Cargando...
El canciller Yair Lapid, a la derecha, se abraza al saliente primer ministro Naftali Bennett, a la izquierda; tras la disolución del Parlamento en Jerusalem este jueves 30

Mundo > Israel

El final de una experiencia histórica en Israel: se disolvió el Parlamento y habrá nuevas elecciones

La coalición gobernante integrada por partidos de derecha, centro, izquierda y una formación árabe aceptó la disolución del Parlamento y habrá nuevas elecciones. Yair Lapid es el primer ministro interino

Tiempo de lectura: -'

30 de junio de 2022 a las 12:23

Los diputados israelíes disolvieron el knéset (parlamento) abriendo el camino para la realización de nuevas elecciones legislativas -las quintas en menos de cuatro años- y de esta forma pusieron punto final al breve gobierno del primer ministro saliente, Naftali Bennett, al frente de una coalición de ocho partidos de derecha, izquierda y centro que incluía, por primera vez en la historia del país, a una formación árabe.

La disolución se aprobó por 92 votos a favor y ninguno en contra, sobre un total de 120 escaños. Los diputados israelíes fijaron el 1 de noviembre como fecha de las próximas elecciones legislativas y nombraron al ministro de Relaciones Exteriores, Yair Lapid, como primer ministro interino. Por su parte, Bennet anunció que no será candidato en los próximos comicios.

El fracasado acuerdo de coalición, que los analistas israelíes definieron en su momento como “histórico”, tuvo como principal objetivo terminar con doce años ininterrumpidos de gobierno del derechista Llikud de Benjamin Netanyahu, pero también formar un ejecutivo estable, lo que fue imposible al cabo de las tres precedentes y parejas elecciones.

Según lo pactado, las fuerzas políticas que integraban el espacio debían alternarse en el poder y una cláusula establecía que Lapid sería primer ministro interino hasta la formación de un nuevo gobierno en caso de disolución del parlamento, cláusula que se hizo efectiva ahora.

Los problemas para los líderes de la coalición Bennet y Lapid comenzaron solo un año después de llegar al gobierno. Fue cuando el 6 de junio pasado, la heterogénea fuerza de gobierno perdió por 58 a 52 la votación para prorrogar las “medidas de emergencia” que se aplican en los asentamientos judíos de Cisjordania. La norma, conocida como la “ley de colonos”, se renueva cada cinco años y permite aplicar la ley civil israelí a los casi 500 mil colonos que viven en la zona ocupada.

Tras la deserción de tres diputados, la coalición quedó en minoría. La norma debía ser renovada antes del 30 de junio, pues en caso contrario los colonos de Cisjordania, ocupada por Israel desde 1967, corrían el riesgo de perder su protección legal en virtud del derecho israelí. Bennett, un ferviente defensor de las colonias, consideradas ilegales según el derecho internacional, no podía correr el riesgo de entrar en una situación caótica y prefirió poner fin a su gobierno.

"Lo que necesitamos ahora es volver al concepto de unidad israelí y no dejar que las fuerzas en la sombra nos dividan", declaró la semana pasada Lapid. El ex actor, escritor, periodista, director de televisión y presentador de noticias ocupará ahora y hasta las próximas elecciones los cargos de primer ministro y canciller, posiciones estratégicas que le permitirán sumar fuerzas de cara a las nuevas elecciones.

En lo inmediato, estrenará ambos cargos con una cita resonante a nivel internacional. Será en julio, cuando reciba al presidente estadounidense Joe Biden, quien concretará su primera visita a Oriente Medio desde que llegó a la Casa Blanca. Una gira clave en la que el mandatario estadounidense buscará redefinir el balance de poder en la región en el marco de un contexto caracterizado por el acercamiento de la Casa Blanda con Arabia Saudita, distensión entre Washington y Riad propiciada por Tel Aviv en su permanente intento por aislar a Irán y Siria.

Aunque concentrará una importante cuota de poder, según los medios locales Lapid tendrá un fuerte contendiente en el Likud, la principal fuerza opositora que continúa conduciendo a los 72 años Netanyahu, quien pese a estar siendo juzgado en varios casos por corrupción mantiene un alto grado de aprobación y ha manifestado que se presentará en las elecciones para volver al cargo de primer ministro.

"La experiencia de la coalición ha fracasado. Es lo que ocurre cuando se junta a una falsa extrema derecha con la izquierda radical, todo ello mezclado con los Hermanos musulmanes", dijo con tono desafiante. "¿Tendremos otro gobierno de Lapid que será un fracaso, o un gobierno de derecha liderado por nosotros? ¡Somos la única alternativa! Un gobierno fuerte, nacionalista y responsable", lanzó Netanyahu.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...