Estilo de vida > Bebidas artesanales

El verano ya tiene sus tendencias cerveceras

En los meses de calor las bebidas son aromáticas, ácidas, con sabor a frutas –como mango y arándanos– y también con agua salada y vino blanco

Tiempo de lectura: -'

05 de enero de 2019 a las 05:02

"No sé, dame un rubia”, o “Que sea una de las oscuras”. Y también: “Ni idea, la que tomé la otra vez”. Las palabras venían acompañadas con caras desconcertadas, agobiadas, confundidas. 

Hasta hace no mucho tiempo la misma escena se repetía en los bares uruguayos con clientes que se abrumaban frente a las pizarras con la carta de cervezas. Blond, scottish, stout, IPA, APA, brut, porter, lager, amber; el listado parecía interminable y esos nombres sacados de la tabla periódica.

Pero los uruguayos se dejaron permear por sabores y estilos que no se encontraban en los supermercados y educaron sus paladares. Y los que alguna vez dudaron durante minutos, acodados a la barra, hoy buscan más y mejor. Ya no alcanza con los sabores de siempre y los cerveceros locales lo saben.

Con ese respaldo de 180 mil litros de cerveza vendidos al mes, según estimaciones de la Cámara de Cervecerías Artesanales del Uruguay, hay margen para la experimentación. Y en este rubro esa es la clave del éxito.


Que sea liviana, pero tenga cuerpo; que sea cítrica, pero tampoco tan aguada; que tenga mucho gas, pero que no cueste tomarla. La fórmula para dar con la cerveza perfecta para el verano es un trabajo para un alquimista.


La tendencia que llega de Brasil

“Estamos viviendo el boom de la cerveza sour”, indicó Federico Amándola, responsable de Matute Bar y cerveza Mist a El Observador. Este cocinero devenido en cervecero sabe de lo que habla: su bar tiene 40 canillas que, juntas, albergan 3.600 litros de cerveza. No existe en Uruguay otro lugar que tenga tanta cantidad de canillas para servir tiradas.

La tendencia del sour comenzó en Brasil y se está extendiendo al resto de Latinoamérica. Son cervezas ácidas, con bajo nivel de PH, aromáticas, poco alcohólicas y muy frescas, ideales para combatir el calor. Se pueden identificar por su color claro.

Como todos las variedades, hay tantas formas de prepararla como maestros cerveceros, pero suelen contener mucha levadura y además hongos y bacterias. Algunas incluso siguen un proceso de fermentación similar al del yogur. Eso las vuelve tan particulares.

La sour también es la cerveza ideal para el agregado de fruta, otra de las tendencias en las cervezas del verano.

En Uruguay hay cerveceros probando con éxito algunas recetas muy novedosas. La cerveza weisse –alemana, blanca, de trigo– con pomelo y quinoto de Mist. La sour con arándanos edición especial de Cabesas Bier. O la IPA con mango de Botijas Bier. Los límites del riesgo se expanden y los cocineros de cerveza parecen ser los más entusiasmados con el experimento.


Erik Schölderle, presidente del Club de Cerveceros Caseros del Uruguay (CCCUY), asegura que el ensayo y el error es un lujo que hasta las cervecerías más pequeñas se pueden permitir porque no es para nada caro. Hoy con $ 40 de materias primas se puede producir un litro de cerveza “diferente”.

Dejando de lado la acidez y las frutas, Schölderle afirma que la cerveza de agua salada no tardará en llegar a los bares; este estilo tan  particular llega desde la región alemana de Baja Sajonia. Una cerveza de trigo con agua carbonatada que tiene un delicado proceso de fermentación y que, en algunas recetas, podría contener hasta diez gramos de sal por litro. En Uruguay ya la están produciendo algunos cerveceros caseros, aunque todavía no se pueden encontrar en el circuito comercial. Será cuestión de tiempo. 


El cruce más inesperado

Diego Núñez tiene dos grandes pasiones: el vino y la cerveza. Y no tuvo mejor idea que juntarlas en una sola bebida.

Todo comenzó cuando la burocracia frenó sus planes de empezar a vender espumante de tirada en los bares uruguayos. Los barriles no estaban aprobados para uso comercial y tenía que resolver qué hacer con varios litros de sauvignon blanc. La idea le cayó de repente y comenzó a probar hasta que dio con la proporción justa. Asegura que en su mezcla no hay que imaginarse nada; el vino blanco se siente perfecto en la IPA de Ninja’s Beer, su marca de cerveza oriunda de Punta del Este.


La hibridación lanzó un resultado frutal y fresco que agotó barriles en la temporada 2018 y que redobla su apuesta con una distribución de mayor alcance en 2019. Aunque los cerveceros advierten que llegar a balnearios pequeños es complejo por los costos de la logística.

Para invierno, Núñez tiene preparado un relanzamiento de su cerveza con vino tinto. Otros cerveceros como Alejandro Baldenegro, de Davok, buscarán potenciar sus cervezas añejadas en barricas de whisky y coñac. Aunque para esto habrá que esperar que vuelva el frío. 

Para probar

IPA Wine - Ninja’s Beer: Cerveza IPA con sauvignon blanc, de Punta del Este. Se puede encontrar en Matute Bar y Hey Chopp (Montevideo), Yakaré Bar (Maldonado) y El Beril (Piriápolis). Originaria de Punta del Este. 
Giner Ale - Huayna Cerveza: Es una cerveza rubia, con una espuma de color blanco y bajo contenido alcoholico. Originaria de Minas. Ganadora de la medalla de Bronce en la Copa Mitad del Mundo en Ecuador. Se puede encontrar en varios bares.  
Summer Ale - Ruca Beer: Una cerveza rubia, muy fresca, de enorme presencia cítrica y con suave presencia de lúpulo. Su graduación alcohólica es mayor a lo acostumbrado para estos estilos. Originaria de San Carlos. Se puede encontrar en varios bares.  
Soft Blonde - Piwo Cervecería: Fresca y agradable con tonos frutales al mejor estilo belga. Se puede encontrar en varios bares.  
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...