Economía y Empresas > Cuentas públicas

El déficit fiscal subió en junio a 4,8% del PIB

Expertos entienden que la situación podría agravarse de cara a fin de año

Tiempo de lectura: -'

31 de julio de 2019 a las 20:20

El rojo de las cuentas públicas subió en junio y los expertos entienden que la situación podría agravarse de cara a fin de año. Tanto el gobierno como los analistas privados esperan una reversión del déficit en 2020, con un ajuste de casi un punto por parte de la nueva administración.

Los datos difundidos el miércoles por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) muestran que en junio el déficit fiscal subió a 4,8% del Producto Interno Bruto (PIB) en el sector público consolidado, dos décimas por encima del resultado de mayo. De esta manera, se mantiene en un nivel similar al pico alcanzado en marzo y en abril pasado.

Esos números depuran el efecto del Fideicomiso de la Seguridad Social que implicó ingresos por única vez por el equivalente a 1,7% del PIB. Esos recursos fueron transferidos de las cuentas en AFAP de los llamados cincuentones al fideicomiso que se encargará pagar una parte de sus pasividades al momento de jubilarse. 

El motivo por el cual se excluye esos fondos a la hora de considerar el déficit fiscal es que si bien son ingresos que obtiene el Estado, no puede utilizarlos para cubrir gastos corrientes, solo pueden destinarse al pago de jubilaciones de los cincuentones.

La trayectoria del déficit fiscal preocupa a los analistas privados. A principios de julio, la mediana de expertos que contestó la Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador proyectó un déficit fiscal equivalente a 5% del PIB para fin de año, dos décimas por encima de los registros actuales.

 

El gobierno también aumentó sus proyecciones para la brecha fiscal. En la última Rendición de Cuentas entregada este año al Parlamento, las autoridades proyectaron un rojo de las cuentas públicas de 4,6% para fin de año –una vez depurado el efecto cincuentones–. Ese registro era de 2,8% en la Rendición de Cuentas presentada el año pasado.

Tanto el gobierno como los analistas privados esperan que el próximo gobierno logre una reducción significativa del déficit fiscal en su primer año de mandato. Para el cierre de 2020, los analistas privados esperan una reducción de un punto en el déficit fiscal hasta 4%, mientras que el gobierno espera que el indicador se reduzca en ocho décimas respecto a su proyección para este año, a 3,8%.

Las agencias calificadoras de riesgo han advertido a Uruguay sobre los riesgos que genera un déficit fiscal de la magnitud actual porque introduce a la deuda pública en una trayectoria insostenible en el mediano y largo plazo. En particular Fitch señaló que Uruguay podría perder el grado inversor, calificación que le permite acceder a tasas bajas en el mercado de crédito internacional.

El nuevo contexto financiero global, que prolonga el escenario de tasas de interés bajas en el mundo desarrollado –en particular en Estados Unidos– facilita los procesos de ajuste fiscal en economías como la uruguaya.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...