Economía y Empresas > Cargo internacional

El primer embajador del mundo para la industria tecnológica

Dinamarca fue el primer país en crear un puesto diplomático para representar sus intereses ante tecnológicas como Google

Tiempo de lectura: -'

11 de septiembre de 2019 a las 05:04

Casper Klynge, un diplomático de carrera de Dinamarca, ha trabajado en algunos de los lugares más turbulentos del mundo. Una vez pasó dieciocho meses inmerso en los trabajos de reconstrucción en Afganistán y durante dos años, encabezó una misión de manejo de crisis en Kosovo.   

Sin embargo, Klynge, de 46 años, señala que quizás el encargo internacional más difícil que se le ha asignado sea el que tiene ahora como el primer embajador extranjero del mundo para la industria de la tecnología.

En 2017, Dinamarca se convirtió en el primer país en crear formalmente un puesto diplomático para representar sus intereses ante empresas como Facebook y Google. Luego de que Dinamarca decidió que los gigantes tecnológicos tienen ahora tanto poder como muchos gobiernos -si no es que más- envió a Klynge a Silicon Valley. 

“¿Qué tiene un mayor impacto en la sociedad actual? ¿Un país en el sur de Europa, o en el Sureste Asiático, o Latinoamérica, o tal vez las grandes plataformas de tecnología?”, planteó Klynge el mes pasado en una entrevista realizada en una cafetería del centro de Copenhague durante una reunión anual de los cuerpos diplomáticos de Dinamarca.

“En mi opinión, nuestros valores, nuestras instituciones, la democracia, los derechos humanos, están siendo desafiados en este momento debido al surgimiento de las nuevas tecnologías”. “Estas empresas han pasado de ser compañías con intereses comerciales a convertirse, realmente, en actores de facto en la política exterior”, añadió. 

Las empresas de Silicon Valley y sus líderes le han dado a Klynge una bienvenida variada. Nunca se ha reunido con Mark Zuckerberg de Facebook, ni con Sundar Pichai de Google, ni con Timothy D. Cook de Apple. Los funcionarios daneses comentaron que era como tratar con una nueva superpotencia mundial incomprensible.

A los funcionarios daneses les ha preocupado en especial la forma en que el cambio tecnológico está planteando retos que han aquejado a otras democracias occidentales: la difusión en las redes sociales de contenido divisionista en términos políticos, cuestiones sobre la privacidad y los servicios que almacenan gran cantidad de datos, la seguridad cibernética y los bajos impuestos que pagan las empresas fuera de Estados Unidos. Andrew Cooper, un profesor de ciencias políticas en la Universidad de Waterloo que estudia diplomacia, mencionó que los países más pequeños desde hace mucho tiempo habían necesitado formas novedosas de captar la atención de los países con mayor poder.

Por ejemplo, las Maldivas han organizado reuniones de Gabinete subacuáticas para crear conciencia acerca del cambio climático, mientras que Suecia estableció una embajada en el videojuego de mundo virtual “Second Life”.

Según Cooper, lo que sorprende es el grado al cual Dinamarca está aplicando esta estrategia en las empresas privadas. “Dinamarca tiene que cambiar su jugada”, afirmó. Sin embargo, los obstáculos que Klynge ha enfrentado en Silicon Valley han sido aleccionadores. Mencionó que había tardado nueve meses en reunirse con un alto ejecutivo de una de las empresas tecnológicas más grandes, misma que no quiso nombrar.

Llegó con la expectativa de que tendría una conversación honesta sobre temas acordados de antemano, incluyendo impuestos, seguridad cibernética y desinformación en internet... en cambio, le ofrecieron un recorrido por las oficinas generales, comentó. Algunas empresas de tecnología dijeron que estaban comenzando a entender mejor el trabajo de Klynge.

Fuente: The New York Times

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...