Nacional > INSTRUCTOR MUERTO

El testimonio de la mujer del vuelo en parapente que se salvó

La pasajera narró los detalles del accidente del instructor

Tiempo de lectura: -'

13 de agosto de 2019 a las 09:46

"Cuando volvíamos, apagó el motor y me dijo: '¿Y? ¿Qué te pareció?'. Y le dije: 'Lo mejor que hice en mi vida'". Ese fue uno de los últimos diálogos entre Cecilia Corso y el instructor de parapente argentino cuyo cuerpo apareció a primera hora de esta mañana, según informó la Armada Nacional.

La caída al agua comenzó en el instante siguiente a la respuesta. La mujer, que había contratado el paseo en parapente el domingo a la tarde, relató a Telemundo que no sabe qué fue lo que sucedió en ese momento, pero que el aparato, que sobrevolaba la playa de La Pedrera (Rocha), comenzó a dar vueltas sin control.

"Encendió el motor de nuevo y no sé qué pasó: empezamos a caer", dijo ella.

Pocos segundos después impactaron contra el agua, a 150 metros de la orilla, y entonces comenzó la desesperada lucha por mantenerse a flote.

"Quedé como boca arriba, pero con el agua como a 30, 40 centímetros de mi cara, sin poder respirar y prendida con el arnés. Él intentó sacárselo un par de veces y no pudo. Después seguí yo, forcejeé, y me di cuenta que así tampoco", recordó Corso.

Como si estuviera enredada con el cinturón de seguridad de un auto, siguió girando hasta que pudo desprenderse.

Contó: "Me asomé a la superficie y respiré".

Mientras tanto, el hombre seguía atado y ella le dijo que tratara de imitarla, que intentara sacarse el arnés. Pero cuando se acercó, trató de hundirla. "Me alejo un poquito y me acerco de vuelta tratando de tranquilizarlo".

Pero no hubo caso: "Tenía una actitud extraña, como que estaba aturdido, como si yo fuera la persona que sabía qué hacer ante esas situaciones y él no". 

Entonces le pidió que se aferrara a algo, a lo que fuera, y el instructor se agarró de la vela de la aeronave, y a partir de ese momento ya no lo vio más; la mujer desistió y comenzó a nadar hacia la orilla, algo que no era fácil porque estaba exhausta y con hipotermia.

"Cuando me cansaba hacía la plancha, y cuando podía, volvía (a nadar). Tenía claro que no podía parar, porque el frío era muy grande, y cuando estaba llegando a las rocas un muchacho con un tablón me ayudó a acercarme. Después la gente me ayudó a salir".

El instructor había emprendido una gira por Latinoamérica y vendía vuelos en parapente para cubrir los gastos del viaje. A Uruguay había llegado días atrás y este domingo, en La Pedrera, los turistas estaban haciendo cola desde el mediodía.

La Prefectura buscó el cuerpo desde esa tarde. Primero rastrearon la zona en un gomón y en una embarcación semirrígida de mayor porte. Luego, a la noche, un avión de la Fuerza Aérea con sensores térmicos hizo 15 pasadas, sin éxito.

Luego se sumó a la búsqueda un equipo de buceo, que fue el que terminó encontrando el cadáver.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...