Economía y Empresas > TRANSMISIÓN ELÉCTRICA

Columnas de fibra de vidrio: la apuesta de UTE para reponer más rápido el servicio

Cinco empresas del plástico uruguayas diseñarán un prototipo; luego habrá un llamado a licitación para adquirir al menos 3 mil postes con ese material liviano  

Tiempo de lectura: -'

08 de octubre de 2019 a las 19:14

En poco tiempo no será necesario un camión-grúa para que UTE puede reponer una columna dañada por la inclemencias del tiempo en zonas o barrios complejos. La empresa estatal comenzará a instalar columnas de plástico (más precisamente fibra de vidrio) para que esa tarea sea más eficiente y rápida en un futuro. 

Buscando mejorar los tiempos de respuesta en zonas inundables del país o barrios donde el ancho de las calles no permite trabajar con normalidad cuando se producen cortes del servicio, el ente energético lanzó este martes junto a la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE) un convenio marco de cooperación destinado a fortalecer a empresas proveedores de UTE. 

En esta primera etapa, el Plan Nacional de Transformación Productiva y Competitividad de la ANDE fomentará y destinará US$ 180 mil al desarrollo de cinco empresas uruguayas del plástico que se presentaron a participar del diseño de un prototipo de esas columnas de fibra de vidrio, que tendrán un peso sensiblemente inferior a la madera o el hormigón.

El proyecto cuenta con el apoyo del LATU -que destinará su predio- y de la Universidad de Ingeniería de la Udelar. Ese dinero sale del Fondo Nacional de Desarrollo (Fondes), que se alimenta con parte de las utilidades del BROU.

El director de UTE Walter Sosa explicó a El Observador por qué el ente estatal decidió cambiar en un futuro el tipo de material que utiliza para el servicio de transmisión de electricidad. Dijo que cuando se producen inundaciones, muchas veces hay que esperar días para que el material rodante (camiones-grúa) puedan ingresar a esa zonas para reponer las columnas de madera u hormigón que se vieron dañadas. Algo similar ocurre con barrios vulnerables donde las calles de acceso son extremadamente delgadas para que pueda transitarse con esos vehículos. 

El jerarca precisó que la empresa solamente planea la reposición por columnas de fibra de vidrio en esos casos o en zonas puntuales de daños severos de las redes de transmisión y así reducir el tiempo de respuesta del servicio. Este tipo de material ya está siendo utilizado por compañías energéticas en otros países donde la geográfica suele ser una barrera para el tendido de las redes. 

Las columnas de fibra tendrán una altura igual a la estándar (10,5 metros), pero UTE pretende que su diseño incorpore la posibilidad de sumar un medidor de energía o de montar un transformador sobre su estructura. “No queremos que sea simplemente una columna”, dijo Sosa. 

El costo de esas columnas de material liviano deberá ser inferior a los US$ 600 por unidad, para que los potenciales proveedores uruguayos no queden por encima de lo que hoy cotiza el mercado internacional.

Otro tema que UTE tendrá en cuenta es que el llamado a licitación se hará por una cantidad no inferior a las 3 mil columnas en una primera etapa. Sosa explicó que no tendría sentido que un proveedor local montara toda una estructura para diseñar un producto nuevo si no existe un volumen relativamente atractivo que justifique esa unidad de negocio para el empresario. 

 

Apuntalar a “empresas tractoras”

El presidente de la ANDE Martín Dibarboure dijo si bien muchas veces el papel y rol de esa agencia de desarrollo está asociado al apoyo del capital semilla, o a las pymes que son el 70% del total de las empresas del país y emplean al 90% de los trabajadores, hay otro grupo que también se debe apuntalar. Es ese sentido, mencionó el caso de unas 500 empresas en Uruguay que se consideran “grandes” porque cuentan con una plantilla de más de 100 trabajadores. “Son empresas tractoras de la producción nacional”, afirmó. Añadió que el rol de la ANDE en ese nicho es el de identificar distorsiones que puedan afectar su competitividad y productividad. 

Autoridades de UTE y la ANDE en la firma del convenio.

Precisó que se trata de un programa de fomento de proveedores privados, que tiene la particularidad de contar con una empresa pública como destinatario final de esa producción. “Para venderle a UTE habrá que tener determinados estándares”, explicó. Asimismo, Dibarboure señaló que este programa apunta a extenderse a otros proveedores de empresas del Estado en un futuro. 

Por su parte, el presidente de UTE Gonzalo Casaravilla recordó que por año la empresa realiza compras de insumos por unos US$ 300 millones. Añadió que el ente está “comprometido” con todo el desarrollo de la economía circular (por la apuesta al plástico para las columnas), y la “generación de valor” desde el sector público.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...