Economía y Empresas > ÉTICA

Empleados de Google piden a la empresa que no colabore con el Pentágono

Reclaman que la compañía permanezca por fuera del "comercio de la guerra"

Tiempo de lectura: -'

18 de mayo de 2018 a las 21:04

Miles de empleados de Google pidieron a la empresa que permanezca por fuera del "comercio de la guerra", mientras otros habrían renunciado en protesta por la colaboración del gigante tecnológico con el ejército estadounidense, informaron medios de prensa.

Más 4.000 empleados de la compañía -que tiene 70.000- habían firmado hasta esta semana un texto que comenzó a circular tres meses atrás para exigir al grupo que renuncie a emplear sus herramientas de inteligencia artificial para ayudar a los militares a aumentar la eficacia de sus drones en la identificación de sus blancos, señalaron los medios. El texto está dirigido al actual CEO de Google, Sundar Pichai.

Más allá del eslogán "Don't be evil" que caracterizaba a Google en sus primeros años (ahora abandonado), la empresa cuenta con carteleras y redes propias en la que los empleados pueden criticar y poner en duda decisiones de superiores o los productos que se desarrollan.

A través de esta vía se conoció el acalorado debate vivido en la compañía con respecto a la diversidad de sus empleados, algo que terminó por filtrarse a la esfera pública y que llevó al despido de un empleado que había elaborado un manifiesto sexista.

Lea también: Google despidió a ingeniero que estuvo en el centro de polémica sexista

El sitio especializado Gizmodo indicó a su vez que una "docena" de funcionarios de Google renunciaron por razones éticas.

La empresa estadounidense no respondió a los requerimientos de la AFP sobre esta colaboración que los firmantes de la declaración identificaron bajo el nombre de "Projet Maven" y que según ellos recurre a la inteligencia artificial para ayudar a los drones del ejército a diferenciar a los humanos de los objetos.

"Pensamos que Google no debería participar en el comercio de la guerra", afirma el texto, disponible en internet. "En consecuencia, pedimos que el proyecto Maven sea anulado y que Google elabore, difunda y ponga en práctica una política clara que establezca que Google o sus subsidiarias no construirán jamás tecnología para la guerra", agregan.

El ejército estadounidense se vale de drones para misiones de reconocimiento o bombardeos, por ejemplo en Afganistán.

El ejército estadounidense se vale de drones para misiones de reconocimiento o bombardeos, por ejemplo en Afganistán.

La participación de Google en el proyecto Maven ya se había puesto en entredicho dentro de la compañía en una asamblea, según informa The New York Times. Aunque se apuntó en todo momento que la participación se centraba en "usos no ofensivos", los empleados seguían desconfiando.

Según Google y el Pentágono, el objetivo de esta colaboración nunca ha sido la creación de armas autónomas que puedan disparar sin intervención humana, sino mejorar los sistemas de reconocimiento para evitar muertes de civiles y personas inocentes en los ataques con drones.

Otras grandes compañías tecnológicas, como Amazon o Microsoft, colaboran habitualmente con el departamento de defensa de EEUU, pero esto no tranquiliza a los empleados, que señalan que "esto no hace la situación menos peligrosa para Google", pues, según ellos, "se puede dañar irreparablemente la marca y su habilidad para competir por talento".





REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...