Mundo > Efecto Bolsonaro

Denuncian golpes, insultos y amenazas contra votantes de izquierda en Brasil

Existe alarma por el asesinato de un maestro de capoeira y otras agresiones ocurridas después de la elección

Tiempo de lectura: -'

12 de octubre de 2018 a las 05:03

El ultraderechista Jair Bolsonaro, quien se encamina a la presidencia de Brasil en la segunda vuelta electoral de octubre es cuestionado a nivel internacional por distintas razones: su defensa de la dictadura, sus comentarios homófobos y machistas, o sus agresiones a las minorías. Sin embargo, apenas pasada la primera vuelta de la elección en la que venció con el 46% de los votos al candidato del PT, Fernando Haddad (29%) aparecieron acusaciones de violencia que salpican directamente a su campaña.

El asesinato de un famoso maestro de capoeira, que se presume fue acuchillado tras haber hecho público su voto por Haddad, destapó otras denuncias de violencia hacia electores de izquierda. Bolsonaro intentó defenderse de cualquier intento de acusación personal, y para ello utilizó el ataque del que fue víctima antes de las elecciones por parte de un hombre que lo apuñaló durante un acto.

"Si alguien con una camiseta con mi nombre comete un exceso, ¿qué tengo que ver yo con eso?", se defendió y agregó: "Pido a la gente que no lo haga, pero no tengo el control. Son millones y millones de personas que me apoyan. La violencia viene de otro lado; la intolerancia viene de otro lado. Soy prueba de eso".

Esa fue su respuesta una vez ocurrido el asesinato de Romualdo Rosario da Costa, de 63 años, el maestro de capoeira -un arte marcial brasileña tradicional que mezcla música, danza y defensa personal-conocido como Moa do Katende y quien fue apuñalado el pasado lunes en un bar de Salvador de Bahía, en el noreste de Brasil, después de una discusión política.

El instructor de capoeira increpó al presunto agresor por su apoyo a Bolsonaro, reveló el portal de noticias G1. Aquí "las personas prefieren al Partido de los Trabajadores", de Haddad, habría señalado Katende, agregó el medio citando a la Secretaría de Seguridad de Bahía.

Según informó El Mundo, el hombre que asesinó a Katende es Paulo Sérgio Ferreira de Santana (36), seguidor de Bolsonaro.

A raíz del asesinato, la prensa se hizo eco de otros casos de violencia y amenazas que supuestamente involucran a los seguidores del candidato de la ultra derecha, entre ellos el ataque a un vehículo que llevaba un adhesivo con la leyenda "Lula Libre", en alusión al exmandatario y líder del PT, Luiz Inacio Lula da Silva, encarcelado por corrupción.

También se denunciaron actos de vandalismo en la biblioteca central de la Universidad de Brasilia, contra obras relacionadas con la lucha por los derechos humanos.

Según un responsable del lugar, siete libros fueron dañados, incluidas las páginas que se referían al fin de la dictadura militar (1964-1985), un periodo de la historia al que Bolsonaro ha rendido apología.

El voto del odio

"La victoria de Bolsonaro en esta primera vuelta ha provocado que sus seguidores se sientan libres y legitimados para cometer todo tipo de crímenes basados en la intolerancia, éste puede ser el primero de muchos", dijo a El Mundo Vladimir Safatle, profesor de la Universidad de Sao Paulo.

El medio advierte que además del asesinato del instructor de capoeira se dieron varios casos de agresiones. El mismo domingo en Curitiba, un hombre que llevaba puesta una remera con la cara del expresidente Lula da Silva fue atropellado por otro que se fue del lugar al grito de "vamos a acabar con todos los comunistas". Agrega el caso de Julyana Rezende Ramos Paiva, quien recibió golpes cuando le preguntaron a quién votaría y contestó que votaría al PT. Y una periodista del Jornal Commercio de Pernambuco también fue agredida al salir de la votación. "Vieron mi acreditación de prensa y me dijeron que era una niña rica de izquierdas y que me iban a violar", relata El Mundo, y señala que los agresores también llevaban remeras de Bolsonaro.

En tanto, según informó Noticias Uol, la hermana de Marielle Franco, la activista asesinada en marzo de este año, aseguró haber sido insultada por un grupo de hombres también vestidos con camisetas del candidato derechista cuando caminaba por la calle con su hija pequeña. "Hoy, con mi hija de dos años en el regazo, caminando en la calle, cerca de un centro comercial, sin ningún adhesivo, ningún broche, ninguna camisa, ninguna bandera recibí gritos en mi cara. Dijeron que yo era "mierda de izquierda", escribió la mujer en Facebook. 

Pacífico y tolerante

La directora ejecutiva de la ONG Conectas Derechos Humanos, Juana Kweitel, advirtió que reciben "cada vez más denuncias de ataques a personas que manifiestan su apoyo a un candidato", informó por su parte El País de Madrid. "Los ataques tienen que investigarse y hay que responsabilizar a los autores de forma rápida”, afirmó Kweitel. “El gesto que hace Bolsonaro imitando el uso de armas va claramente en la dirección contraria. Durante la segunda vuelta, los dos candidatos deben pedir a sus electores que actúen de modo pacífico y tolerante y deben manifestarse de forma categórica sobre los ataques”, agregó, según el medio.

 

El Observador y AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...