Cargando...
Trabajadores franceses se manifiestan frente a una refinería

Mundo > Conflictividad en alza

Convocan a paro general en Francia en apoyo a los huelguistas de las refinerías y por mejoras salariales

En medio de una gran escasez de combustibles por el paro de los petroleros, los sindicatos CGT y FO llamaron a paralizar el país el martes

Tiempo de lectura: -'

14 de octubre de 2022 a las 08:28

Cuatro sindicatos, entre ellos la CGT y FO, y varias organizaciones juveniles llamaron a una huelga general el martes en Francia "por el alza de los salarios y la defensa del derecho de huelga", anunciaron en un comunicado.

El detonante fue la decisión de un gobierno de Emmanuel Macron de movilizar obligatoriamente a trabajadores en huelga de dos depósitos de combustible, so pena de sanciones, para tratar de normalizar la provisión de naftas en las estaciones de servicio.

Algunos de los principales sindicatos de los empleados de ferrocarriles, del metro de París y de funcionarios público ya se sumaron a la convocatoria. "La ira crece, incluso en nuestras profesiones", advirtió la sección transportes de la CGT.

A fines de septiembre, los trabajadores de dos refinerías de Esso-Exxon Mobil y cuatro de Total Energies lanzaron un paro para reclamar un alza salarial, en un contexto de inflación y de los beneficios extraordinarios de los gigantes energéticos.

Los sindicatos más poderosos exigen un 7% de aumento alza del costo de vida y un 3 por reparto de ganancias de las empresas.

La prensa francesa reportó que, dada la coyuntura internacional, las ganancias de los grupos energéticos como Total Energies se incrementaron en el primer semestre de 2022 en más de US$10.000 millones.

Aunque un 54% de los franceses estima que sus reivindicaciones son legítimas, según un sondeo de Odoxa para el diario Le Figaro, dos tercios de las personas interrogadas apoyan las requisas (movilización) de huelguistas y siete de cada diez aseguran que la huelga les afectó, reportó la agencia francesa AFP.

La huelga dejó sin combustible a casi un tercio de las estaciones de servicio. Aunque el gobierno del liberal de Macron abogó inicialmente por llamar al diálogo, las largas colas de vehículos ante los surtidores y las críticas de la oposición lo hicieron intervenir.

"Siempre se tiende a pasar la papa caliente al gobierno. [Pero] no podemos remplazar a todo el mundo", aseguró Macron el miércoles por la noche en una entrevista en la cadena France 2, llamando a la "responsabilidad" a Total Energies y a la CGT.

La presión del ejecutivo surtió efecto el jueves y camiones cargados con combustibles salieron de los depósitos con personal movilizado. En una de las seis refinerías el personal abandonó la huelga y Total Energies convocó finalmente una "negociación salarial colectiva".

Este viernes, dos de los sindicatos (centrales obreras), la CFDT y CFE-CGC, anunciaron el viernes de madrugada que aceptaban la oferta de la empresa.

Presionada por el gobierno, Total Energies pactó con esos dos sindicatos un alza salarial del 7% y una prima de entre € 3.000 y € 6.000 (US$ 2.940 a US$ 5.875), en una negociación que la CGT, que pedía un 10%, denunció como una "farsa".

Las propuestas que están encima la mesa son muy insuficientes", dijo su representante Alexis Antonioli.

Esta central sindical reclama un aumento del 10% en 2022 —7% por la inflación y 3% por el reparto de ganancias—, pero la dirección de esa empresa está abierta en principio a negociar solo el salario de 2023.

En el caso de Esso-Exxon Mobil, su dirección ya pactó un aumento salarial del 6,5% en 2023 y varias primas con una mayoría sindical, pero que la CGT y FO consideran insuficientes.

La CGT denunció ante la justicia la requisa de personal de un depósito de esta empresa, por considerarla ilegal.

Obligar a los huelguistas a trabajar es una medida excepcional. El principal precedente remonta a 2010, cuando el gobierno del conservador Nicolas Sarkozy requisó trabajadores de refinerías en huelga contra una reforma de las pensiones.

El llamado a la huelga general del martes también tiene reclama contra el aumento de la edad jubilatoria de 62 a 65 años que quiere llevar a cabo en los próximos meses Emmanuel Macron. Su primer intento en 2019 y 2020 generó protestas masivas.

La movilización podría aumentar la tensión social en Francia, en un contexto de inflación y llamados a ahorrar energía por la guerra en Ucrania. El domingo, la oposición de izquierdas organizó una marcha "contra la carestía de la vida", donde convergen estas reivindicaciones.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...