Espectáculos y Cultura > ENTREVISTA

Diego Torres: "Soy un guerrero y trato de luchar ante la adversidad"

El músico argentino tiene como novedad la canción Amanece, en la que reflexiona sobre la situación actual del mundo

Tiempo de lectura: -'

11 de septiembre de 2020 a las 12:31

A casi dos décadas de su publicación, es difícil rebatir el argumento de que Color esperanza se convirtió en un clásico del pop latinoamericano. La canción interpretada por Diego Torres es una de esas que han quedado integradas al cancionero popular, de esas que no faltan en las fiestas escolares, y que ante cualquier evento adverso asoman como himno de aliento. No es extraño, entonces, que en 2020 - al que decirle que fue un año “adverso” es ser benévolo- la canción haya tenido un regreso triunfal a los oídos del público.

Además de la versión original, aquella publicada en 2001 (y en la que participó como percusionista el uruguayo Nicolás Arnicho), en este año pandémico sonó una nueva versión del tema, en la que participaron, además de Torres, algunos de los artistas más destacados de Latinoamérica, como Carlos Vives, Thalía, Nicky Jam, Ruben Blades, Ivete Sangalo y Lali Espósito, entre otros.

Por teléfono desde su casa en Miami, donde atraviesa la pandemia junto a su esposa y su hija, Torres dijo a El Observador que “fue la gente la que sacó la canción de nuevo como una bandera en estos momentos difíciles". "La canción significa mucho, ha atravesado generaciones y acompañado la vida de mucha gente, y ese fue el disparador que me hizo darme cuenta de que algo había que hacer con eso”, agregó.

El primer paso significó aclarar los tantos con el productor Gerardo “Cachorro” López y con el cantautor Coti Sorokin, quienes compusieron la canción con aportes de Torres. En los meses previos al lanzamiento de esta nueva versión, Sorokin había expresado públicamente su malestar con lo que consideraba una apropiación de la autoría del tema por parte de Torres. Los tres hablaron, resolvieron sus diferencias y acordaron colaborar en la construcción de la versión covid de Color esperanza, que prosiguió con la convocatoria y la grabación de los distintos participantes, ya con la incorporación al proyecto de la discográfica Sony y de la organización Global Citizen, que se encargó de la gestión de la recaudación de las reproducciones de la canción y lo destinó como donación a la Organización Panamericana de la Salud para el combate contra la pandemia.

Torres dice que en los primeros tiempos de la pandemia quedó “inmóvil”, en parte por la sorpresa de la situación, y en parte para disfrutar un poco del hogar y la familia luego de meses y años viajando de forma casi constante por su carrera. “Que el mundo se detenga y parar varias semanas es raro, pero pasa el tiempo y cada uno va haciendo su proceso. En la música pude estar activo, hacer cosas, trabajar y eso es bueno en este momento”, consideró el músico y actor, que está trabajando en su estudio doméstico en las canciones que integrarán su próximo disco.

La más reciente es Amanece, una canción que refleja la situación actual del mundo. Que empieza diciendo “Ahora que este mundo se detiene/Es tiempo de ponernos a pensar/Las veces que negamos un abrazo/Por un amor que se rompió en pedazos/Y no supimos arreglar”, y cuyo estribillo destaca que el sol sigue saliendo cada día y ofrece un nuevo comienzo para todos.

“Creo que Amanece, como me dijo un periodista puertorriqueño el otro día, "es una canción que te hace pensar, pero que cuando llega al coro te abraza", y me encantó, me parece que eso es un poco lo que propone la canción”, dijo el argentino de 49 años sobre su nueva canción, que partió de una sensación provocada por lo vivido en estos tiempos de incertidumbre, pérdida y cambios.

“Esta situación nueva de pandemia nos hizo enfrentarnos con algo que era inesperado y nos cambió la vida, tanto en lo laboral como en lo personal. Y en ese proceso creo que cada uno ha pasado muchas cosas, hay gente que vive momentos complicados, que ha perdido seres queridos y trabajo, y también es un espacio para, en lo que cada uno puede, ver de dónde viene, como está y a donde quiere ir. Así que si, son tiempos muy particulares los que estamos viviendo, con un mundo que se dio vuelta y cada uno va haciendo el proceso como puede y reinventándose y tratando de salir adelante y trabajar”. Esa fue la motivación de Torres para esta canción.

En su proceso propio fue una oportunidad de reencontrarse con su vida, con su casa y su familia. La música también fue un refugio en estos meses, tanto para él como para el público, considera, y como demostró la reapropiación de Color esperanza, una canción que, dice, no lo aburre. “Las canciones de uno por más que haga mucho tiempo que las cantes significan mucho y no es fácil provocar cosas increíbles con una canción, entonces hay que disfrutarlo. Y si te cansás haces una versión nueva”, concluye con una carcajada.

