Espectáculos y Cultura > Cine

Cuando ir al videoclub era un plan: un festival y ocho películas para volver a la época del VHS

Dale al Tracking comienza este viernes en Cinemateca y en su grilla propone varios clásicos de la época dorada de los videoclubs

Tiempo de lectura: -'

17 de septiembre de 2019 a las 05:01

Hoy el VHS es arcaico. Y no va a volver, como sí lo hicieron los vinilos. Pensar en casetes que tenían el tamaño de un ladrillo, con cintas que se gastaban y se volvían inutilizables, que implicaba que había que tener hasta una pequeña cuota de suerte para poder verlos, resulta extraño. O al menos lo parece hoy, que vivimos inmersos en una época caracterizada por las ansiedades desmedidas, la falta de tiempo y los clickeos masivos. 

Pero volver al VHS también tiene algo de reconfortante, algo mágico. Cuando apareció, sus contemporáneos –esto lo está escribiendo una persona que ya nació con el VHS instalado y extendido, sepan disculpar– pudieron experimentar por primera vez lo que significaba ver el cine a piacere, sin atarse a horarios y funciones o la disponibilidad de las películas en el territorio. Con el streaming –y con el Torrent, su pata ilegal– hoy eso no sucede, y por eso un poco la esencia se perdió. Ya no vamos al videoclub –no existen–, no buceamos en ese universo de cajas rectangulares para alquilar, ya no experimentamos y disfrutamos las maravillas e imperfecciones de universo analógico que fue bastante rupturista. Y bastante es un eufemismo: el VHS cambió radicalmente la forma de mirar películas y, aún hoy, le debemos un montón.

Algo de eso es lo que intenta recuperar el festival Dale al Tracking, que comenzará este viernes en Cinemateca y que luego se extenderá en las tardes/noches del sábado y el domingo.

Aunque los rayos catódicos no tienen mucho que hacer en las nuevas e impolutas salas de la institución, el VHS está presente en varias caras del evento: primero en su nombre, que hace referencia al control de ajuste de los reproductores de VHS, con el que se buscaba evitar las clásicas rayas de interferencia que aparecían, de vez en cuando, en pantalla; luego, en la propia selección de las películas: las ocho producciones son fieles representantes de esa época de videclub y alquileres. Por último, Dale al Tracking también paga la deuda con el VHS en su propuesta: así como pasaba cuando uno caía al videoclub y se llevaba de a tres películas, cada noche en Cinemateca se exhibirán varios títulos seguidos.

En 35 mm y en versiones originales, las películas que pasarán por esta tercera edición del evento organizado por la Asociación de Críticos de Cine del Uruguay son ocho. Algunos son clásicos del cine, otros irrumpieron hace pocos años pero dejaron huella. Y al final hay un par de joyitas escondidas del cine uruguayo, dos películas de culto que, si no aprovecha y las ve ahora, seguramente no se le vayan a presentar muchas oportunidades más.

Los horarios y los precios de las películas aún no estaban definidos al cierre de esta nota, pero se podrán ver a partir de este martes en la web de Cinemateca.

La grilla del festival

Silverado (1985) - Viernes

Lawrence Kasdan es conocido principalmente por ser guionista de algunas de las entregas del universo Star Wars, y por ser uno de los creadores –junto a Steven Spielberg– del personaje de Indiana Jones, pero también dirigió algunas películas y entre ellas está Silverado. Estrenada en 1985, este western tiene todo lo que los western tienen que tener: balas, un pueblo medio desértico y ruin, un sheriff corrupto y un empresario inescrupuloso y avaro que solo quiere aumentar su patrimonio a costa de los demás. Y claro: un grupo de hombres desconocidos que lo impedirán. 

La BCG no engorda (1989) - Viernes

Se definían como la antimurga, y sentaron precedentes en el Carnaval uruguayo. Fue una revisión teatral de la tradición murguera, una transgresión del espectáculo tradicional, y de su centro surgieron figuras que hoy siguen vigentes. Justamente, Jorge Esmoris –uno de sus fundadores– será el encargado de presentar en Cinemateca esta producción a medio camino entre un documental y una ficción, que está cumpliendo en 2019 30 años.

La noche de los muertos vivientes (1968) - Viernes

Hay cierto cine que se asocia inmediatamente al VHS. El cine de terror, en su costado más “berreta”, es uno de ellos. ¿Y qué mejor que el título más icónico del maestro George A. Romero para cerrar la primera jornada del evento? Estrenada en 1968, fue el puntapié inicial para el cine de los muertos vivos y se convirtió en una de las producciones más reverenciadas del género. Es una de las grandes alegorías del cine del S XX, escondida bajo el atractivo formato del terror clase B.

El sonido de la muerte (1981) - Sábado

Blow Out –así es su nombre original– no podía faltar. La película de Brian de Palma pone a un sonidista de películas de clase B en medio de un derrotero cada vez más turbio cuando graba, por accidente, el sonido de un choque automovilístico. Provocadora y oscura, ya es un clásico de la década de 1980 y siempre vale la pena revisarla o, quizás, verla por primera vez.

El día de la bestia (1995) - Sábado

El español Álex de la Iglesia ha construido una carrera irregular, pero coherente: sus películas siempre involucran humor negro, se cuelan entre los demonios –internos o externos– y las brujas, y giran en torno a la posibilidad del mal. El día de la bestia es quizás su película mejor lograda, y aún permanece vigente por las múltiples lecturas que se pueden hacer de esta historia de búsquedas y profecías infernales. De la Iglesia se llevó seis Goyas con ella y, también, se ganó el respeto del mundo del cine sin renunciar a su extraño estilo.

Reina de la noche (Fecha desconocida) - Sábado

Manuel Lamas es el gran cineasta de culto del cine uruguayo. Su vida es un enigma lleno de leyendas y mitos, y su cine también. Quizás Acto de violencia en una joven periodista (1988), su ópera prima, sea la producción más “clase B” que el cine uruguayo haya visto, y los continuos seguidores que se suman a venerarla hacen aún más raro el fenómeno que se genera a su alrededor. Pero esa no será la cinta proyectada por Dale al Tracking; Reina de la noche tendrá ese privilegio. Protagonizada por el propio Lamas, esta pieza de culto que no se sabe bien cuándo se realizó –se estima que en algún momento de la década de 1990– cierra el sábado. Estará presentada por Marianella Ferrari, ex pareja de Lamas y coprotagonista de la película.

El proyecto de Blair Witch (1999) - Domingo

Un clásico de fin de siglo que comenzó el furor por el found footage, esa corriente cinematográfica que apela a falsas grabaciones encontradas de manera fortuita. Precursora del éxito de Actividad Paranormal y todas esas películas parecidas, la historia de la búsqueda de la bruja de Blair marcó al cine y al mercado: se calcula que recaudó más de cuatro mil veces su costo y se convirtió en una de las películas de terror más taquilleras de la historia. A veinte años de su estreno, es una buena oportunidad para volver a verla en pantalla grande.

Conquista sangrienta (1985) - Domingo

Para el final, un pequeño homenaje al actor holandés Rutger Hauer, que murió a principios de agosto a los 75 años. También conocida como Flesh + Blood, esta película del director holandés Paul Verhoeven estrenada en 1985 viaja hasta la Italia medieval para presentar la historia de una disputa romántica y sexual entre dos mercenarios que buscan quedarse con una princesa que también dará pelea, pero con su cuerpo.
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...