Cargando...
Dani Olmo marcando a Jamal Musiala

Fútbol Internacional > MIRÁ EL VIDEO

El engaño del año: la trampa que Dani Olmo le hizo a Lucas Hernández

En la final de la Supercopa Alemana, entre Bayern Múnich y Leipzig, el español protagonizó una curiosa acción en la que le tendió una trampa al francés para sacarle un tiro libre fingiendo entregarle la pelota: mirá el video

Tiempo de lectura: -'

31 de julio de 2022 a las 20:15

En su primer partido oficial con Bayern de Múnich, Sadio Mané marcó un gol y sumó el título de la Supercopa de Alemania, siendo partícipe de la demostración ofensiva de los bávaros (5-3) ante Leipzig, el sábado en el césped del Red Bull Arena.

Sadio Mané, gol y primer título

El técnico de Bayern Julian Nagelsmann había declarado el viernes que esperaba que sus jugadores enviasen un mensaje al resto de equipos en la Supercopa, ante RB Leipzig, uno de los candidatos a poner fin a la década de dominio indiscutido de Bayern en la Bundesliga (diez títulos consecutivos).

Antes del descanso, los compañeros de Manuel Neuer ya habían cumplido el deseo de su entrenador, con una clara superioridad sobre los pupilos de Domenico Tedesco.

El ataque bávaro, con Jamal Musiala y Sadio Mané escoltados por Thomas Müller y Serge Gnabry, ofreció un recital en los primeros 45 minutos, con un gol cada cuarto de hora; Jamal Musiala (15'), Mané (31') y Benjamin Pavard (45').

Para Mané fue su primer gol en su primer partido oficial con su nuevo equipo, después de seis años defendiendo la casaca de Liverpool.

El único debe para Bayern fueron las jugadas de pelota quieta, gracias a las cuales Leipzig pudo poner un poco de emoción al partido, con un remate de cabeza de André Silva al palo y un gol de Marcel Halstenberg justo antes de la hora de juego. Pero Gnabry, con el cuarto gol de Bayern (66') devolvió los tres goles de diferencia.

Konrad Laimer marcado por Lucas Hernández

Christopher Nkunku apenas tuvo ocasiones para demostrar los méritos de su galardón de mejor jugador de la Bundesliga la temporada pasada. Marcó de penal el gol de la esperanza (4-2, 77') pero era demasiado tarde para Leipzig, a pesar del gol del internacional español Dani Olmo (89'), que relanzó por poco tiempo el suspenso, hasta que Leroy Sané sentenciase al término de un prolongado tiempo añadido (90'+8').

Así pues Bayern se llevó un primer título de la temporada, una décima Supercopa alemana de su historia.

Sobre el final del partido se produjo una incidencia que dio vuelta al mundo y que ganó más protagonismo que el propio partido. 

La protagonizó justamente Olmo que fingió mandar una pelota al saque de banda para que repusiera Bayern Múnich mientras atendían a un jugador rival pero dejó la pelota sobre la línea. 

El francés Lucas Hernández la tomó con las manos para reponer pero el juez asistente le cobró mano y el árbitro central concedió tiro libre. 

Pese a que de poco sirvió, Leipzig ganó así un tiro libre de frente al área. 

En pequeños detalles, la viveza de los futbolistas sigue siendo un factor para ganar ventajas módicas en las acciones de juego. 

Mirá la polémica incidencia que determinó el malhumor de los jugadores de Bayern que increparon el accionar del español. 

 

 

 

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 345 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 345 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...