Economía y Empresas > activo de refugio

El precio del oro vuela, ¿es una opción para invertir?

La onza superó los US$ 2.000 y tocó un récord; en Uruguay hay una fuerte demanda por hacerse del metal físico pero la oferta disponible es acotada  

Tiempo de lectura: -'

10 de agosto de 2020 a las 05:00

La onza de oro alcanzó un récord durante los intercambios de mercado la pasada semana y por primera vez quedó por encima de los US$  2.000. El precio del oro no para de subir desde inicios de año, con un incremento de más de 30% gracias a su estatus de valor refugio en un mercado dominado por la incertidumbre por la pandemia de coronavirus, un dólar débil y tasas de interés por el piso. 

En Uruguay, hay una fuerte avidez por hacerse del metal físico pero la oferta es bastante acotada, según coincidieron dos intermediarios. 

¿Por qué dispara su valor? Algunos analistas argumentan que lo que está empujando la valorización del metal precioso son los rendimientos negativos que están mostrando los bonos de deuda de Europa y muy cerca de 0% en EEUU, en un contexto mundial de tasas de interés deprimidas y que varios expertos y organismos internacionales sostienen se extenderá por un buen tiempo hasta tanto la economía mundial pueda dejar atrás los efectos de la pandemia. La debilidad global del dólar también es otro factor que empuja la demanda por oro por parte de los inversores. 

Según un informe del Consejo Mundial del Oro, los inversores han comprado en los últimos meses 1.000 toneladas de oro por unos US$ 60.000 millones (el PIB de Uruguay es de unos US$ 56.000 millones).

En un webinar organizado con El Observador sobre fines del pasado mes, la firma Nobilis manejó la opción del oro como una opción a tener en cuenta a la hora de invertir en un mercado con una volatilidad e incertidumbre como la actual. 

El gerente de inversiones de la firma, Jerónimo Nin, consideró que el oro tiene una buena perspectiva. Recordó que es un buen activo de refugio, especialmente si se puede disparar la inflación dentro de 1 o 2 años por la elevada deuda que han tomado los gobiernos para salir de la crisis actual. “En algún momento podría existir cierta desconfianza por el valor de las monedas y ello se traduce en inflación", y que eso era aconsejable para cubrirse y anticiparse en la toma de decisiones. 

El banco de inversión estadounidense Goldman Sachs pronosticó que el precio del oro aumentará un 20% para fines de 2022, llegando a US$ 2.300 por onza. 

Los lingotes utilizados como reserva de oro por algunos bancos centrales y otros grandes operadores tienen un peso de 400 onzas troy (12,4 kg), con una pureza mínima del 99,5%. Con la cotización actual de la onza (31,10 gramos), un lingote de 12,4 kg cuesta unos US$ 810 mil. 

La compra física 

Aunque no es lo más habitual, también se puede preferir la compra física de oro. En Uruguay, hay entidades de servicios financieros autorizadas por el Banco Central (BCU) que realizan compra y venta de monedas y lingotes. La demanda se ha disparado en los últimos meses, pero su oferta no abunda, según los comerciantes. 

El director de La Fontaine Juan Picerno dijo a El Observador que la mayor demanda es por oro amonedado (libras o monedas mexicanas) o lingotes suizos. “Fuera de eso no hay demanda”, precisó. Por ejemplo, el oro que se refina en Uruguay tiene una demanda nula porque a nivel internacional su comercialización no es sencilla, acotó.

Por otro lado, los lingotes que se intercambian los particulares distan bastante de los que aparecen en las películas o los que utilizan los bancos centrales. En general, su tamaño va desde un mínimo de 1 gramo hasta un máximo de 1 kg. Para definir el precio de venta, se toma como referencia la cotización al instante del mercado internacional (más un pequeño spread que cobra el intermediario) y se vende por oro puro. Por ejemplo, una moneda de una libra pesa entre 7,9 a 8 gramos pero su peso de oro puro es de 7,32 gramos. 

En tanto, desde la firma Nixus servicios financieros informaron que se quedaron sin stock de oro físico. “El que tiene se lo está quedando. Se nota que hay una demanda firme”, aseguraron. La importación de oro es una opción que no está activa por el momento y esa es otra barrera para que crezca el comercio físico. Un agente dijo que el coronavirus frenó las compras desde Suiza. Sin embargo, según datos aduaneros, en lo que va de este año apenas se importó oro por unos US$ 18 mil y el 96% de las compras las hizo el Centro de Construcción de Cardioestimuladores del Uruguay. 

Picerno recordó que si se mira desde una perspectiva histórica, desde el 1900 la pendiente del oro es alcista, más allá de altibajos que tuvo como cualquier commodity. Explicó que en largo plazo, el interés del oro iguala a la inflación de EEUU. Es por ello que se ha ganado su reputación como activo de refugio para momentos de incertidumbre como el actual. Explicó que hay casos puntuales de clientes que habían comprado hace cinco años (la onza cotizaba a poco más de US$ 1.000) para vender a los valores actuales y tomar ganancias. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...