Opinión > EDITORIAL

Chicos son como bombas pequeñitas

Es responsabilidad de todos mantener informados a los nuevos votantes 

Tiempo de lectura: -'

11 de junio de 2019 a las 05:02

Son 250 mil los nuevos sufragantes en Uruguay, una población que con sus votos pueden determinar quién será el nuevo presidente y quiénes ocuparán escaños en el Parlamento de la República.

Pertenecen a generaciones que nacieron con el celular en la mano e hiperconectados. Son los que viven en el mundo del entretenimiento global y se preocupan por el Medio Ambiente, la calidad de la alimentación y el futuro del planeta. Tienen acceso a bibliotecas ilimitadas de datos y conocimiento a través de sus teléfonos y no conciben el mundo sin WhastApp ni Instagram.

Nacieron obligados a adaptarse a la era digital y a surfearla sin caerse de la ola por más grande que sea. Viven en un tiempo donde las fronteras se diluyen día a día y en donde cuentos que para sus abuelos eran de ciencia ficción son hoy tan reales como el termo y el mate. 

Abrazan causas globales que por lo general no son ni de izquierda ni de derecha y claman por algún tipo de certeza del mundo adulto. No son una generación que pretenda cambiar el mundo colectivamente como pudo haber sido la de los sesentas, pero tampoco están dispuestos a aceptar el mundo cómo está hoy. Se rebelan ante la falta de explicaciones coherentes de por qué las cosas funcionan como funcionan. 

El caso de la militante sueca de 16 años Gretha Thumberg, que conmovió a los empresarios en Davos y a los parlamentarios europeos con su simple frase “la casa está en llamas” es un ejemplo que mueve millones de jóvenes en todo el mundo que reclaman –inspirados por ella– acciones concretas y no discursos para enfrentar el cambio climático. 

Lo que sucede fuera del Uruguay impacta como nunca en la historia en la sensibilidad de los uruguayos que votan por primera vez y es allí donde la oferta electoral se abre como un abanico grande y complejo.  

Son un cuarto de millón los jóvenes que votarán por primera vez en 2019 y tienen la opción de hacerlo por alguno de los 28 candidatos que se presentan en las elecciones internas no obligatorias del 30 de junio.

El informe publicado por El Observador sobre las características del mismo indica que “un tercio de ese grupo no sabe lo que va votar en octubre. En las internas menos aún. Tienen mucha menos predisposición a votar en las internas. Y aquellos que estén más predispuestos tienen un voto más endeble, más capaz de no concretarse”, sostuvo la investigadora social Marina Pomiés.

Las elecciones internas en donde cada partido tiene la oportunidad de seleccionar su candidato a presidente representan una excelente oportunidad para romper los compartimientos estancos y los limites territoriales de las tribus de jóvenes. Las internas son una excelente excusa para iniciar un buen diálogo intergeneracional de ida y vuelta con el mundo de los adultos. Los viejos irán a nutrirse y entender las problemáticas, sueños, miedos y desafíos de las generaciones más jóvenes y al mismo tiempo podrán transmitirles la importancia superlativa de votar informados y a conciencia, por su propio bien.

Ayudarlos y animarlos a informarse sobre las propuestas políticas e inculcarles responsabilidad ciudadana a la hora de votar es un excelente punto de partida para seguir consolidando los cimientos de nuestra democracia. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...