Cargando...
Papa Francisco nombrando cardenales
Roberto Cava De Feo

Roberto Cava De Feo

El comportamiento en la vida cotidiana > El comportamiento

Cómo ha cambiado todo

Tiempo de lectura: -'

18 de junio de 2021 a las 05:01

Antes y no me refiero al Diluvio Universal, teníamos a nuestra disposición las sabias orientaciones de nuestros maestros en Protocolo, que siguen vigentes. Son las luces claras que nos guían, aunque lo digital se encuentra a nuestro alcance. Con ellas hemos trabajado y lo seguiremos haciendo, pero con la colaboración de medios impensables en otros tiempos.

Cuando mencionamos la palabra “ceremonia” no dejo de asociarla a innumerables apartados – nuestros compañeros de camino – para que un evento de proporciones pueda transmitir serenidad a quienes se encargan de llevarlo a la práctica. La tecnología colabora.

Hoy, todo aquello que parecía de ficción, no lo es. Es cierto que no es posible abandonarnos por completo con un programa en la pantalla de una computadora. Las precedencias tienen solución. La tecnología puede ser ahora desarrollada. Aprendí en las lecciones de mis maestros, cuando nos hablaban de ser dibujantes, verdaderos artistas. Todo aquello que hacíamos se ha simplificado enormemente y es posible pensar en una sala con quinientos asistentes o una entrega de premios.

El 16 de junio pasado un deportista peruano apareció junto al Papa Francisco en Roma. El joven le besó su anillo. ¿Por qué se hace ese gesto? Es un gesto externo que viene de muy lejos. Significa la unión de un fiel católico con el Sumo Pontífice. Es decir “yo creo que tú eres Pedro”. Las personas que no pertenecen al catolicismo no lo harán y podrán saludar de acuerdo con las normas de cortesía.

El sencillo gesto nos permite hacer otros comentarios. ¿Es de mal gusto hacerlos en la mesa sobre lo que se está comiendo? En la medida de lo posible hay que evitarlos.  Como es lógico, el novio de una hija no hará comparaciones con la comida de su casa. Sería una falta de tino. Son muchos los ejemplos que encontramos en la vida cotidiana.

Recuerdo un muy grato encuentro. Fue en la Residencia Universitaria Del Mar en Montevideo. Ascendimos y descendimos a momentos de la vida cotidiana. Hice hincapié en algunos temas y no olvido las inquietudes del público que me acompañó.

Me viene a la memoria una pregunta. “¿Las señoras debemos ponernos de pie para saludar en una reunión?”. En principio las damas no se levantan para saludar. Es el sentido común el que vendrá en ayuda y dirá si es conveniente hacerlo. Puede suceder que los recién llegados sean personas mayores, ostenten algún cargo, etc. En cambio, los caballeros nos pondremos de pie. 

    Comentarios

    Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...