Cargando...
La campaña proaborto de Cortez Masto resultó fundamental para que los republicanos no obtengan mayoría

Mundo > Elecciones en Estados Unidos

El tema del aborto resultó decisivo para que los demócratas retuvieran el Senado

En Nevada, la senadora Catherine Cortez Masto tuvo un aluvión de votantes que se oponen a la decisión de la Corte Suprema de prohibir la interrupción voluntaria del embarazo. También recibió el apoyo de los latinos

Tiempo de lectura: -'

15 de noviembre de 2022 a las 05:04

Cuando en junio pasado una mayoría de seis jueces del máximo tribunal de justicia de Estados Unidos decidió tirar atrás el llamado fallo Roe contra Wade, que permitía practicar el aborto en cualquiera de los 50 estados de la nación, no pensaron que, cinco meses después, en las elecciones de medio término, eso se volvería como un bumerán.

En efecto, la Corte Suprema de Justicia, integrada por un presidente y ocho jueces asociados al máximo tribunal, decidió que fuera cada estado el que resolviera su propia legislación sobre la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Muchos estados con mayorías republicanas se alistaron tras el fallo de los jueces, tres de ellos puestos por el conservador y antiabortista Donald Trump antes de dejar la Casa Blanca.

Cuando se contaban los votos en el Estado de Nevada, el candidato republicano Adam Laxalt estaba alineado con la postura de Trump y del máximo tribunal. En su campaña fue partidario de prohibir la IVE en ese estado. En cambio, la candidata demócrata, Catherine Cortez Masto, de origen latino, concitó una gran cantidad de votos femeninos y también de hombres progresistas que entendían que el fallo del máximo tribunal era un atropello a un derecho consagrado medio siglo atrás con el caso Roe contra Wade.

Estoy lista para dar batallas duras... Cuando los republicanos intenten forzar una prohibición nacional al aborto, yo estaré allí para detenerlos”, dijo el domingo Cortez Masto en Las Vegas, la “ciudad del pecado”, por ser centro de juego y diversión, pero también la urbe más grande de Nevada.

Esta abogada latina tuvo la particularidad de convertirse en la integrante número 50 del Senado que el martes 8 puso en juego 35 de sus 100 bancas. Cortez Mastro fue reelecta en su banca aunque la batalla contra Laxalt fue voto a voto y con dos perspectivas muy distintas. Ella, mujer, latina y progresista; él, ultraconservador y anglosajón de origen.

Las primeras palabras de Cortez Mastro el domingo fueron para agradecer a las mujeres, los latinos, los sindicatos y también a los colectivos a favor de la IVE que la apoyaron en su campaña.

Laxalt, hasta el domingo por la noche, no reconocía su derrota. Tampoco había llamado a su oponente cuando el conteo de votos marcaba una diferencia pequeña pero irreversible. El candidato republicano es trumpista y proviene de una familia de tradición conservadora. Su campaña estuvo centrada en los temas económicos, que golpean al “americano medio” y son el flanco débil de los demócratas.

El candidato republicano también atacó la política migratoria de Biden, que en realidad no es más que oponerse al famoso muro de Trump, pero que pretende ejercer controles migratorios, incluso en conjunto con el área de Migraciones y las fuerzas de seguridad de México. Dado que Cortez Mastro es latina, la insistencia de Laxalt con ese tema era para castigar veladamente el origen de su oponente.

Sin embargo, en un mundo con una crisis energética durísima y un país que lucha por no entrar en la recesión, un derecho, como el de la IVE, resultó de acuerdo a distintos analistas, el factor que volcó la diferencia a favor de la ya senadora Cortez Mastro.

En campaña, Laxalt subestimó el tema del IVE. Dijo que la sentencia Roe contra Wade era una “broma” y una “invención” que había creado décadas de malestar social. Las encuestas en Nevada decían algo distinto de la narrativa del candidato trumpista.

Quienes financiaron la campaña de Cortez Masto invirtieron bastante dinero en patrocinar el derecho al aborto. En plena campaña, la ahora reelecta senadora había visitado Washoe, un condado muy conservador. Allí logró que muchos republicanos y republicanas tomaran distancia de Laxalt. La mejor prueba del peso de este tema es que en 2016, cuando ganó por primera vez la senaduría, Cortez Masto perdió en Washoe. Esta vez, lo ganó.

Según distintos sondeos tras el fallo de la Corte Suprema que derogó el caso Roe contra Wade, siete de cada diez estadounidenses no estaban de acuerdo con la decisión del tribunal

Cortez Masto también debe su triunfo a los latinos. Ella tiene raíces mexicanas. Su abuelo migró desde Chihuahua, su abuela de Nuevo México, un estado de Estados Unidos, muy poblado por mexicanos de primera o segunda generación.

Este domingo, la senadora se comprometió a destrabar la legalización de los 8.000.000 de latinos indocumentados. Algo que el propio presidente Biden sostiene. De inmediato, las asociaciones de latinos comunicaron que comenzarán a presionar al Capitolio y la Casa Blanca para que eso se active.

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...