Familia de músicos
Desde hace ya un tiempo, tres de los sobrinos de Torres han incursionado en el mundo de la música. Uno de ellos toca en su banda, mientras que Ángela y Benjamín, también integrantes del clan Torres, han desarrollado sus carreras solistas. "Lógicamente que como tío, como familia, siempre charlamos, trato de aconsejarlos, y ellos me preguntan cosas, me consultan. También les dejo su libertad y su espacio para que ellos hagan su camino. Ellos saben que siempre estoy ahí si me necesitan", dijo sobre su vínculo con ellos. 

Además de la optimista Amanece, en la que cantan junto al argentino el cantautor español Macaco y los colombianos Jorge Villamizar (exBacilos) y Catalina García (parte de la banda Monsieur Periné), Torres viene de lanzar los temas Esa mujer y Un poquito, en la que estuvo acompañado por el colombiano Carlos Vives. Todos serán parte de un disco futuro, que al contrario que lo habitual en la carrera del músico porteño, se irán publicando de forma gradual hasta que finalmente salga el disco que las recopila todas.

En tiempos de streaming y plataformas, la música pop se ha volcado de nuevo al formato del viejo simple, con temas sueltos que luego forman parte de un disco en lugar de lanzar directamente el álbum y tomar de allí algunas canciones para que ejerzan como cortes de difusión. Y en el caso de Torres, la dinámica de su carrera también se encontró cómoda en este formato. “Sentí que en esta época donde uno está de gira y tenés que cantar veinte o veinticinco canciones que no podés dejar de cantar, a veces querés hacer un disco nuevo y no podés presentarlas todas en vivo. Entonces me dije que prefería ir lanzando las canciones de a poco, aunque después todas salgan en el disco, y que la gente las vaya conociendo, lo vaya descubriendo hasta que se lo encuentra todo junto, y hacerlo un poco al revés de lo que uno hizo toda la vida”.

Además, Torres tiene otro disco en camino, un registro de un concierto navideño realizado junto a la Filarmónica joven de Colombia y el coro Misi de ese mismo país, que tuvo lugar en Bogotá en diciembre de 2019. Su faceta de actor también tiene por delante algunos proyectos, y se encuentra actualmente estudiando y leyendo algunos guiones, que se producirán en los próximos meses, cuando la normalidad se retome en ese rubro.

La tele y el cine

Desde los tiempos de Los otros y nosotros y La banda del Golden Rocket, Torres desarrolló en paralelo los dos caminos artísticos. Esa dualidad, considera, fue más difícil de entender para los demás que para él mismo, y asegura que son dos carreras que van por carriles separados, en las que no necesariamente las habilidades que se adquieren en una ayudan en la otra.

“Siento que es parte integral de mi vida artística, no es fácil hacer un camino en ambos lados, al principio empecé como actor y era ‘bueno, ¿entonces va a cantar o va a ser actor?’. Después me dediqué más a la música y era ‘ah, ahora va a ser cantante pero no va a actuar más’. Era un conflicto que tenían los demás, o una necesidad de ponerme en un lugar, y yo no la tenía. Yo siempre me sentí actor, cantante, músico y compositor, y siempre traté de tener responsabilidad y criterio a la hora de elegir los proyectos, de poder ir avanzando en ambos oficios y hacerlo con profesionalismo y dedicación. Disfruto de ambas cosas. No sé si te ayudan mutuamente, al menos en mi caso. Son lados diferentes. Y hay países donde no conocen casi mi trabajo como actor, otros en los que sí. Eso es relativo. Lo importante es que uno siga trabajando y brindando experiencia”, dijo al respecto.

Con el panorama actual de la industria audiovisual en suspenso, Torres sigue trabajando en su carrera musical, que considera, refleja su personalidad a través del mensaje que hay en varias de sus canciones. “Mis temas siempre hablaron de la vida, de lo bueno y de lo malo, de lo que uno tiene que atravesar, fusionado con un montón de ritmos. También hay canciones que tienen que ver con pérdidas, con afectos que han dejado esta vida y han dejado una huella y una marca imborrable en nosotros. Creo que mi energía se traslada en lo que uno canta, en lo que uno es. Soy un guerrero y trato de luchar ante la adversidad cuando se me pone adelante. Y naturalmente eso sale a la luz y es lo que conecta con la gente. De hecho, fue así, natural, no pasa por otro lado. Mis canciones son de la vida, pero sinceramente lo veo por ahí, natural, no soy un abanderado ni leo libros de autoayuda, hablo de la vida, y me parece que la vida vale la pena vivirla, porque un día estas muerto y perdiste la oportunidad. Entonces siempre voy a hablar de la vida con una actitud para adelante, por más que la vida me golpee y me duela, eso lo digo hoy y espero mantenerlo”, resume.

¿Qué escucha Diego Torres?
"Escucho de todo", dice el músico argentino sobre sus hábitos musicales, y enumera: "Mucha música infantil, de las series que ve mi hija, y hay cosas que escuchamos juntos, artistas jóvenes, desde Dua Lipa hasta The Weeknd, o Bruno Mars. Me gustan también los californianos, como Jason Mraz, Jack Johnson, Donavon. Me gusta la música italiana, Giovanotti, Pino Daniele, los clásicos como Stevie Wonder, Bob Marley, The Police, Sting, los discos de Sinatra, tango".
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...