Economía y Empresas > BOLSILLO DEL TRABAJADOR

Cuarta caída consecutiva para el poder de compra de los salarios uruguayos

Es la mayor racha negativa desde 2014 y se debe a la moderación en suba de sueldos y rezago en los Consejos de Salarios 

Tiempo de lectura: -'

30 de noviembre de 2018 a las 16:22

El poder de compra de los asalariados uruguayos mantiene cuatro meses consecutivos de caída interanual, el mayor período en negativo desde 2004. El mayor empuje de los precios, la moderación del salario por el agravamiento de las condiciones del mercado laboral y el atraso en el cierre de algunos convenios en la negociación colectiva, se encuentran detrás de la caída del salario real.

En los 12 meses finalizados en octubre, el poder de compra de los trabajadores uruguayos se redujo 0,7%, según los datos difundidos este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata de una caída menor a la que tuvo lugar en el año móvil finalizado en setiembre (-0,9%), pero aun así es un nuevo retroceso.

Esto implica que el hogar medio uruguayo tiene menor capacidad que hace un año para adquirir bienes y servicios en el mercado local. Esto se da porque si bien los salarios aumentaron, lo hicieron a un ritmo menor que el de los precios al consumo.

El salario medio de un trabajador uruguayo aumentó 7,3% en los últimos meses relevados por el INE. Este aumento fue apenas mayor a la suba de 7,2% que tuvo en el año móvil a setiembre, pero está muy por debajo del aumento de 9,8% en los 12 meses a octubre de 2017.

Las últimas rondas de Consejos de Salarios implicaron ajustes nominales de salarios basados en el supuesto de que la inflación iría moderándose con el tiempo y que convergería al centro del rango meta de entre 3% y 7% anual.

Si bien la inflación se ubicó en 2017 dentro del rango objetivo, la brusca suba del dólar de abril y el aumento en el precio de los alimentos este año hicieron que los precios volvieran a acelerar su ritmo de aumento y castigara el poder de compra de los hogares.

En octubre de este año, los precios al consumo subían a una tasa de 8% interanual. Fue una tasa menor al 8,3% que tuvo lugar a setiembre, pero muy por encima del 6% a octubre de 2017 y al 5,2% que se registró en julio de ese año.

La caída del salario real afecta la capacidad de crecimiento del consumo privado, que hasta el año pasado constituía un motor de crecimiento para la economía pero que, de acuerdo a los últimos datos publicados por el Banco Central –correspondientes al segundo trimestre del año–, hoy acompañan el ritmo de 2,5% que mantiene la economía en su conjunto.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...