Nacional > UDELAR

Consejo de Medicina reeligió como grado 5 a docente sancionado por Colegio Médico

El Colegio Médico del Uruguay lo sancionó en junio por ocultar el trabajo académico de su antecesor en el cargo y por faltar "a la verdad en la presentación de sus méritos"

Tiempo de lectura: -'

11 de septiembre de 2019 a las 18:56

El Consejo de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República (Udelar) aprobó este miércoles la reelección del grado 5 Óscar Jacobo, titular de la cátedra de Cirugía Plástica, que fue sancionado por el Tribunal de Ética Médica del Colegio Médico del Uruguay por ocultar el trabajo académico de su antecesor en el cargo (Héctor Juri), con quién había trabajado en colaboración en una investigación en publicaciones académicas, y faltar “a la verdad en la presentación de sus méritos” para el cargo de catedrático, según resolvió el 28 de junio. El amonestado apeló ese fallo pero el Tribunal de Alzada ratificó la sanción en agosto. 

La decisión de reelección fue tomada por ocho votos contra cuatro, dijeron a El Observador fuentes de la facultad que participaron en la reunión. El decano de Medicina, Miguel Martínez, además de los representantes docentes Raquel Ballesté, Juan Riva, Julio Vignolo, Alfonso Cayota, Walter Alallón y los dos estudiantes de la Asociación de Estudiantes de Medicina, Cecilia Ríos y Matías Mereles, votaron a favor de la reelección. En contra, se expresó el estudiante Franco Tourn, el docente Fabián Rodríguez (suplente del titular Humberto Prinzo) y los egresados Martín Sánchez y Yamandú Bermúdez.  La decisión se tomó en comisión general y, por lo tanto, no quedó ningún registro o acta de la discusión y posterior votación.

Bermúdez, en conversación con El Observador, ya había expresado su opinión contraria a la reelección antes de que se adoptara la decisión final. "La cosa es muy clara. Nosotros tenemos un Colegio Médico donde los temas son tratados y resueltos. Hay definiciones muy claras que, a través dos tribunales, Jacobo ha sido observado. El consejo de la facultad debe tomar como referencia esa resolución y creo que no debe haber más elementos de discusión", dijo. Sin embargo, la mayoría de los integrantes del consejo no lo entendieron de esa forma.

Ese tipo de sanción —una amonestación— es el paso previo a la inhabilitación del ejercicio profesional, según informó a El Observador el presidente del Colegio Médico, Blauco Rodríguez. Existen tres posibles sanciones: un apercibimiento (primer nivel), la amonestación (segundo nivel) y la inhabilitación (tercer nivel). "Los dos fallos que hubo, del Tribunal de Ética así como el Tribunal de Alzada, las dos veces fueron por unanimidad, cosa que no es menor. No hubo discusión, no hubo personas que votaron diferente. Y hay que tener en cuenta otra cosa: el tribunal trabaja de manera ardua e intensa. En general, en promedio, todo un análisis dura 9 meses", sostuvo. 

Carta

En una carta publicada en Búsqueda el jueves 5 de setiembre, docentes y exdocentes de la cátedra de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética contaron la historia de la polémica y habían expresado su deseo de que los consejeros votaran el rechazo a la reelección.

"Estamos todos atentos a la decisión de los consejeros de Facultad de Medicina y sus agrupaciones políticas en la decisión que adoptarán frente a la disyuntiva señalada. Y cuando hablamos de todos no sólo somos los firmantes de esta carta, somos todos los que ya formamos parte de Facultad de Medicina en todas las cátedras y los estudiantes e incluso los que aún no están con nosotros. Efectivamente, también somos los que están por ingresar y que con mucha atención seguimos este punto de inflexión, de los que dirigen nuestra casa de estudios, cuyo desenlace define rumbos y prestigios, haciéndonos las siguientes preguntas: ¿Es ésta una facultad en la que no importa falsear méritos en los concursos y ocultar méritos de colegas?; si es así, ¿cuál es el criterio de selección de sus autoridades?, ¿cuáles son los valores en los que se formarán los estudiantes y docentes de todas las cátedras?", cuestionaron.

Estos docentes entendían que, si se decidía reelegir a Jacobo como grado 5, se ignoraría "el prestigio de los tribunales del Colegio Médico" y el "valor ordenador de la justicia deontológica" que los médicos organizaron como uno de los "principios rectores" de su práctica profesional. "No podemos imaginarnos qué valor moral o de otra naturaleza pueda contrapesar estos principios que tiene un consenso unánime en nuestra profesión", sentenciaron.

Aclaración: esta nota fue modificada porque en su versión anterior se utilizó la palabra "plagio" para señalar uno de los motivos por los cuales el Colegio Médico del Uruguay había amonestado al docente. En realidad, la resolución no hace referencia a ese término sino que se limita a decir que ocultó el trabajo académico de su antecesor en el cargo, con quién había trabajado en colaboración en una investigación en publicaciones académicas. A los lectores y al involucrado, las disculpas del caso.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...