Estilo de vida > TAN VERDE

Cuatro errores que te engordan y las estrategias para cambiar la cabeza

¿Buscás bajar de peso y vas bien pero no tan rápido como te gustaría?

Tiempo de lectura: -'

07 de noviembre de 2019 a las 05:02

Por Lic. en nutrición Maren Torheim*

Estás decidida a bajar de peso y vas regia. Sentís la diferencia en la ropa, ya bajaste algún primer kilito y hasta elegiste hacerlo con salud así que te ves la piel diferente, estás rebosante de energía y hasta mejoró tu digestión ¿Pero no tan rápido como te gustaría?

Hay pequeñas cosas que es muy probable que estés haciendo hoy, pensando que son bárbaras  -capaz que con muchísimo sacrificio incluso- pero en realidad te están jugando en contra.

No temas, ¡no estás sola! Yo misma caí en más de uno en mi adolescencia previo a mis días de nutricionista y desde que comencé la consulta presencial y los cursos online, los veo aparecer a diario como ese freno para no ver los resultados buscados o incluso como razón de abandono.

Los cuatro errores que te engordan:

Error #1. El Perfeccionismo

Muchas veces cuando empezamos una dieta lo encaramos como algo temporario y durante todo ese tiempo queremos hacerlo perfecto. Pero para ver resultados reales y duraderos necesitamos hacer un cambio de estilo de vida.

Disfrutá el proceso y regalate flexibilidad. Quizás para ti “no hacer todo perfecto” es tener una comida “cheat meal” (una comida de no-dieta y permitida) en la semana o comenzar gradualmente o no fanatizarte de empezar a comer todo orgánico y hecho en casa hoy mismo. ¡Y está bien! Los mejores resultados vienen de tus hábitos y no de hacer todo perfecto una semana. Hacer-todo-perfecto tarde o temprano te agota, te hace sentir que no es para ti y largás todo. Y es una pena total, porque este camino SÍ es para vos y vos podés lograrlo.

Pensá en estrategias para salirte del perfeccionismo y cambiar la cabeza.

Nos gusta planificar el cheat meal en el menú semanal así no actuamos de forma impulsiva y lo disfrutamos con toda conciencia. Cuando está en tu calendario es más fácil que cuando te venga un antojo puedas “demorarlo”, sabiendo que podés comer lo más te gusta en ese día de cheat meal.

Error #2. Chau Vida Social

Estar a dieta en el sentido clásico puede resultar tan limitante que nos aísla. Esto está relacionado con el punto anterior del perfeccionismo, pero cuando lo mezclamos con la vida social es doblemente peligroso.

Las reuniones implican comida y al estar a régimen nos da pereza salir o invitar amigos a casa; sentimos que no va a haber nada que podamos comer o que nuestros amigos tratarán de “sacarnos” de la dieta o ridiculizarán nuestros objetivos (sea diciendo “es imposible bajar tanto” o “no lo necesitás, ya estás bárbara” – ambos pueden resultar muy peligrosos para nuestra motivación).

El camino a bajar de peso no es aislarte, abandonar tus amistades y eliminar todas esas cosas que te gustan de tu vida. Para nada!

La vida social es fundamental y seguramente de los momentos que más disfrutás hoy; si te aislás de las cosas que te gustan va a flaquear tu motivación y tu bienestar. Por eso cuando encaramos una dieta es tan importante proponernos activamente la meta de mantener nuestra vida social.

Aprovechá las recetas deliciosas que siempre te estamos compartiendo para invitar amigos a casa o aplicá los criterios de selección para elegir mejor en un restaurante.

Una buena estrategia cuando comemos afuera es limitar la porción - compartí con una amiga o no termines el plato y pedilo para llevar -, también acompañá siempre con una ensalada verde (sin aderezos pesados ni queso) y con un agua mineral – sí, sea lo que sea que pidas de plato principal o de bebida.

Error #3. ¡Querés Llegar YA! (o si es ayer, mejor)

Cuando empezamos a cuidarnos en alimentación y especialmente si estamos haciendo un esfuerzo grande en el cambio de hábitos y portándonos divinas, es lógico querer que los resultados se vean yaaaaa. Es fácil caer en la trampa de que si no vemos cambios masivos hoy mismo, quiere decir que no estamos haciendo las cosas bien. Pero OJO, porque en general quiere decir: estás haciendo las cosas bárbaras, los cambios están empezando a surgir dentro de tu cuerpo y necesitás seguir así para que afloren.

Confiá y seguí adelante.

Error #4. Pasás Hambre

Cuando hacemos dieta nuestro cuerpo sólo registra que están entrando pocas calorías, y lo interpreta como un peligro de morir de inanición. ¡Oh nooo! Pone en marcha sus defensas, bajando la actividad en los sistemas que no son vitales. Es decir, que mantiene funcionando lo más importante: su corazón, su respiración, temperatura corporal. Y, además, prepara a su tubo digestivo para absorber hasta la última caloría que le entra. (Super Oh Nooooo!)

Este mecanismo explica por qué quienes hacen dietas “locas” durante mucho, tiempo acaban por no adelgazar.

¿La solución?

Si estás cumpliendo al pie de la letra tu plan de alimentación y notás que no bajás de peso, quizás tengas que agregar calorías. Esto suena raro, pero funciona.

Acordate, bajar de peso no significa pasar hambre. Sí, al principio te puede dar trabajo acostumbrarte a las nuevas porciones, pero es importante escucharte, saber observar a tu cuerpo y ver cómo reacciona, para hacer los ajustes necesarios que te permitan recortar calorías y al mismo tiempo seguir dándole a tu organismo todo lo que necesita.

Observa si:

  • Estás usando la cantidad de “almidones” que tienes “asignada”? Tendemos a evitar los almidones -- estamos entusiasmadas y recortamos de más. (¡Ouchy!)
  • ¿Hay alguna hora del día en que siempre te sentís cansada? Comé una colación media hora antes para evitarlo
  • Estás haciendo todas las colaciones? ¿Y la colación postwork-out? Tendemos a olvidarla cuando queremos bajar, ojo.

*Maren Torheim es autora del libro “Como comer sano para adelgazar”, Maren trabaja desde hace más de 30 años en policlínica y piso en uno de los sanatorios más importantes del país. Se formó en Uruguay y también en el extranjero, profundizando en la dieta cetogénica para el control de epilepsia.

Siempre ha priorizado el trabajo en equipo, trabajando desde hace más de dos décadas en un equipo interdisciplinario con un cardiólogo y psicólogas para el cambio de hábitos, y con neurólogos y neuropediatras en la dieta cetogénica.

Más recientemente Maren se dedica a un emprendimiento familiar de alimentación detox y saludable, ofreciendo cursos online con coaching nutricional en TanVerde.

www.tanverde.com 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...