Economía y Empresas > Postales

Correo Uruguayo pierde otro gran cliente con un mercado en caída

Las medidas sindicales incidieron para que el MGAP rompa el contrato para distribuir las caravanas para la trazabilidad

Tiempo de lectura: -'

22 de enero de 2019 a las 05:03

Luego de los casos de abigeato ocurridos en Treinta y Tres y Rocha, sumados a los paros en diciembre de los funcionarios del Correo Uruguayo que demoró la entrega de caravanas a los productores ganaderos, el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP) resolvió manifestar su voluntad de rescindir el contrato con la empresa estatal encargada de brindar servicios postales.

Según manifestaron fuentes de la cartera a El Observador, las obligaciones contractuales exigen una notificación de 180 días de anticipación, aunque se aclaró que el Correo no está brindando el servicio para el que fue contratado.

“Ante el incumplimiento de las obligaciones asumidas en el acuerdo comercial MGAP – Correo de fecha 23 de diciembre de 2016 y sus prorrogas visto el perjuicio causado al Sistema de Trazabilidad Nacional y al status sanitario del país notificó a ustedes la voluntad de rescindir los servicios conforme a lo dispuesto por la cláusula 9 del referido contrato”, se comunicó desde la cartera mediante un telegrama, informó el programa Tiempo de Cambio de Radio Rural.

Tras las medidas sindicales adoptadas por el gremio de los funcionarios postales (AFPU) a fines de 2018, en reclamo del ingreso de más personal, el MGAP pidió el miércoles 9 de enero a los productores ganaderos que no realizaran más pedidos de caravanas para identificación y registro animal en el Correo Uruguayo.

Desde ese entonces, las solicitudes se realizan a través de la mesa de ayuda del Sistema Nacional de Información Ganadera (SNIG). Desde el ministerio se entendió que las demoras en la entrega de las caravanas perjudicaba a los productores.  

La medida significa un nuevo golpe para el Correo, que ve caer constantemente su rentabilidad año a año. Según consta en el portal de Transparencia Presupuestaria de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), en nueve años la empresa estatal encargada del servicio postal perdió más de US$ 200 millones.

Con algo menos de 2.000 empleados en la actualidad, durante 2009 el balance final de la empresa arrojó una pérdida de US$ 16,4 millones, mientras que sus números en rojo siguieron creciendo hasta alcanzar en 2017 una pérdida de US$ 34 millones. En ese mismo año el total del patrimonio con el que contaba el servicio descentralizado era de aproximadamente US$ 10 millones, menos de un tercio de lo perdido en 2017. La institución recibió ese año US$ 30 millones de subsidio asignado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

El presidente de la Asociación de Funcionarios Postales del Uruguay  (AFPU), Juan González, señaló que previo al conflicto de diciembre ya había habido idas y vueltas con el ministerio, pero de todas formas asumió que el detonante final fue el último conflicto. “La caída del negocio de las caravanas evidentemente que es negativo para la empresa y sus ingresos van a bajar. Es un negocio importante sobre todo por el volumen, más que a nivel de la operativa”, explicó.

Este martes a las 14.30 horas el MGAP brindará una conferencia de prensa para anunciar medidas de contingencia en la distribución de caravanas.
 

Líder de un mercado en caída 

Según un informe realizado por la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec) con datos estadísticos hasta junio de 2018, durante los primeros meses de ese año se enviaron 53 millones de postales (cartas y paquetes), mientras que en 2017 fueron 60 millones, que implicó un descenso del 6,25% con respecto al 2016.  

En el informe se señaló que el Correo Uruguayo es el principal operador por el que se envían las encomiendas. En los primeros meses de 2018 a través del ente estatal se mandaron el 43%, es decir, más de 21 millones y medio. En ese período lo siguió UTE con el 12%, Ues S.A con el 10%, OSE con el 9%, Upostal y Antel con el 5%, Coriplus S.A con el 4%, Ebarel S.A y Monfilco S.A con el 3% y Dismont con el 2%.

El restante 4% se enviaron a través de operadores postales con una participación menor en el mercado. Los paquetes, en tanto, no registraron una tendencia a la baja. Pero el número de paquetes que se mandaron en el primer semestre del año pasado fue de 2.982.000, mientras en el último semestre de 2017 se habían enviado 3.354.000. En este caso, desde el comienzo de la década el número de paquetes se mantiene en el entorno de los tres millones. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...