The Sótano > Opinión / Eduardo Espina

El misterio, otra vez

La esperanza renació para los familiares de los ocupantes del avión de Malaysia Airlines que el 8 de marzo de 2014 desapareció de los radares

Tiempo de lectura: -'

08 de enero de 2018 a las 05:00

El sábado, y con moderado optimismo, la esperanza renació para los familiares de los ocupantes del avión de Malaysia Airlines que el 8 de marzo de 2014 desapareció de los radares, como si se lo hubiera tragado la tierra. Antes de ayer oficiales malayos anunciaron que una nueva expedición, a realizar por la empresa estadounidense Ocean Infinity, comenzará mañana la búsqueda del Boeing 777 que con 239 personas a bordo desapareció sobre las aguas sureñas del océano Indico. A diferencia de intentos anteriores, esta vez la compañía que buscará los restos del avión parecer tener una fe ciega de que obtendrá resultados positivos, y por ello hizo un arreglo con el gobierno de Malasia respecto a que no recibirá paga si no encuentra los restos.

Ocean Infinity cuenta con tecnología de exploración de avanzada y realizará la pesquisa en un área de 25 mil kilómetros cuadrados, lo cual en los papeles resulta una misión utópica, algo así como encontrar una aguja en un pajar de agua. La desaparición del vuelo 370 de MA que iba de Kuala Lumpur a Beijing es el misterio más grande en la historia de la aeronavegación y cuando en enero 2017 se suspendió la búsqueda de los restos debido a la ausencia de resultados se dio por descontado que el secreto continuaría blindado por toda la eternidad. La búsqueda realizada por los gobiernos de Malasia, China y Australia duró más de mil días y no aportó ninguna evidencia concreta sobre el lugar donde podría haber impactado la nave, habiendo producido únicamente un monto enorme de suposiciones.

Por lo tanto, la nueva misión intentará demostrar que nada en este planeta puede desaparecer por completo. Ocean Infinity utilizará un barco que carga varios pequeños submarinos capaces de descender a grandes profundidades. ¿Tiene la empresa datos desconocidos antes sobre la posible localización de los restos? Para evitar confusiones y no generar expectativas desmedidas, el plan a seguir por la expedición no ha sido comunicado, aunque se sabe que las nuevas conjeturas que guían a esta se basan en el análisis de los restos aparecidos en costas africanas en 2015 y 2016 y que permitirían concluir que al estrellarse el avión se había quedado sin combustible.

Comentarios