Economía y Empresas > CUENTAS PÚBLICAS

El déficit fiscal tuvo una leve mejora y cerró agosto en 4,8% del PIB

De todas maneras, supera en casi un punto el registro de igual período del año pasado; la meta del MEF es cerrar el año en 4,6%

Tiempo de lectura: -'

30 de septiembre de 2019 a las 20:11

El rojo de las cuentas públicas tuvo un leve retroceso en agosto, aunque todavía se mantiene por encima de las previsiones del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). El déficit fiscal se redujo una décima de punto en el último mes relevado por la cartera liderada por Danilo Astori al equivalente a 4,8% del Producto Interno Bruto (PIB) en los 12 meses finalizados en agosto.

De todas maneras, supera en casi un punto el registro de 3,9% del PIB de igual período del año pasado. La mejora respecto al dato de julio se explicó principalmente por una reducción de los intereses de deuda que paga el Banco Central (BCU). Esos intereses corresponden a las operaciones de esterilización que realiza la autoridad monetaria como contrapartida de una activa participación en el mercado cambiario.

 

El resultado fiscal se encuentra depurado del efecto del Fideicomiso de la Seguridad Social, el fondo que otorgó a los llamados “cincuentones” el beneficio de jubilarse en condiciones similares a las que hubieran tenido con el régimen previsional anterior.

Esa depuración se justifica en que son ingresos que se generan por única vez, pero sobre todo, que no se pueden utilizar para pagar gastos del Estado sino únicamente al momento en que los beneficiarios del fideicomiso se retiren del mercado laboral. Si se tuvieran en cuenta esos ingresos excepcionales, el déficit fiscal del Sector Público Consolidado sería equivalente a 2,8% del PIB. Los actuales niveles de déficit fiscal distan de lo que esperaba el gobierno en la última Rendición de Cuentas.

En la Rendición de Cuentas 2018 –entregada este año al Parlamento– el Poder Ejecutivo esperaba un déficit de 4,6% del PIB una vez depurados los efectos del Fideicomiso de la Seguridad Social. El déficit fiscal ha sido sistemáticamente subestimado por las autoridades en sus previsiones.

En el Presupuesto 2015-2019 y en la Rendición de Cuentas que el gobierno entregó en 2017, el déficit fiscal esperado para 2019 era de 2,5% y esa cifra no fue corregida hasta el año pasado, en que subió a 2,8%. Hasta entonces, el gobierno aseguraba que cerraría su mandato con una reducción de casi un punto en el déficit fiscal respecto al momento en que asumió.

En 2014, el rojo de las cuentas públicas era de 3,4% y el gobierno entero se mostraba alineado con su reducción, con el ministro Astori como principal defensor de la importancia de una trayectoria sostenible de la deuda. Al final de su mandato, el gobierno termina con un deterioro de la situación fiscal debido a un incremento del gasto significativamente mayor que el de sus ingresos.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...