Cargando...
La terminal de TCP desierta el martes por la tarde.

Economía y Empresas > Conflicto portuario

El primer día de paro provocó cancelación de navieras en el puerto de Montevideo

La medida que afecta al comercio exterior se extenderá en principio hasta el jueves; sindicato evalúa hoy la marcha del conflicto

Tiempo de lectura: -'

29 de septiembre de 2021 a las 05:02

Es difícil imaginar al Puerto de Montevideo, uno de los principales centros de actividad del país, sin movimiento. Por un lado, por la cantidad de trabajadores que allí se desempeñan y, por otro lado, por el impacto económico que tiene para el Uruguay que la terminal portuaria esté inactiva.

Pero este martes fue posible imaginarlo y verlo, tras la decisión del Sindicato de Trabajadores Portuarios (Supra) de iniciar un paro de actividades por 72 horas. La decisión de suspender actividades paralizó el movimiento de carga y descarga de contenedores en el puerto, algo que se podía notar ya en el  trayecto por la rambla hacia la puerta de acceso Yacaré. No había ni una sola grúa, ni una sola persona en movimiento, tan solo contenedores.

Hasta la tarde de este martes dos buques que tenían previsto prestar servicios en Terminal Cuenca del Plata (TCP), propiedad mayoritaria de la multinacional belga Katoen Natie, habían cancelado su escala en Montevideo. Se trató de las navieras MSC y  Hamburg Süd. En tanto, otros barcos que tienen fechas de atraque programadas para miércoles y jueves y que trabajan con TCP y Montecon, estaban por decidir si esperaban para ingresar a puerto o cancelaban, según supo El Observador en base a fuentes del sector. También hay servicios fluviales con carga procedente de Paraguay que vieron afectada su operativa.

Las negociaciones

Este martes continuaron las negociaciones en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), para buscar una salida al conflicto. También el sindicato evaluaba la realización de una asamblea este miércoles. Según supo El Observador, en esas negociaciones TCP y su sindicato se comprometieron a establecer un marco de diálogo que permita levantar las medidas y buscar una solución al problema de fondo: garantizar jornales mínimos en la terminal.

En el Poder Ejecutivo existe preocupación por los efectos de la medida en el comercio exterior, y por los costos que puede implicar para los diferentes actores portuarios, según supo El Observador. Por estas horas, los distintos agentes evaluaban la magnitud de las consecuencias económicas que tiene la medida y que dependerán  de cómo evolucione el conflicto.

El paro comenzó el lunes al mediodía en  TCP y se extendió luego a la actividad de la empresa Montecon -operador de contenedores en los muelles públicos del puerto de Montevideo-, tras la adhesión de su sindicato.

La medida responde a dos motivos. Uno es la falta de acuerdo para la renovación del convenio colectivo de los trabajadores de TCP que se vienen negociando desde hace varios meses con Katoen Natie. Y el otro motivo es el rechazo a la extensión de la concesión de la terminal por 50 años –desde 2031 hasta 2081– en el puerto de Montevideo acordada entre el gobierno y la empresa belga.

Un puerto desierto

En la tarde de este martes el movimiento era casi nulo en la terminal especializada comparado con el día a día habitual. Solo una straddle carrier (carretilla pórtico) movía un contenedor reefer (refrigerado).

En un día de operativa normal están en movimiento las más de 20 máquinas que posee la empresa. Sin embargo, la única que se podía ver trabajando lo estaba haciendo “por un pedido especial”. Es que desde el Supra se previó  una guardia especial mínima para el control de los contenedores con mercaderías refrigeradas.

Además del trabajador que conducía la straddle carrier, se podía ver en TCP a unos ocho trabajadores del sector logístico de la empresa, que, junto a los del sector administrativo, fueron los únicos que se mantuvieron activos pese al paro.

Normalmente, hay un promedio diario de entre 400 y 500 empleados trabajando en la terminal especializada. Este martes, sobraban dedos de las manos para contarlos.

A lo lejos podía verse el movimiento de algunas personas y particularmente de una pala mecánica. Eran los trabajadores de la empresa Saceem, quienes se encontraban trabajando en la construcción de una nueva playa de contenedores.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...