Cargando...
La Comisión Investigadora sesionó este lunes

Nacional > Comisión Investigadora

Directora afirmó que Secundaria ordenaba justificar faltas docentes por convenio que no aparece

La Comisión Investigadora no pudo lograr hasta ahora que alguien demuestre la existencia del convenio que habilitaba a los docentes a justificar faltas al amparo del formulario 70.10. 

Tiempo de lectura: -'

10 de noviembre de 2021 a las 05:00

La comisión investigadora de la Cámara de Diputados que analiza presuntas irregularidades en el uso de licencias sindicales en la educación sigue sin corroborar la existencia de un convenio que habilitara a los docentes a ampararse en el artículo 70.10 del Estatuto del Funcionario Docente para justificar inasistencias por actividades. 

Dado que ese artículo solo habilita licencias con goce de sueldo para aquellos docentes que tuvieran "tareas o servicios especiales encomendados por el Consejo Directivo Central, por los Consejos respectivos o requeridos por otros organismos estatales", la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) ha argumentado que en la pasada administración se había acordado con el Consejo de Educación Secundaria la posibilidad de incluir allí las licencias sindicales.

Sin embargo, una decena de directores de diferentes liceos del país dijeron desconocer o no haber visto nunca el convenio en cuestión, más allá de que reconocieran haber justificado faltas bajo ese mecanismo.

Algo de eso volvió a suceder este lunes, cuanto los legisladores escucharon el testimonio de Adriana Madariaga, quien se desempeñó como profesora de Historia en Liceo de Sarandí del Yí en 2015. Allí fue también directora interina, entre 2016 y 2017. Luego, entre 2018 y 2020, fue directora efectiva en el Liceo de Capilla del Sauce. Desde este año pasó a ejercer efectivamente en Sarandí del Yí. Además, según apuntó ante la comisión, durante unos años integró la Fenapes, de la que se desafilió por razones personales. 

Madariaga dijo que sí conoce los certificados que los docentes presentaban parea justificar inasistencias, en particular cuando se realizaba un congreso de Fenapes, pero remarcó que nunca se tuvo claro la validez del convenio aludido. 

"Era un tema que se hablaba comúnmente en la sala de directores. A veces se pedía orientación a las inspectoras", relató. Según la exdirectora, nunco hubo nada por escrito. El comentario era que "había un acuerdo establecido entre el sindicato y el Consejo de Secundaria para que se justificara mediante ese artículo, y así lo hacíamos". 

La situación implicaba que en este tipo de eventos muchos docentes de muchos liceos de Durazno faltaran entre cuatro y siete días. "No hay, que yo conozca, nada por escrito", remarcó. "Era como un acuerdo tácito entre el sindicato y el Consejo". 

"El Consejo avalaba y decía que había que justificar" insistió, en referencia al organismo integrado en ese momento por Celsa Puente, Javier Landoni e Isabel Jaureguy. "Si como directora pedís una orientación de si es correcto justificar por el 70.10 y te dicen que sí, que es correcto, es lo que procedés a hacer, porque recibís órdenes", dijo. 

Madariaga dijo que al trascender la investigación este año se les "empezaron a generar dudas" de si había algo que no estaba bien. La actual Dirección General de Secundaria solicitó a todas las direcciones del país información respecto a este tipo de justificaciones. "Las horas de docencia se perdían, porque no hay mecanismo para cubrir la falta de un docente por una licencia sindical o para asistir a un congreso de cinco a siete días", afirmó. "No había ninguna previsión al respecto". 

La directora tuvo que responder varias veces la misma pregunta, y así lo hizo: siempre se les dijo desde instancias superiores que "el acuerdo existe". 

Madariaga sostuvo que, incluso, a ella misma le fue ofrecido un formulario por parte del sindicato para justificar una falta. Según afirmó, fue un ofrecimiento llegado desde el propio sindicato. "¿Precisás certificado?, le dijeron. "¿Lo querés? Tomá el certificado".

"Agarré el certificado y lo presenté, simplemente, para justificar que había estado en un lugar donde había dicho que iba, pero no para una actividad sindical, sino por un tema personal", contó. 

La evaluación de Slamovitz

La comisión también recibió a Silvia Izquierdo, que entre 2006 y 2010 fue suplente de la actual senadora Graciela Bianchi en la dirección del Liceo Bauzá. A partir de allí pasó a ser directora efectiva del Liceo 18. 

"No recuerdo puntalmente que nadie me haya entregado certificados o constancias en relación a esto" dijo. Respecto a qué hubiera hecho si un docente se lo hubiera presentado, señaló que su respuesta hubiese sido: "Traéme el convenio firmado". 

