Economía y Empresas > PIB PRIMER TRIMESTRE

Declive generalizado del sector privado afianzó estancamiento de la economía

Los expertos no avizoran una mejoría de la actividad para el segundo semestre como maneja el ministro de Economía 

Tiempo de lectura: -'

19 de junio de 2019 a las 05:02

La economía uruguaya continuó estancada en el primer trimestre del año. Si bien escapó al escenario recesivo que proyectaban algunos analistas, los principales sectores de actividad permanecen en caída y los tres principales motores –el consumo, la inversión y las exportaciones– contraen su actividad. El crecimiento se sostiene en el sector público y sobre todo, en servicios de los entes, con escaso derrame sobre el sector privado y en particular, en el empleo. 

Los expertos ratificaron su visión de pesimismo para lo que resta del año y no ven signos de reactivación del sector privado, salvo la incidencia positiva que tendrá la soja en el segundo y tercer tercio del año. 

Los datos de Cuentas Nacionales del primer trimestre, divulgados este martes por el Banco Central (BCU) muestran que la actividad se mantuvo estancada en el primer trimestre respecto al último cuarto del año pasado, mientras que hubo una leve caída de 0,2% respecto al arranque de 2018.

Esa última comparación mostró un cambio de signo respecto al comportamiento de la economía en el último tramo del año pasado, cuando los datos todavía mostraban un crecimiento interanual de 0,6%.

En la medición trimestre a trimestre, la actividad local no muestra señales de crecimiento desde el primer trimestre del año pasado. Desde entonces, alternó subas y bajas de la actividad de hasta 0,2%, lo que configura un escenario de persistente estancamiento.

A pesar de los números macro, los principales motores del crecimiento se encuentran en caída. El consumo privado acumula dos trimestres consecutivos de contracción interanual (0,5% en el último trimestre de 2018 y 0,4% en el arranque del año), la inversión privada se contrajo 4,8% y ya completa dos años y medios de caídas consecutivas, mientras que las exportaciones van por el cuarto trimestre, con un deterioro de 6% en el primer trimestre en relación a igual período del año pasado.

Entre los principales sectores de actividad, la caída es el común denominador. El agro detuvo su crecimiento en términos interanuales y mantuvo el mismo nivel de producción del año pasado, compensando un mejor rendimiento del sector agrícola con un deterioro de la producción ganadera y lechera.

Por su parte, la industria siguió retrocediendo, de la mano de los alimentos y la celulosa. Su caída fue de 2,5% interanual en el primer trimestre y acumula un segundo dato de signo negativo. El comercio, en tanto, cayó 6,9% influido por una mala temporada turística en que la pérdida de competitividad con la región afectó el ingreso de visitantes e incentivó el turismo emisivo.

La construcción, por su parte, encadenó un noveno trimestre de caída, con un deterioro de 3% respecto al año pasado.

El crecimiento se dio por el lado del suministro de energía, gas y agua, que se expandió 21,1% y el sector transporte, almacenamiento y comunicaciones, con un aumento de 5,3% explicado íntegramente por la transmisión de datos.

De esta manera, si se quita el efecto de los servicios públicos sobre el PIB, el resto de la economía se contrajo 1,8% en el primer trimestre respecto a igual período del año pasado.

La visión de los expertos 

Para la economista de la consultora Deloitte, Florencia Carriquiry el dato no implicó sorpresas y volvió a confirmar el panorama de estancamiento de la economía que ya lleva un año. “La realidad sectorial además muestra panoramas recesivos bastante claros en comercio, industria y la construcción, más allá que en algún trimestre pueden haber tenido algún crecimiento transitorio, con lo cual la realidad de la economía sigue siendo un muy pobre desempeño”, afirmó.

El Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) indicó que la economía uruguaya acumuló su tercer trimestre consecutivo de estancamiento. "En vista de que las perspectivas respecto al contexto regional para 2019 se deterioraron en los últimos meses, es probable que las proyecciones Cinve del crecimiento del PIB sean corregidas a la baja", anticipó. 

Carriquiry  añadió que las caídas observadas en motores como consumo, inversión y exportaciones  reafirman la perspectiva de que este año se tendrá “un pobre crecimiento”. “Salvo por la demanda pública, no estamos viendo ningún otro componente de la demanda empujar y si el PIB no cayó más fue porque en buena medida la caída de la demanda la absorbieron las importaciones con un retroceso de casi 8%”, explicó.

La consultora Deloitte proyecta un crecimiento de 0,5% para el promedio del año que, en principio, no será corregido. En ese sentido, Carriquiry dijo que el dato del primer trimestre está particularmente impactado en exportaciones, por los datos de la temporada turística y que probablemente el efecto de la soja opere con sentido contrario en los próximos trimestres.

Por su parte, el economista de CPA Ferrere Santiago Rego dijo a El Observador que el dato del primer trimestre fue en línea con lo esperado. “Lo que hace es confirmar que la economía está estancada”, expuso. 

Añadió que el crecimiento sectorial continúa siendo bastante malo en términos generales y por el lado de la demanda hay una caída de la inversión, una retracción del consumo por segundo trimestre consecutivo y exportaciones contrayéndose.

Rego indicó que la proyección es que la economía va a crecer este año y por tanto la consultora mantiene su previsión de 0,6% para 2019. A pesar de eso sostuvo que “los riesgos de que la economía entre en un escenario recesivo en los próximos trimestres no son bajos".

La visión de los expertos contrasta un poco con el optimismo que espera el ministro de Economía, Danilo Astori, para el segundo semestre. Este martes en una entrevista radial volvió a hacer foco en ese pronóstico. En ese sentido, avizoró un repunte de la inversión privada ya que consideró que los incentivos que otorgó el gobierno en su momento están en un "proceso de maduración", según declaró a radio Uruguay. Con ello el jerarca espera que los niveles de empleo también puedan mostrar otra cara para el segundo tramo del año. 

En la última Rendición de Cuentas, el equipo económico fijó una previsión de crecimiento para el PIB de 3,3% para 2019. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...