Temas > Educación bucal

El cuidado de los dientes es fundamental desde el primer día

Es necesario consultar al médico desde un comienzo e higienizar la boca desde antes de la salida de los dientes

Tiempo de lectura: -'

15 de junio de 2018 a las 15:40

Ser padre no es una tarea sencilla en ningún aspecto. Cuando un bebé nace, los controles médicos se hacen recurrentes y los padres comienzan a estar atentos a cada movimiento.

Uno de los momentos clave, o al menos más anecdótico de la vida de un niño, es la salida del primer diente. Normalmente comienzan a aparecer después de los cinco meses de vida, pero varía según el caso.

Si bien los bebés no tienen dientes, es importante higienizar sus mucosas desde el nacimiento. Los padres deben comprender que el niño va acostumbrándose al hábito desde el primer momento.

Elvira Cavalleri, directora de Odontología Cavalleri, dijo a Padres Hoy que los principales cuidados que hay que tener con un recién nacido en relación a la salud bucal son la forma correcta de amamantar, la mamadera, y si utiliza chupete, su material y forma. "Todo incide en el desarrollo del niño, en los llamados centros de crecimiento como el paladar y las articulaciones, que se estimulan con la succión. Por eso, es muy importante la forma en que se realiza esta acción", indicó la experta.

De no contar con los cuidados correspondientes, el niño puede tener inconvenientes en los dientes a medida que crece. El más notorio se relaciona con problemas de mordida por los malos hábitos generados.

Una de las posibles causas es la mala elección del chupete. Muchas veces los padres compran el más barato o el que recomienda un amigo o amiga. La especialista sostuvo que es importante tener un asesoramiento profesional a la hora de comprar un chupete o una mamadera.

Además, los malos hábitos pueden repercutir en la salida de caries en etapas posteriores durante la niñez, lo que suele ser un grave problema en los niños por falta de prevención. Cavalleri dijo que suelen consultar cuando están doloridos por la caries.

En el momento en que los dientes comienzan a aparecer, el niño es propenso a tener caries. "El diente es inmaduro cuando nace y si el ambiente todavía no es saludable, se hace caries fácilmente", agregó.

También pueden incidir otros factores como el consumo de ciertos alimentos o bebidas que le bajen el pH de la boca al niño. Si el pH disminuye, la boca se convierte en un ambiente hostil y los dientes quedan más expuestos.

Prevenir antes que curar

Para evitar que el niño tenga caries o cualquier otro problema bucal es fundamental educar a la madre en el período de gestación, como también generar hábitos en los pequeños desde el hogar. Además, sería ideal incorporar clases de salud bucal en la enseñanza. Muchos pasan ocho horas en el centro educativo y no se lavan los dientes en ese lapso.

Más allá de la predisposición que puedan tener los padres, Cavalleri dijo que no hay suficiente educación bucal en la sociedad. "Desde que la futura mama está con pancita debe recibir educación sobre salud bucal, cosa que no pasa", aseguró.

Para la experta, en general se carece del "acto administrativo bucal". Es decir, el ginecólogo deriva al hijo recién nacido a la revisión bucal pero no se le detalla a la madre las formas de cuidado. Suelen considerarlo "un trámite burocrático", o no tomarlo con la seriedad que se debería, opinó. "En general se tiende a pensar que la salud bucal pasa por higienizar los dientes, es decir, por lavarlos, pero es mucho más que eso".

Los padres no tienen que esperar a la aparición de los dientes. "La educación sobre salud bucal para los niños comienza con la mamá embarazada, y la prevención desde que nace el bebé", concluyó.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...