Izquierdo, convocada por el Frente Amplio, también dijo desconocer la existencia de un convenio entre el Condicen y los sindicatos de Secundaria. Y, en el caso de que dicho convenio no existiera, respondió que justificar una inasistencia por esa vía debería ser considerado "falta grave". 

Aunque nunca fue nombrado, en la conversación sobrevoló el ejemplo de Marcel Slamovitz, el dirigente de Fenapes acusado de haberse justificado 265 faltas en forma irregular en 2018. 

La directora fue consultada sobre qué haría en caso de un profesor de su liceo tuviera tantas faltas. "Hablaría con él, hubiera informado a la inspección y hubiera pedido asesoramiento, informado por escrito". 

"Si pensamos que, en mi zona, tenía 45 liceos con un promedio de 187 docentes por liceo, si esto fuera lo común el Uruguay no es viable desde el punto de vista educativo", sentenció. 

La situación de Slamovitz fue nuevamente aludida al discutirse en la comisión la evaluación que sobre él hizo la entonces directora del Liceo de San José, Miriam Arnejo, cuya denuncia dio origen a la comisión investigadora. 

Arnejo le había dado 98 puntos sobre 100 a Slamovitz en su evaluación como docente, lo que hizo que Fenapes lo reintegrara como vicepresidente. Allí se indica que el profesor cuestionado debió dictar 800 horas de clase y que efectivamente dictó 700, un cumplimiento del 86%. 

"Hay allí una incongruencia, algo que no está funcionando", sostuvo Izquierdo. "O esto no es cierto o las faltas que están ahí no son ciertas". 

Izquierdo argumentó llamó la atención sobre el hecho de que un docente al que la propia Arnejo denunció frente a Secundaria por un exceso de faltas reciba un informe de 98 puntos. En su opinión, si lo que se dice de Slamovitz es cierto, entonces Arnejo le debió haber hecho un informe observado. 

"Si yo hubiera sido la inspectora de esta directora la habría sancionado, porque no se puede tener esta incongruencia", afirmó. 

Entre los invitados estuvo también Claudia Gandini, que en 2015 asumió como subdirectora del Liceo de Punta del Este. Actualmente se desempeña como coordinadora del Ciclo Básico Rural Semipresencial. 

Al igual que sus colegas, afirmó desconocer la existencia de un convenio entre Secundaria y los sindicatos, pese que desde su puesto tuvo que justificar certificados. "Es como si mañana un profesor diera un examen y me trajera un certificado. Yo no voy a poner el tela de juicio si el que firmó era el presidente de la mesa o no", dijo. 

"Venían los certificados de Fenapes y yo, claramente, obré de buena fe", aseguró. 

Con el "diario del lunes", la directora sostuvo que ahora la situación llama la atención, ya que si una falta se justifica por el artículo 70.10 no influye en el presentismo y por lo tanto el docente no tiene ningún tipo de quita económica. 

"Nunca vi el convenio", remarcó. "Si existe o no, nunca lo vi", concluyó 

El artículo 70 del Estatuto del Funcionario Docente es el formato por el que se justifican las inasistencias de los docentes de Secundaria en sus diferentes modalidades. Para eso se definieron una serie de puntos: enfermedad, lactancia, maternidad, duelo, donación de sangre, matrimonio, realización de cursos, becas, concursos, reuniones de profesores. El 70.10 prevé las "tareas encomendadas" vinculadas a la función docente pero que coincidan con el horario de clase. 

Puente, Landoni y Fenapes

El próximo lunes la comisión recibirá dos visitas clave: Celsa Puente y Javier Landoni. Su testimonio servirá para determinar si el convenio entre Secundaria y los sindicatos existe y, por lo tanto, si las faltas investigadas son o no legales. 

En una reunión del Consejo de Secundaria realizada en setiembre de 2017, según las actas en poder de la comisión, Landoni había hecho hincapié en la necesidad de "proteger" a los docentes aludidos y así evitar divulgar la información sobre las inasistencias, para no "perjudicarlos" ni "someterlos al escarnio público", al tratarse de un "acto político" que, entendía, "debería ser discreto". 

“Si se justifica todo sin mirar en detalle sería un descontrol grave”, había alertado Puente durante ese encuentro. Al mismo tiempo admitió que hubo una "larga lista" de dirigentes de Fenapes para justificar faltas por fuera de la licencia sindical otorgada.

El Frente Amplio pidió convocar a Fenapes para el 6 de diciembre. La Federación sigue sin responder el pedido de informes que le realizó la investigadora para que presente prueba documental sobre la existencia del convenio. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...