El cambio legal se aprobó en la última ley de Rendición de Cuentas, entró a regir este mes y tomó por sorpresa a varios

Tiempo de lectura: -'

03 de enero de 2019 a las 18:22

Varios trabajadores de zonas francas se sorprendieron esta semana cuando a la hora de pagar su almuerzo -que muchos suelen pedir desde fuera de sus lugares de empleo- debieron abonar un monto mayor al habitual. El motivo: un cambio normativo que votó el Parlamento en la última ley de Rendición de Cuentas que terminó con la exoneración de IVA que obtenían esos enclaves aduaneros por la contracción de servicios desde territorio no franco.

Según explicó a El Observador el docente de impuestos de la ORT, Fabián Birnbaum, anteriormente la venta de productos a zona franca se consideraba como un exportación a los efectos del IVA. Esto significaba que la venta no llevaba ese impuesto y se podía recuperar el IVA (del 22%) de las compras asociadas.  

Sin embargo, la última Rendición de Cuentas cortó con ese beneficio. "No se considerará exportación la introducción de bienes, mercancías y materias primas desde territorio nacional no franco a zonas francas, destinados a satisfacer el consumo final de bienes y servicios por parte del personal de las zonas en oportunidad de realizar su actividad laboral dentro de las mismas, a que refiere el artículo 37 de la presente ley", dice el artículo 324. Este cambió comenzó a regir desde el pasado 1° de enero.

“Eso significa que si hay una venta de bienes desde territorio no franco a zona franca con el objetivo de ser consumido por el personal que trabaja allí, va a tener el IVA. Ejemplo de esto puede ser la comida que se pidan desde restaurantes fuera de zona franca”, explicó Birnbaum.

En las zonas francas uruguayas trabajan unos 14 mil trabajadores, según el último censo que divulgó el Ministerio de Economía. Los salarios promedio son de US$ 3.133 mensual y la normativa establece que al menos un 75% de los empleados deben ser ciudadanos uruguayos, naturales o legales.

Entre las exoneraciones del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) y el Impuesto al Patrimonio, el Estado uruguayo resigna impuestos por unos US$ 400 millones anuales, poco más de medio punto del PIB.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...