Opinión > SOCIEDAD

Demografía y destino: la caída de la natalidad en Uruguay no es un fenómeno irreversible

El envejecimiento de la población tendrá un enorme impacto, mayormente negativo, en todas las áreas de la vida nacional

Tiempo de lectura: -'

17 de junio de 2019 a las 05:03

Los norteamericanos suelen decir que "la demografía es el destino". Esto significa que las tendencias demográficas de un país o región determinan en gran medida su futuro. Podemos vaticinar que, de mantenerse las actuales tendencias demográficas, Uruguay se encamina hacia un futuro muy difícil.

Simplificando un poco, se puede decir que una población cerrada (sin emigración ni inmigración) necesita una Tasa Global de Fecundidad (TGF) mínima aproximada de 2,1 hijos por mujer para mantenerse constante a largo plazo. Pues bien, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), los datos observados muestran que en Uruguay la TGF disminuyó casi constantemente desde 2,51 hijos por mujer en 1996 hasta 1,90 en 2011. En su última proyección de población (de 2013) el INE proyectó que la TGF de nuestro país seguiría descendiendo año a año hasta estabilizarse en 1,70 hijos por mujer en 2049. Salvo que se dieran fenómenos migratorios excepcionales, esa demografía equivaldría a un destino: la población del Uruguay seguiría creciendo lentamente hasta alcanzar un máximo de 3.708.000 personas en 2046-2047 y luego comenzaría a decrecer.

La situación real es mucho peor. Recientemente la demógrafa Wanda Cabella declaró: "Venimos observando, por tercer año consecutivo, una significativa caída de la natalidad… El año [2018] cerrará con menos de 1,7 hijos por mujer… Se está muy cerca de la caída de nacimientos proyectada para 2050… La caída de nacimientos se adelantó 30 años o más" (El País, 25/11/2018).

Un individualista cortoplacista no se preocupa del largo plazo porque, como dice una famosa cita del economista Keynes, "en el largo plazo todos estaremos muertos". No es solidario (ni cristiano) desinteresarse de lo que ocurrirá a nuestra nación después de nuestros días. Sin embargo, los problemas serios causados por esta triste demografía nacional comenzaron a hacerse sentir hace ya mucho tiempo. Podemos sintetizar esos problemas en una expresión simple: envejecimiento de la población.

La población del Uruguay seguiría creciendo lentamente hasta alcanzar un máximo de 3.708.000 personas en 2046-2047 y luego comenzaría a decrecer

Durante el período 1900-1975 la cantidad anual de nacimientos en Uruguay siguió una tendencia creciente: a partir de unos 30.000 nacimientos en el año 1900, se alcanzó un máximo de unos 59.000 nacimientos anuales en 1975-1976. Luego ese indicador adoptó una clara tendencia decreciente. En 2005-2006 hubo unos 47.000 nacimientos anuales, en 2017 unos 43.000 y en 2018 unos 40.000.

Volvamos a la proyección del INE, aunque ya sabemos que subestimó mucho la reducción de la natalidad. La población de 0 a 19 años, que era de 1.047.000 personas en 1996, sería hoy (2019) de unas 955.000 personas y seguiría bajando hasta unas 780.000 en 2050. En cambio, las personas de 60 o más años de edad, partiendo de unas 558.000 en 1996, y pasando por unas 688.000 en 2019, llegarían a 1.054.000 en 2050.

Veámoslo de otra forma. El índice de envejecimiento se define como la cantidad de personas de 65 y más años por cada 100 personas menores de 15 años. Este índice, que era de 50,86 en 1996, se estimó en 72,57 para 2019, y se previó que llegaría a 144,06 en 2050. O sea que el índice de envejecimiento de Uruguay casi se triplicaría en poco más de medio siglo y se duplicaría en los próximos 30 años. En realidad, por lo dicho antes, este índice crecerá bastante más de lo proyectado. El envejecimiento de la población tendrá un enorme impacto, mayormente negativo, en todas las áreas de la vida nacional: el sistema de seguridad social, el sistema de salud, la población económicamente activa, la economía, etcétera. Sin embargo, nuestros políticos, en su gran mayoría afectados por la miopía cortoplacista inducida por los ciclos electorales quinquenales, suelen dedicar muy poca atención a este fenómeno crucial.

Las personas de 60 o más años de edad, partiendo de unas 558.000 en 1996, y pasando por unas 688.000 en 2019, llegarían a 1.054.000 en 2050

En general los académicos uruguayos que han estudiado estos temas, imbuidos de "corrección política", se niegan a ver estas tendencias demográficas como negativas y rechazan la idea de aplicar políticas públicas que busquen revertirlas, estimulando la natalidad. "'No va a haber marcha atrás en el descenso de la fecundidad, salvo coyunturas y de muy pequeño margen, pero no vamos a volver a fecundidades pretransicionales', enfatiza [el economista y demógrafo Juan José] Calvo. La política de estado ideal hacia esta transición demográfica es, para el experto, 'que las personas tengan la cantidad de hijos que desean tener, en el momento que desean tenerlos, con las condiciones adecuadas para criarlos'" (El País, 21/05/2016). Lo que el ilustre experto omite considerar es que las actuales políticas públicas que penalizan a las familias numerosas hacen que en muchísimos casos la cantidad de hijos deseados en función de la situación concreta que vivimos sea menor que la cantidad de hijos que se desearía tener en una hipótesis más favorable.

La experiencia reciente de varios países de Europa que sufren problemas demográficos similares al de Uruguay pero aún más graves demuestra que el envejecimiento de la población no es en absoluto un fenómeno irreversible. No es como la segunda ley de la termodinámica, sino que depende de la libertad humana y puede ser enfrentado con probabilidades de éxito mediante políticas pronatalidad, provida y profamilia.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...