Espectáculos y Cultura > Un uruguayo del otro lado del mundo

De malabarista de la avenida Propios a acróbata del Cirque du Soleil

Gianfranco di Sanzo es el primer uruguayo en participar como acróbata en la compañía circense más grande del mundo

Tiempo de lectura: -'

09 de abril de 2019 a las 05:04

“Hola, ¿Gianfranco?”. Y, como si estuviera a unas cuadras de distancia, el tono del teléfono da paso a una entrevista que conecta más de 19.500 kilómetros entre una noche en China (Hangzhou) y un día que recién comienza en Uruguay. Gianfranco di Sanzo tiene 34 años, hace poco más de 15 se fue del país a perseguir sus quimeras y, desde ese entonces, respira libertad como ciudadano del mundo. La habilidad inicial de maniobrar tres pelotitas le permitió pasar de ser un malabarista del barrio La Unión a convertirse en el primer acróbata uruguayo dentro del Cirque du Soleil.

Cuando Gianfranco tenía unos 17 años, dos malabaristas callejeros se mudaron a la vuelta de su casa y él, al ver el grado de independencia que tenían –vivían solos, iban a la facultad y trabajaban en la calle–, alucinó. “Mi familia es humilde y yo vi en eso una posibilidad para ganar dinero y ayudar”, cuenta el uruguayo que a los días de observar a sus vecinos, se acercó y les preguntó si podían enseñarle la técnica.

“Agarré tres pelotitas, unas ropas y maquillajes, inventé unos disfraces y me paré en un semáforo”, recuerda el acróbata. Así fue el día en que debutó en la avenida Propios como malabarista. De esa forma transcurrieron sus primeros meses, hasta que participó en un encuentro de malabaristas en el Parque Rodó y la propuesta de embarcarse en una aventura fuera de fronteras abrió un capítulo nuevo en su vida.

Oriundo de La Unión, creció en la calle Quichuas y estudió en la escuela Panamá y el liceo 14. Gianfranco recuerda su niñez y adolescencia con total apego, pero la relata con una tonada que evidencia que el grueso de su vida transcurrió en Brasil.

A partir del encuentro en el parque Rodó –donde las anécdotas de un malabarista que vivía de su arte en Brasil lo sedujeron–, Gianfranco tomó la decisión. “Mis padres me dijeron: ‘Acá tenés casa, comida y te apoyamos en lo que sea, pero dinero para el viaje no tenemos’. Entonces vendí mi tabla de surf para comprar el pasaje hacia Porto Alegre. Ahí arrancó la aventura hippie de tres amigos trabajando en la calle, entrenando y pasando de ciudad en ciudad solo con un mapa como guía”, narra el artista.

En Brasil, Gianfranco trabajó, durante media década, haciendo malabares en la calle hasta que, en 2007, se sumó por primera vez a una compañía circense. Ese fue su portal de ingreso al universo de las acrobacias. De compañía en compañía, creando y participando en shows, los 14 años de Gianfranco en Brasil fueron un periplo de aprendizaje intenso y cada trabajo lo llevó siempre a uno mejor.

El cuadro que lo llevó al Soleil

El salto más grande lo produjo un complejo cuadro que desarrolló en 2016. Con el video de Russian Cradle (cuadro ruso) y ya cansado de Brasil, el acróbata se presentó a un casting online del Cirque du Soleil y logró que lo llamaran para sumarse al Performance Preparation Program (un programa de entrenamiento del circo) en la sede de Montreal.

El cuadro que desarrolló el uruguayo es, según cuenta Gianfranco, “difícil de encontrar”; el acróbata explicó que en esta técnica su cuerpo funciona como trapecio humano mientras está parado en una plataforma de unos tres metros mientras otros artistas realizan trucos sobre él.

Una vez que el uruguayo finalizó el programa de entrenamiento con el Soleil viajó a España –su familia ahora vive en Barcelona– y tras una búsqueda de trabajo sin éxito, regresó a Brasil. En enero de 2018 recibió, quizá, el llamado más importante de su vida hasta el momento. El Cirque de Soleil volvió a convocarlo pero esta vez para participar en su show inédito X Land of Fantasy.

X Land of Fantasy

Dentro de las modalidades de shows que ofrece la exitosa compañía están los itinerantes –por ejemplo Ovo, que viene a Montevideo en junio–, que al momento son unos veinte; y los fijos, que hasta ahora eran solo en Las Vegas. Con X Land of Fantasy será la primera vez que se genere un espectáculo fijo en Asia.

En este espectáculo, previsto para estrenarse en agosto de este año, Gianfranco tendrá una participación fundamental en cuatro escenas. Su rol no es el de un personaje sino que será la “base” que sostendrá a otros acróbatas durante el Russian Cradle, porque el impacto de este cuadro está en la condición humana de jugar a ser algo complejamente material.

Gianfranco contó que esta fue la creación más larga en la que participó. Antes de mudarse a China –donde ya está instalado con algunos obstáculos comunicacionales pero con la constante ayuda de su celular–, pasó nuevamente por Montreal. De mayo a noviembre estuvo allí con el resto del elenco tomando clases de teatro, baile, música e improvisación, entre otras.

Ser acróbata del Cirque du Soleil

Muy lejos de la fantasía habitual de la gente, el uruguayo explica que las exigencias del Cirque du Soleil son “básicas”. Las horas que le dedica a la compañía son similares a las de cualquier trabajo. Comienza a entrenar a las 8 y sale entre las 17 y 18 horas todos los días, con excepción de los lunes y martes. En lo que respecta a la nutrición, cuenta que los integrantes de la compañía tienen especialistas de la empresa pero que no les aplican dietas con rigor dado que la amplia gama cultural de los artistas no lo permite. 

Mientras disfruta de la previa al estreno del show más importante del que participó en su vida, Gianfranco admite que sí piensa en Uruguay, pero no tiene planes a priori de volver. "Ahora estoy descubriendo Asia, vamos a ver qué pasa", concluye.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Merci @marieelainemongeau #cirquedusoleil #china #handtohand #acrobat #cirqueway #circuslife

Una publicación compartida de Gianfranco Di Sanzo (@yancomalabar) el

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...