Economía y Empresas > Medición

Confianza del consumidor volvió a "moderado pesimismo" en setiembre

La variación es consistente con el repunte gradual del dólar y la inflación

Tiempo de lectura: -'

20 de octubre de 2017 a las 14:05

La alta volatilidad caracterizó a la confianza económica en 2017 y eso volvió a quedar de manifiesto en el último mes. En setiembre el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) dejó la "zona neutral" y volvió a ingresar en zona de "moderado pesimismo".

La última medición divulgada este viernes muestra que el ICC cayó dos puntos respecto a agosto hasta 48,5 puntos.

Ese retroceso se explica por la caída de los tres subíndices que lo conforman: "Predisposición a la compra de bienes durables" (-7,8%), "situación económica personal" (-2.7%) y "situación económica del país" (-2,5%).

También otros indicadores como la preferencia por la moneda nacional para ahorrar (-8,6 puntos) y las expectativas de inflación (5,6 puntos) avanzaron hacia un terreno más pesimista respecto al mes previo.

Ambos indicadores son muy sensibles a la variación del tipo de cambio y de la inflación registrada. Más allá que lo hacen a un ritmo muy gradual, el hecho de que ambas variables por segundo mes consecutivo varíen al alza, estaría impactando en las expectativas de los consumidores que podrían percibir un quiebre en la racha bajista de los precios -de moneda, y bienes y servicios-.

La inflación se aceleró en setiembre por segundo mes consecutivo hasta 5,7%, aunque todavía se mantuvo dentro del rango meta establecido por las autoridades, de entre 3% y 7% anual. Este ritmo de aumento fue mayor que el de 5,45% interanual que mantenía en agosto.

Por su parte el dólar subió 0,48% y eso fue suficiente para que en pizarra se consolidara en el umbral de los $ 29,5.

La "predisposición a la compra de bienes durables" cuenta cinco trimestres ininterrumpidos de recuperación y explica junto con el aumento del ingreso, el mayor dinamismo del consumo privado en el primer semestre.

"Un nuevo repunte en el tercer trimestre permitiría sostener ese comportamiento, aunque su desaceleración (0,4 respecto a abril-junio) podría encender la alerta de si se estaría ya agotando tal recuperación", explica el informe de la Cátedra Sura de Confianza Económica de la Universidad Católica, encargada de elaborar el índice junto con Equipos Consultores.

El único subíndice que presenta una variación mensual positiva respecto al mes anterior es la "situación económica personal actual", reconociendo, en línea con los indicadores macroeconómicos, una situación económica en el presente mejor a la de un año atrás.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...