Nacional > PERFIL

El hombre de gorro panamá, perseguido por la Justicia de Ecuador y que es dirigente de Sartori

Trabajo para presidentes de Ecuador y Venezuela, conoció a Hugo Chavez y debió fugarse de Guayaquil cuando lo quisieron detener por hacer pasar toneladas de ropa de contrabando como donaciones

Tiempo de lectura: -'

11 de abril de 2019 a las 05:01

Eduardo Sierra siempre estuvo vinculado al poder. Este hombre de estatura mediana, bigote abundante y cabeza calva asegura haber sido ayudante del expresidente venezolano Carlos Andrés Pérez (1974-1979 y 1989-1993), antes de migrar a Ecuador para trabajar con el presidente Abdalá Bucaram (1996-1997), hasta que le dieron un golpe de estado y pasó a operar con el legislador Fabián Alarcón, quien fuera designado por el congreso de su país en 1997 para asumir el sillón presidencial.

Hoy a Sierra se lo puede encontrar en el edificio Unión (Plaza Independencia 737) donde el precandidato nacionalista Juan Sartori tiene su centro de operaciones. Este uruguayo, con historial como asesor de políticos de fuste en el Caribe, que asegura haber forjado una amistad con el expresidente venezolano, Hugo Chávez, es coordinador de la agrupación Somos Canelones que apoya a Sartori en su carrera para ganar la interna blanca.

Pero este hombre, que maneja la caja chica de Sartori en Canelones, tiene un pasado que según reconoció el jefe de campaña de Sartori, Pablo Viana, no fue tenido en cuenta a la hora de aceptar su apoyo a la precandidatura del empresario devenido en político. Según reconoció "no hubo un filtro previo" de antecedentes para ningún dirigente. 

A finales de 1998 Eduardo Sierra fue designado como coordinador del programa de donativos de la Unidad para la Prevención del Fenómeno del Niño, que dependía de la Presidencia de la República de Ecuador. Una investigación llevada adelante por la policía de ese país estableció que Sierra presuntamente habría utilizado nombres de falsas fundaciones para ingresar al país vestimenta para luego ponerla a la venta en distintas tiendas de Guayaquil,  las cuales no pagaron impuestos de importación porque se las hacía pasar como donaciones.

La investigación avanzó y la Justicia de ese país ordenó su captura, pero para entonces Sierra había fugado a Panamá. En enero de 2001 la Justicia ecuatoriana solicitó su captura pero tras detenerlo, Panamá negó la posibilidad de extraditar a Sierra el 4 de abril de 2001.

Sierra se declaró inocente y dijo a El Observador que aquella acusación tuvo como objetivo dañar políticamente a Alarcón, quien acabó en prisión. De hecho, el ahora dirigente de Sartori asegura que la información que aportó en la Justicia a través de su abogado fue clave para que el ex mandatario fuera enviado tras las rejas. Asimismo, aseguró que actualmente puede viajar a Ecuador porque ya no pesa sobre él ninguna orden de captura. 

Sierra nunca fue procesado por el delito por el que era investigado y asegura no tener ningún antecedente ni proceso vigente en su contra en ningún país. De todas formas, nunca declaró personalmente en la Justicia, sino a través de su abogado. Aseguró que no viajó a Ecuador para comparecer ante la Justicia porque lo hubieran “mandado a matar”.  

En 2008, ya retornado a Uruguay, impulsó un Instituto Latinoamericano de Educación Tecnológica en Lechería y Productos Agroindustriales que fue declarado de interés departamental por la Intendencia de San José y llevado por los entonces legisladores Alberto Casas y Mónica Travieso al Parlamento para que fueran declarados de interés nacional. En la exposición de motivos, Travieso dijo que el proyecto se trataba de  “institución privada, gratuita y sin fines de lucro (…) enfocada a jóvenes provenientes de familias carenciadas, nacionales y latinoamericanas” a las cuales se les daría educación en la temática lechera.

El proyecto nunca prosperó. Sierra y sus cuatro socios lo abandonaron antes de que se pusiera en marcha. El coordinador de Somos Canelones dijo que él perdió mucho dinero con esa iniciativa.

Más tarde Sierra creó una Cámara de Comercio Mercosur-Árabe, que según dijo en el programa Valor Agregado de Radio Carve en diciembre de 2016,  se trataba de la “madre” de las distintas cámaras árabes de la región Mercosur. Sin embargo, El Observador se comunicó con la Cámara Árabe de Argentina y de Brasil y ambas negaron conocer la existencia de una agrupación regional.  La Cámara Mercosur-Árabe tampoco tiene sitio web, ni forma alguna de comunicación.

Fuentes de cancillería dijeron a El Observador que Sierra intentó invitar a "misiones" en Medio Oriente a autoridades del ministerio pero, la poca confianza que despertaba, hizo que no despertara el interés en esa secretaría.

A pesar de esto, Sierra figura vinculado a la actividad comercial con los países árabes el 14 de febrero de 2017, cuando declaró a varios medios en calidad de presidente de la Cámara de Integración Árabe Uruguay. En aquella oportunidad el entonces vicepresidente Raúl Sendic, el vicepresidente de la empresa Dubai Port World (DPW), Mohammed Al Muallem, y la supervisora del Departamento de Comercio y Desarrollo de la firma, Fadwa Mohammed se reunieron con el objetivo de analizar la posibilidad de invertir en el país, algo que no se concretó. Sierra no participó de la reunión pero sus declaraciones fueron recogidas por el portal de Presidencia.

Según supo El Observador, Sierra ya no forma parte de la Cámara de Integración Árabe Uruguay.

Sierra dijo que se unió a Sartori, a quien conocía a partir de los negocios que el empresario mantuvo con empresas ubicadas en países árabes, en cuanto decidió lanzar su campaña porque entiende que se necesita un cambio de “mentalidad” en la política con miras a construir un proyecto de país a largo plazo. Asimismo, negó que estuviera trabajando para obtener un puesto en la administración pública.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...