Economía y Empresas > EN GINEBRA

Empresarios recordaron a la OIT que el gobierno sigue en falta

Reiteraron que el Poder Ejecutivo continúa sin tomar en cuenta recomendaciones laborales del organismo

Tiempo de lectura: -'

02 de junio de 2018 a las 05:00

Las cámaras empresariales volvieron a solicitar en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que el gobierno modifique la ley de negociación colectiva, algo ya recomendado por el organismo hace años y reiterado a fines de 2017.

Hace un año, las cámaras empresariales decidieron no elevar un petitorio formal para que la OIT incluyera a Uruguay en la "lista negra" del organismo compuesta por países que no respetan leyes laborales y libertades sindicales. Sin embargo, resolvieron mantener una queja presentada hace más de nueve años pidiendo modificaciones en la ley de Negociación Colectiva.

En 2010, la OIT le recomendó al gobierno que incluyera en la normativa una serie de observaciones, dando razón así al reclamo empresarial. Pero eso no ocurrió y previo a la 106ª Conferencia Internacional del Trabajo realizada en Ginebra en junio del año pasado, las cámaras acordaron con el Ministerio de Trabajo que no solicitarían la inclusión de Uruguay en la "lista negra" a cambio de una asistencias técnica complementaria de la OIT.

El documento final del organismo llegó a fines de 2017 y mantuvo las observaciones. Pero todavía no se incluyeron y las posiciones de los empresarios y el gobierno siguen enfrentadas.

Desde este lunes se realiza en Ginebra la 107ª Conferencia Internacional del Trabajo que se extenderá hasta la semana próxima.

Este viernes, la delegación empresarial uruguaya realizó su exposición, a cargo del asesor jurídico de la Cámara de Comercio, Juan Mailhos. Allí, señaló conocer "los beneficios del tripartismo y lo que significa como construcción de paz social; también el durísimo trabajo de llegar a acuerdos verdaderamente tripartitos y lo que significa el compromiso de respetar el pronunciamiento de los órganos tripartitos en que participamos".

Mailhos indicó que tanto el diálogo social y el tripartismo no son fines en sí mismos y deben ser eficaces a los objetivos para los cuales se convocan. Manifestó que en asuntos laborales ese diálogo debe darse entre las organizaciones más representativas y "de buena fe en todo sentido; en cuanto al procedimiento y sus resultados".

Marcó que se debía recordar que "existen observaciones tripartitas de la OIT a Uruguay, por la violación de convenios fundamentales de trabajo". Expresó que "lamentablemente han pasado más de nueve años y nuestro país no ha dado solución a esos pronunciamientos de los organismos de control de la OIT respecto a la adecuación de su legislación de negociación colectiva".

El representante empresarial sostuvo que "el diálogo social se ha intentado y la falta de consenso nos ha paralizado" y recordó que el convenio 98 de la OIT (sobre derecho de sindicación y de negociación colectiva) "establece las obligaciones a los gobiernos",

Y en el caso del gobierno uruguayo afirmó que "ya no resultan admisibles más demoras". Por último, Mailhos señaló que el sector empresarial aguardaba que "la OIT brinde su apoyo para encontrar una solución a este caso y Uruguay pueda recuperar el prestigio que en otros tiempos ha tenido en esta organización".

Por último, deseó que "los gobiernos, los trabajadores y los empleadores, y la propia OIT, preserven en espíritu del tripartismo en sus acciones, en sus políticas, en los discursos, pero sobre todo en la práctica".




Comentarios